Sólo otro blog infame


Menú


¿Traeríais al mundo a un bebé con retraso mental?

En ocasiones soy un tipo algo polémico (y me gusta serlo), pero en este, que es un tema extremadamente delicado, no busco enfangarme en argumentos tendenciosos o darle la vuelta a la tortilla a nada, sólo quiero (que no es poco) saber vuestra más sincera opinión respecto al tema, pese a que yo ya comenté que no tengo intención de ser padre.

No se cuan avanzada está la ciencia en estas cosas, pero, suponiendo que se pudiera predecir con una garantía absoluta que el bebé que estáis esperando (entendiendo que formáis parte de una pareja que está intentado tener un niño) nacerá inevitablemente con un retraso mental severo y que se pudiera interrumpir el embarazo sin riesgo para la madre, ¿seguiríais adelante con el embarazo o lo cancelaríais?.

No me refiero tanto al debate sobre el aborto, ni sobre con que tiempo de gestación se puede considerar que es ya un bebé y todo eso, sino al hecho en sí de descartar a un futuro hijo por saber que, hablando claro, nos va a salir tonto y preferimos ir corriendo a la cama a encargar uno libre de defectos de fabricación.

# Idas de pinza, Monday, 17 de November de 2008 a las 18:39

53 comentarios, frikis sueltos

  1. Alberto yo no veo la intolerancia en el caso de rafaware, en todo caso ¿intolerancia al aborto? perdona si te digo que es lo mas estupido que he oido.
    Estas comparando la oposicion al aborto con una especie de racismo pero no se si te das cuenta que es al contrario y que matar subnormales es justamente lo que hizo Hitler, estos no encajaban en su sociedad perfecta como un hijo deficiente no encaja en vuestra vida perfecta ¿la solucion mas facil?: eliminar la molestia.

    # Nine 19 de November de 2008 a las 21:16

  2. Hola a todos:

    Sinceramente me da lástima leer muchos de los comentarios que he leido en este blog, y diciendo esto no pretendo criticar a nadie. Pero lo que sí que me gustaría que quedase claro es que en una discusión de este calibre las opiniones personales pierden todo su valor a la hora de decantarse por uno u otra posición. Y más aún cuando estamos hablando de una cuestión de vida o muerte. Sólo una decisión de las dos posibles será acertada, y la otra equivocada. No hay termino medio cuando lo que se está decidiendo es dejar vivir a una persona o matarla antes de que tan siquiera pueda ver la luz del sol.

    Y dicho esto, me gustaría preguntaros: ¿Quiénes os habéis creido que sois para poder decidir sobre la vida de otra persona? ¿Acaso creéis que tenéis la potestad para matar o dejar vivir? ¿Qué clase de autoridad tenéis para juzgar el VALOR DE LA VIDA? Quizá la vida de ese pobre niño retrasado valga más que la de algún ciudadano acomodado sin ningún valor ni principio, pero no seré yo quien pueda juzgar eso. Ni vosotros tampoco. No tenéis ningún derecho a decidir sobre la vida o la muerte de ningún ser humano que habite en esta tierra, y vergüenza me daría plantearme esta misma cuestión sobre mi propio hijo.

    El que no quiera un hijo con deficiencias de ningún tipo, que no lo intente engendrar. El que quiera un hijo, que asuma los riesgos. Pero si quieres un hijo, lo quieres hasta la última consecuencia.

    Como comenté antes, sólo una decisión es la correcta. El que quiera cargar un muerto sobre su conciencia, que lo haga y siga con su cómoda vida a la que no es capaz de renunciar más que por su propio egoismo. Adelante, por eso nos dieron la libertad, para poder hacer lo que quisiéramos, esté bien o mal.

    A la respuesta de la pregunta, yo lo tendría. Y si la madre no lo quiere que me lo de a mí, que yo me haré cargo de él el resto de su vida. Por algo soy su padre. Y si la madre no quiere compartir su vida conmigo y mi hijo, lo entenderé (que no compartiré), puede marcharse y rehacer su vida. Entiendo que todos somos humanos y no somos perfectos, y es fácil dejarse llevar por el camino que nos resulte más sencillo, que no tiene porque ser el correcto.

    Por favor, pensad en lo que decís antes de robarle la vida a tu propio hijo.

    Un saludo a todos.

    # José Luis Herrero 23 de November de 2008 a las 02:54

  3. Yo siempre había sido defensor del derecho al aborto, y especialmente en casos como éste. Pensaba que dos personas jóvenes no tienen por qué hipotecarse de por vida ante un hijo con una enfermedad congénita, si tienen tiempo por delante para volver a intentarlo.

    La cosa cambió hace muy poco, cuando mi novia se quedó embarazada y le hicieron la primera ecografía, la de los 3 meses. Ver esa pequeña cosa ahí dentro, ver cómo se movía y como incluso respondía a los estímulos, fue, a día de hoy, la experiencia más impactante de mi vida hasta el momento (y no he tenido una vida aburrida precisamente!).

    No sé qué clase de instintos se me despertaron, pero ahora sólo quiero que nazca, que viva, de una forma totalmente irracional. Que nazca sana (será una niña), pero ante todo que nazca. Y todo lo demás (que tenga salud, que sea inteligente, bonita…) será un regalo. Es difícil de explicar, pero me ha cambiado los esquemas completamente.

    # David 28 de January de 2009 a las 03:24