Sólo otro blog infame


Menú


¡Aprende más!

Una de las grandes desgracias (y que a mi juicio es la causa de varios de los muchos problemas de la actualidad) de nuestra sociedad es que (aún sin decirlo abiertamente) se desprecia el conocimiento, despreciamos el aprender por aprender y también a la gente que se atreve a hacerlo. Es peor ser el empollón que el macarra de la clase. Es peor ir en el Metro leyendo un libro de una biblioteca municipal que escuchando reggaeton en un iPod Touch o directamente en el móvil. Siempre ha sido así (bueno, lo del iPod Touch y los móviles no, eso es relativamente nuevo).

El formato de vida habitual es más o menos el siguiente, aprender un poco de todo hasta los 18 años (si no abandonas antes), aprender un poco más de algo muy concreto durante otros 5 o 10 años (si no abandonas antes) y luego dejarse llevar con lo que ya se sabe, aunque por el camino se quiera optar a caros titulos que aseguran que sabes muchísimo de algo extremadamente concreto. O tratar de aprender idiomas, algo que sí que está socialmente bien visto, da igual que luego no tengas nada que decir si eres capaz de tratar de decirlo en Alemán e Italiano.

Me siento bastante afortunado con que mi profesión sea una de las que requiere renovación constante, me gusta que desde que salí de la universidad hayan brotado tantas nuevas tecnologías de las que tengo que ponerme al día que no sé ni por donde empezar. Hay a quien eso le da miedo, a mí me parece un reto formidable, un desafío intelectual que me obliga a mejorar y a saber que siempre hay nuevas posibilidades por contemplar; que se puede aprender más y más y nunca llegar a dominar ni un 1% de tu área de conocimiento. ¿Frustrante?, un poco, pero divertido.

Los parásitos del conocimiento

El problema llega cuando te topas con gente que está plenamente satisfecha con lo que saben de todo (aunque encima no sepan una mierda de nada). Hay varios niveles dependiendo de donde se abandona el hábito de aprender. Están los que dejaron el colegio a los 14 años y desde entonces no han vuelto a abrir un libro ni a poner en Google algo distinto de “bajar chiki chiki gratis para el movil Nokia” y creen que no necesitan saber más. Pero también los teóricamente cultos que terminaron su carrera y salieron creyendo que eran los masters del universo, estos últimos son los típicos que les dices “tenemos que programar esto en C# para que haga tal” y te contestan “esto en Java se haría en cinco minutos, a mí pregúntame de Java” y que valoran los teléfonos móviles en base a los megapixels de la cámara.

Y con conocimiento no quiero referirme exclusivamente al conocimiento académico, lo he usado sólo a modo de ejemplo. Lo que quiero es referirme al conocimiento en general, a lo sano que (a mi juicio) es preguntarse qué más cosas hay por ahí, a la inquietud, a tratar de explorar, tanto hacia delante como hacia atrás y redescubrir si lo que nos contaron en el colegio era verdad y por qué lo era (o no). Cambiar la curiosidad por saber a quien se cepilla la vecina por la curiosidad de saber de que están fabricados (y como es que funcionan) los colchones Tempur donde lo hace.

El grueso poblacional de la elite intelectual, es decir, los oficinistas, da más valor a un powerpoint de hechos curiosos en Comic Sans rosa sobre fondo verde que reza “En el coito canino cada empujón del macho fecunda un ovulo de la hembra” que a cualquier entrada de la Wikipedia porque “no me fio, ¿no es ahí donde lo puede cambiar cualquiera?” y son los mismos que luego se quejan de que en la tele no ponen documentales en prime time.

El placer de saber

Ojo, que nadie se lleve a engaño, yo soy un tipo extremadamente práctico, iletrado y más simple que un punto de Rotring. Para mí la felicidad más absoluta está más cerca de levantarme antes del amanecer un día festivo para salir a hacer fotos a la Gran Vía y luego tomarme un batido de cacao caliente y volverme a la cama a dormir hasta el medio día; que de ganar un premio Nobel al señor más culto del planeta y luego ir al Saber y Ganar a contarlo.

Lo que digo es que todo es compatible, que se puede disfrutar de las pequeñas cosas y a la vez preocuparse de cuando en cuando motu proprio por todas las cosas que no conocemos y todas esas preguntas que podemos llegar a conocer y disfrutar una vez las entendemos. Que no dejemos de aprender por el simple hecho de que no nos obligue la necesidad.

# Idas de pinza,Pataletas, Thursday, 3 de April de 2008 a las 20:22

35 comentarios, debe haberse caído Twitter o algo

  1. La gracia es que todos esos que desprecian a los que les gusta saber luego en su día a día usan las miles de comodidades que nosotros, los «tontitos», hemos venido inventando para ellos. El día en que nos rebelemos y fundemos una sociedad de sabios y nos llevemos toda la iniciativa del planeta ya llorarán, ya.

    Vale, este también es para ver el mensajico :P

    # Harad 3 de April de 2008 a las 20:50

  2. Dios mío, que apenas me defiendo en C y PHP, no me metas tanto miedo, canalla.
    Pero es predecible lo que te van a decir los siguientes, por aquí pocos canis hay y todos somos relativamente cultos.

    Así que me uno a ellos y… “joé, Hugo, tienes razón”.

    # ElGekoNegro 3 de April de 2008 a las 21:39

  3. Perdona que te diga, pero culto eres un rato largo. Poca gente habría empleado con corrección el latinismo motu proprio.

    Lo que dices, pues coincido en parte. Es cierto que sin interesarnos por algo, la vida no tiene chispa, pero todos tenemos curiosidad por algo, aunque se trate de zoquetes que no saben la tabla del 9. Desde el cani que tiene el cajón lleno de revistas sobre tunning, hasta la maruja que se compra el Pronto, Lecturas, Hola, Diez Minutos… Y no creo que nos corresponda a ninguno decidir si un saber vale más que otro.

    # auster 3 de April de 2008 a las 21:56

  4. Una vez cinco amigas mías intentaron “rebobinar un DVD”. No viene mucho a cuento, pero es que me parece el colmo de la pereza intelectual. Lo arrancaron en la última pista, le dieron “para atrás” con el botón de retroceso hasta la primera pista, y se quedaron tan contentas. “Hala, ya está rebobinado”.

    Joé, Hugo, tienes razón.

    # Ana 3 de April de 2008 a las 22:04

  5. Pues yo soy de una carrera de ayudar a actualizar el conocimiento de los profesionales y potenciar el aprendizaje continuo (pedagogía). x_D

    El problema es que mucha gente sale de la carrera pensando que en ella le han enseñado todo lo que debían saber para ejercer su profesión (como si fuera una especie de gremio estático), cuando en realidad lo que te enseñan es lo más básico, lo esencial, para que a lo largo de tu vida laboral vayas ampliando conocimiento, actualizándote, especializándote y mejorando.

    Otro gran problema es que la televisión, combinada con nuestra perezosa actitud, nos da demasiado entretenimiento para llegar a tener alguna inquietud intelectual lo suficientemente fuerte para sentir curiosidad o una imperiosa necesidad de informarnos sobre algún tema en concreto.
    Es difícil pensar cuando la caja tonta nos absorbe.

    # Jill 3 de April de 2008 a las 22:39

  6. Quisiera aprovechar este foro público que es tu página para criticar a los informáticos. Se creen a menudo que tienen una profesión enormemente exigente que exige renovación constante, pero eso ocurre también entre:
    Abogados (y jueces y notarios y fiscales). En España gusta más cambiar las leyes que cumplirlas.
    Mecánicos. Dile a un ñapas de hace diez años que arregle un modelo híbrido actual.
    Electricistas, fontaneros, albañiles. Los materiales evolucionan tanto que ni nos damos cuenta. Si no eres bueno con las últimas tecnologías en materiales no eres nadie y te morirás de asco.
    Profesores. Aunque sólo fuera por las absurdas reformas educativas, tienen que actualizar conocimientos día tras día.
    Peluqueros, esteticienes, depiladores. Corta ahora el pelo como en los años ochenta y ve preparando los papeles del INEM.
    Médicos. Enfermeras. Dentistas. Intenta colocar un marcapasos de hace veinte años u operar de cáncer como se hacía en los años ochenta.

    En general en todas las profesiones se exige una continua renovación. La informática es una más de tantas en la que también se puede sobrevivir cerrándose a lo nuevo (trabajo para los de COBOL no falta) o intentar estar al día.

    # marmolillo 3 de April de 2008 a las 23:03

  7. coincido con tu vision, yo tengo la suerte de tener un grupo de amigos a los que nos gusta la cultura, el saber por el saber, y cada dia que pasa me doy mas cuenta de la suerte que tengo.

    P.D.si no lo habiais notado soy nuevo, me apena haber llegado en tan mal momento

    # Dan 3 de April de 2008 a las 23:30

  8. PLAS PLAS PLAS!!!

    # Ruby 3 de April de 2008 a las 23:33

  9. Y que lo digas. Yo he sido una persona curiosa toda mi vida. He leído sobre un huevo de cosas que me interesaban a una edad a la que no se suponía debían interesarme (y no me refiero al sexo, malpensados), hasta el punto de que mis amigos me llamaban “enciclopedia”. Y no es que vaya de sabiondo ni mucho menos, es que ellos no se preocupan por prender nada más que lo estrictamente necesario.

    Sin ir más lejos, el tiempo que estuve sin trabajar tras presentar el PFC me tragué unos documentales cojonudos del CERN y una serie de la BBC llamada “El Universo elegante” (muy recomendable si os mola la física y la astrofísica).

    # El Duque 3 de April de 2008 a las 23:39

  10. Aprender es un verdadero placer.
    Ayudar a aprender da más placer aún.

    Y descubrir que aprendes de quien ayudas a aprender es sublime. Sobre todo si es de un niño.

    # Patri 4 de April de 2008 a las 07:54

  11. Estaría genial ser así y no parar de aprender cosas durante toda la vida, pero la vagancia y la perece nos suele vencer en esa batalla.

    # pitote 4 de April de 2008 a las 09:55

  12. Iba a hacer un comentario largo, pero todo lo que iba a poner ya lo han comentado tanto auster como marmolillo. Así que estoy muy de acuerdo con ellos.

    # Alexliam 4 de April de 2008 a las 10:46

  13. Yo estudie ingenieria de caminos (y canales, y puertos), en la escuela de la UPM, plan de estudios del 66 (siendo de la promocion 2006), y lo mas novedoso de la carrera era que estudiabamos un poco de programacion (en FORTRAN 77!!!). Como veras, lo de “renovarse o morir” no se aplica a esto. Ahora, como tu dices, trabajo, especializado en un area tan pequeña de mi carrera que probablmente no le dedicamos mas de 3 clases de los 6 años de carrera. Pero yo tambien soy fan de la renovacion de conocimientos constante, asi que despues de la carrera me he dedicado a estudiar todo tipo de cosas insospechadas, desde instrumentos musicales del renacimiento, hasta PHP.

    Tienes toda la razon en tu post, y me ha llegado particularmente la gente que busca en google “bajar chiki chiki gratis para el movil nokia”. Me parece que eso describe a mucha gente, y esa gente me jode enormemente. Me duele en el alma que haya gente asi y vayan por la vida tan felices, sin pisparse de lo tristes que son.

    Amigo Hugo, me alucina que a veces digas tan claramente en un post exactamente lo que pienso yo. Incluso siendo opiniones bastante “politicamente incorrectas”, me gusta que digas las cosas asi, sin tapujos. A veces pienso si soy yo el que ha escrito tu post, porque lo que leo es exactamente lo que yo habria escrito*. Cada dia me gusta mas este blog.

    ———————————
    * Seria exactamente, si mi teclado no fuera Suizo-aleman-frances y pudiera poner los putos acentos sin dedicarle media hora a cada letra.

    # Aloisius 4 de April de 2008 a las 12:35

  14. Aloisius, con todos mis respetos, decir “sin pisparse de lo tristes que son” me parece tremendamente elitista.

    Ese es el problema de la gente estudiosa, que siempre se cree que va un escalón por encima de los que no lo hacen y se equivocan tremendamente si piensan que estas personas son tristes o llevan vidas tristes.

    Probablemente sean más felices que los que se las dan de estudiar mucho y lleven una vida incluso más plena.

    # Alexliam 4 de April de 2008 a las 12:40

  15. Alexliam, no pretendo ser elitista, ni considero que “tener estudios” sea nada para vanagloriarse. Como digo en mi post, yo me he pasado 7 años perdidos como un gilipollas estudiando caminos, para que me den un papelito, que me permita trabajar, aplicando un 0,001% de lo que he aprendido en esos 7 años. Lo de los titulos, me da igual, es un paripe (en mi humilde opinion).

    Lo que es triste, no es ser ignorante, es no querer ver mas alla, no tener interes por aprender cosas nuevas. Me resulta triste la gente que prefiere quedarse en su pueblo saliendo con los amigos a irse de viaje y ver mundo. Me resulta triste esa especie de conservadurismo de “para que voy a aprender ingles, mis padres no hablan ingles y mira que bien les va”. Me resulta triste el “yo paso de eso” general, sobre todo lo nuevo.

    El buscar en google lo del chiki chiki es solo un sintoma, de gente que no se molesta en aprender un poco como funciona algo, si el se apaña con eso, pues para que pensar mas. No me jode la ignorancia, me jode el amor a la ignorancia, en plan “Virgencita, que me quede como estoy”.

    El haber estudiado no tiene nada que ver, de hecho, el haber estudiado una carrera como la que he hecho, en el fondo de mi corazoncito, me resulta de cobardes. Yo probablemente seria mas feliz si en vez de estudiar esa carrera, me hubiera dedicado a la musica, por ejemplo. Pero soy mas cobarde, y deje la musica para el ocio, estudiando una carrera, para asegurarme que tendria dinerito para vivir relajado. Tengo muchos amigos que no han estudiado una carrera, pero no por ello quieren ser ignorantes, mas bien, todo lo contrario.

    No me parece nada mal el que alguien prefiera ser carpintero a ingeniero aeronautico, si es la carpinteria lo que le va. Si quiere ser un magnifico carpintero, buscando mejorar lo que hace, cojonudo. Me jode la gente gris, que, bueno, es carpintero, y hace las cosas mal y pronto, porque lo que quiere es irse a casa a tomar una birra, viendo la tele.

    Y no digo que esa gente gris lleve una vida triste. Probablemente sea muy feliz con la birra, viendo el futbol. Pero a mi me da tristeza.

    # Aloisius 4 de April de 2008 a las 16:11

  16. Pero hay que tener en cuenta que por desgracia hay gente que no puede o no tiene manera de hacer más de lo que puede hacer.

    Es muy bonito lo que dices, y en parte te doy la razón, pero por desgracia vivimos en un mundo y un país donde sólo unos pocos tienen realmente las opciones de dedicar un poquito de su tiempo libre a “aprender más”.

    # Alexliam 4 de April de 2008 a las 16:15

  17. Alexliam, pienso que todo el mundo tiene posibilidades para aprender mas. Solo que mucha gente sencillamente no quiere.

    Ejemplo B:
    Mi abuela, de un pueblo pobre de zamora, huerfana de padre. No aprendio a leer ni a escribir hasta la edad adulta. Se partio el culo a trabajar en Madrid, como dependienta en una tienda. Siempre quiso aprender cosas nuevas. Desde que aprendio a leer (con mucho esfuerzo), ha leido mas libros de los que caben en su casa. Le encanta leer de todo, desde novela romantica hasta ensayo filosofico. Tiene 86 añitos, y sigue leyendo como la que mas. Y cuando le hablas de algo que no sabe, siempre quiere aprender.

    Cualquiera que tenga ganas de aprender, puede. No hace falta ni dinero ni nada. Es una actitud ante la vida, simplemente. En mi humilde opinion.

    # Aloisius 4 de April de 2008 a las 16:29

  18. Yo discrepo, creo que la situación en la que te críes y te desarrolles como persona tiene mucho que ver en ese sentido. En mi opinión no todos tenemos las mismas oportunidades.

    # Alexliam 4 de April de 2008 a las 16:31

  19. Ya pasando al terreno foro-blog-messenger, contesto.
    Claro que no todos tenemos las mismas oportunidades. Pero todos tenemos alguna oportunidad, unos mas y otros menos, pero todo el que quiera, puede. Y en mi experiencia, cuantas mas oportunidades, menos interes.

    # Aloisius 4 de April de 2008 a las 16:39

  20. Yo también estoy más en la línea de auster… y eso que yo era la empollona de la clase, y me pasaba los 30 minutos de patio leyendo (incluso cuando tocaba el timbre y hacíamos cola esperando a que abrieran la clase), lo cual no me hizo ganar muchos amigos (mi asocialidad viene de lejos :P) porque en eso tienes razón, aquí el que estudia es el tonto.

    Como Jill, creo que en la universidad no te enseñan más que conocimientos básicos, sólo que especializados. Creo que cuando realmente se empieza a aprender es al empezar a trabajar, a encontrarte los problemas del mundo real, donde ves que no tienen nada que ver con los problemas que resolvías en clase :P

    Creo que es triste no ilusionarse con nada, pero las ilusiones de alguien, por muy alejadas que estén de las tuyas, no son tristes… para él ;)

    La versión 1.0 de la anécdota de Ana (qué buena! xDD) me sucedió en el instituto, una profe mandó a unos poner un vídeo y como no acababan de hacerlo funcionar, les dijo: “a lo mejor es por la otra cara, dadle la vuelta a la cinta” (era un VHS :P).

    salu2

    # Lady Madonna 4 de April de 2008 a las 16:51

  21. sólo unos pocos tienen realmente las opciones de dedicar un poquito de su tiempo libre a “aprender más”

    Alexliam, la opción la tenemos el 99% de las personas, el tema aquí es si prefieres dedicar el tiempo a una cosa u otra, si prefieres ver la tele o descubrir como funciona el aparato por dentro. Y así con todo.

    # Hugo 4 de April de 2008 a las 17:20

  22. Sólo sé que no sé nada.

    # Juankiblog 4 de April de 2008 a las 22:48

  23. Yo pensé que nunca escribirías cosas inteligentes de verdad, me equivoqué :-D

    Yo sinceramente pienso igual que tu. En clase, siempre digo que yo hasta los 28 me gustaría estudiar, supongo que a los 25 empezaré a currar de verdad, pero me gustaría seguir estudiando…

    Cada año, con mi nueva agenda, apunto una frase que ilustra, creo, muy bien lo que piensas, la frase:

    Ejercitate en la búsqueda de las razones de las cosas mientras eres joven, eso que el vulgo considera palabrería inútil. De lo contrario la verdad se te escapará de las manos.(Platón)

    Un saludo!

    Nova

    # Nova 4 de April de 2008 a las 23:34

  24. Hugo, yo sigo en mis trece, eso que dices del 99% es lo que pensamos los que realmente tenemos oportunidades.

    # Alexliam 5 de April de 2008 a las 13:39

  25. Me voy a meter donde no me llaman, pero estoy de acuerdo con Hugo. La mayoría de la gente que conozco usa su conexión a Internet para ver vídeos chorra en el YouTube y hablar por el Messenger. Y yo el primer día que pillé una línea decente me pasé las horas muertas volando por Google Earth y quemando el botón de artículo aleatorio de la Wikipedia.

    Creo que que quiere puede. Y si no tiene Internet o libros en casa se va a la biblioteca…

    # Pau 5 de April de 2008 a las 13:54

  26. Pau, eso díselo a uno que se levanta a las cinco de la mañana para irse a trabajar de repartidor de pan o a un albañil que se pasa ocho horas al sol, a ver cuantas ganas tiene de leer artículos aleatorios de la wikipedia cuando por fin llega a casa.

    # Alexliam 5 de April de 2008 a las 13:55

  27. Depende, ¿el albañil cuando llega a casa se pone a ver “Escenas de matrimonio” o prefiere leer libros en ese tiempo?

    # Pau 5 de April de 2008 a las 14:52

  28. Supongo que prefiere algo que no le obligue a hacer un esfuerzo mayor y que al menos le haga esbozar una sonrisa fácil.

    # Alexliam 5 de April de 2008 a las 14:53

  29. Eso es precisamente lo que se critica, Alexliam.

    # Harad 5 de April de 2008 a las 15:33

  30. Si, pero es que sigo pensando que no se puede criticar a alguien por llegar a su casa cansado y que no se ponga a leerse “Los pilares de la tierra” o lo que sea.

    # Alexliam 5 de April de 2008 a las 15:35

  31. Alexliam, siento tener que discrepar (por primera vez) contigo. Mi padre es un claro ejemplo de lo que describes. Fue un niño que se crió al borde de la miseria, allá en los años 50. No acabó la educación primaria, ya que tuvo que empezar a trabajar siendo aún niño. A los veintipocos años tuvo a su primer hijo (como se hacía antes), y desde entonces se levanta a las 6 de la mañana, y vuelve a las 8 de la tarde a casa, en un curro de esos que cuando hace calor se cuece, y cuando hace frío, se le congelan hasta los cataplines. También trabajó tanto de repartidor de pan como de albañil. Y aún así, cuando llega a casa, se lee novelas históricas, revistas científicas y postea en un blog, bastante infumable por cierto, en el que comparte sus visiones de diversos temas como política o ciencia. Se lee en un mes lo que se leen los españoles de media en un año. Sabe de historia, de biología, de electrónica (con las limitaciones de alguien que no pudo llevar a cabo los estudios básicos). Por su cumpleaños, le regalamos 5 libros, pero de los gorditos (todos infumables también). Y no libros tipo “El Alquimista”, o “El niño del pijama de rayas” (esos son lo que leo yo), sino libros de estos que la librera tiene que ir a buscar en la última estantería de la tienda.

    Con esto, lo que quiero decir es que se puede ser un currante, con una infancia muy pobre, huérfano, y con todas las papeletas para ser un zoquete, y aún así ser una persona culta, con afán de aprender y conocimientos suficientes para debatir con cualquier universitario de esos que se creen ejemplos del éxito de la especie humana.

    Eso sí, tengo que decir en tu favor, que para llegar a casa después de currar como un cabrón y comerte La Ilíada por puro placer, hay que ser muy especial, y sé que mi padre es un caso entre un millón.

    Yo soy lo más selecto de su material espermático, y cuando llego a casa por las noches sólo tengo ganas de ver Fama! A bailar en Youtube.

    Y a buenas horas me pongo yo a comentar en este post, después de 30 comentarios, un sábado por la noche.

    # Ana 6 de April de 2008 a las 00:00

  32. Posiblemente uno de los textos con más razón que he leido jamás.

    Enhorabuena, sencillamente genial :)

    # WhisKiTo 6 de April de 2008 a las 04:11

  33. Alexliam tiene más razón que un santo, y a todo el que defiende la cultura y tal y cual, que se ponga a leer la Divina Comedia. Panda de pedantes.

    # auster 6 de April de 2008 a las 12:01

  34. Ana, yo también conozco personas así, mi madre sin ir más lejos. Sin embargo sigo diciendo que esa es la excepción que confirma la regla.

    No tengo más argumentos para aportar y no me quiero repetir en todo lo que he dicho en otros comentarios, así que creo que por mi parte lo dejo aquí.

    # Alexliam 6 de April de 2008 a las 13:10

  35. Alexliam, no te había entendido bien, pensaba que decías que sólo la gente que tiene unos estudios tiene afán por aprender. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Un beso.

    # Ana 6 de April de 2008 a las 22:37