Sólo otro blog infame


Menú


¿Cómo se distribuye una beta de una App para iPhone?

Puede que la peor cosa del iPhone (o iPod Touch, lo digo una vez y no más) sea todo lo referido a la iTunes Store. Es decir, que Apple mantiene control absoluto sobre todo lo que se instala en un iPhone que no haya sido “jailbreakeado”, Apple decide que está y que no está en la tienda y, en definitiva, en nuestros móviles.

Esta situación es muy puñetera para los usuarios finales pero también para los desarrolladores que ven como Apple les somete a unas listas de espera para la revisión de sus aplicaciones que en muchos casos es desesperante y parece más un juego de encajar el pie en el zapato de cristal que un ciclo de vida de software. De hecho, ya son algunos los que han puesto el grito en el cielo al respecto de esta política de abuso de poder. El mercado de usuarios de iPhone es muy jugoso porque somos gente que, en principio, no parecemos tener problemas en gastar dinero en algo que nos convence así que Apple aprieta las tuercas cuanto quiere, nadie parece que les vaya a toser.

Total, que una de esas limitaciones (además de las prohibiciones de hablar del mismo proceso de desarrollo y publicación de una App) es la dificultad para los desarrolladores de crear versiones beta o de demostración que sean accesibles a cualquier usuario, especialmente en el caso de las versiones beta. Las versiones en desarrollo de cualquier software requieren poder actualizar el software de forma ágil; ejemplo, un usuario detecta un fallo, lo comunica y en unas horas aparece una nueva versión que corrige ese fallo. Pues bien, pasando por la iTunes Store pasarían dos semanas. Eso por no hablar de que probablemente la aplicación fuera rechazada por contener bugs.

Un caso práctico, Remember The Milk

Hace unas semanas que me apunté como beta tester del servicio de gestión de de tareas Remember The Milk porque me olía que iban a publicar una App para iPhone y ya era usuario de la WebApp (que, recordemos, ganó el Apple Design Award de 2008). Y así ha sido, ya tengo la beta de la App en mi poder. No puedo comentar nada al respecto de ella porque he aceptado un acuerdo que lo impide, pero sí voy a hablar del propio proceso de distribución de una aplicación de forma discreta, es decir, lejos de la iTunes Store y desde el punto de vista del beta tester.

Capturas de la WebApp de Remember The Milk, ganadora del Apple Design Award de 2008

Lo primero que recibí fue un mail de confirmación sobre mi interés en recibir la App (Apple limita este tipo de distribuciones a 100 copias), ese mail me mandó a un formulario donde tuve que cumplimentar algunos datos de mi iPhone e iTunes, fundamentalmente el indentificador del cacharro, la matrícula, vaya.

Tras un par de días recibí el link a una página con toda la información de la nueva App y un enlace para descargar unos archivos, por una lado la última versión de la App (al ser una descarga directa los desarrolladores pueden actualizar al instante) y por otro lado un archivo con extensión “.mobileprovision” que es un XML con la lista de los identificadores de dispositivo autorizados para la distribución Ad hoc y, lógicamente, una firma digital de Apple. Ambos archivos se arrastran a iTunes, se sincroniza el iPhone y listo, la beta en mi móvil sin pasar por la iTunes Store y sus demenciales retrasos.

Firme aquí

De todo esto me ha parecido especialmente curiosa la forma en que se autoriza el uso de la App en los dispositivos, parece que el archivo “.mobileprovision” es el que deja o no instalar la aplicación sin que en ningún momento iTunes coteje la información con los servidores de Apple, con lo que, si se llegase a conseguir la clave de cifrado de dicho archivo se podría distribuir cualquier aplicación lejos de la iTunes Store sin tener que por ello asumir los riesgos de un jailbreak en el terminal.

Mi conclusión, un 10 para la gente de Remember The Milk (estoy deseando que hagan pública la versión final para hacer una review) y pongo mi foco de atención en lo que nos podría deparar en el futuro la manipulación de estos “.mobileprovision”. Espero no equivocarme.

# Blogger Pro,Software, Thursday, 9 de October de 2008 a las 10:00

6 comentarios, imagino que habrá habido una fuga en un penal

  1. Dales dos tardes a los de Apple, no creo que les rían el chiste. Lo gracioso es que sería uno de los servicios por los que merecería la pena pagar y de los que la iTunes Store debería estar orgullosa de tener en cartera, en fins, quien los entienda que los compren.

    # ElGekoNegro 9 de October de 2008 a las 17:07

  2. Hugo, ¿Por qué no pones el permalink del original en vez de un link al artículo directamente?

    # hastrakan 10 de October de 2008 a las 09:40

  3. En vez de un link al blog quería decir.

    # hastrakan 10 de October de 2008 a las 09:41

  4. Sí, seguro que hay una razón y yo también tengo curiosidad por conocerla.

    # auster 10 de October de 2008 a las 16:13

  5. Pues no tenía ni idea. Gracias.

    # chicocerilla 11 de October de 2008 a las 19:46

  6. hastrakan, auster, el motivo es que cuando dejo el post preparado aquí no conozco el permalink que llevará el post en blogoff ya que a veces son editados, así que poniendo el link a la principal me evito tener que editar la entrada dos veces.

    # Hugo 13 de October de 2008 a las 20:34