Sólo otro blog infame


Menú


El lento retorno hacia la cara de nada

Sonreír es una de esas cosas que inconscientemente se hacen para los que nos rodean, cuando uno está solo o entre desconocidos no suele sonreír. No es un rostro sonriente pero tampoco es triste, es simplemente “cara de nada”.

Ayer iba en autobús mirando a dos chicos que se despedían dentro, llegaba la parada de uno de los dos y pasó lo típico, “ciao tío, cuídate” y todo esto esbozando una sonrisa. El caso es que me quedé observando al que se quedaba en el bus y pude ver como su expresión pasaba lentamente de la sonrisa con la que acababa de hablar a su amigo hacia la dichosa cara de nada. Fueron como tres segundos en los que contemplé perfectamente como se relajaba toda la musculatura facial del tío quedando con cara de gilipollas y como sus ojos se quedaban mirando a un punto fijo como un zombie más hasta llegar al estado final.

Hasta aquí todo normal, pero lo bueno es cuando sientes que es tu propia cara la que pasa de sonreír a alguien hacia esa mierda de expresión vacía. Siempre que me lo noto busco con los ojos las miradas del resto de gente desconocida que tengo cerca para que no se me quede la cara de pringado pero nunca lo consigo, siempre hay alguien que te mira como diciendo “hace un momento estabas guay con tu coleguita, eh, pues ahora te jodes, ya estas solo como la mierda, igual que el resto de nosotros”.

# Idas de pinza, Thursday, 2 de August de 2007 a las 20:15

7 comentarios, se reproducen por esporas

  1. Yo cuando me despido de alguién en el autobus, me despido con una pequeña mueca y luego me meto un palillo en la boca mirando a la gente al más puro estilo Harry “El Sucio” Callahan y si observo que hay alguién que me mira pensando que “ahora te jodes, ya estás sólo como la mierda, igual que el resto de nosotros”, le agarro de la pechera y lo reviento contra la ventana.

    # Garlic 2 de August de 2007 a las 23:14

  2. 10/10, esto es un post y lo demas son tonterias.

    Habia pensado en ello mas de una vez, pero jamas se me ocurrio hacer un post. En cosas como esta se nota quien es Master y quien Aprendiz.

    # Alexliam 2 de August de 2007 a las 23:17

  3. Oh, no me debes nada, Alexliam.

    # Master 3 de August de 2007 a las 00:10

  4. No se porque pero sabia quien serias, Master.

    # Alexliam 3 de August de 2007 a las 00:11

  5. No creo que esa cara sea de “estás solo”. Es posible que te ataque un sentimiento de soledad y te des cuenta de lo fugaces que son las relaciones sociales. Pero cuando alguien se despide de mi, si no la aguanto, estoy de lo más contento de habérmela sacado de encima. Y si la aprecio, entonces me quedo pensando de lo que hemos hablado, y de cuándo nos vamos a volver a ver, para hacer qué. A pesar de que se te queda cara de poker, es simplemente porque las emociones pasan a ir sólo por dentro.
    El retorno a la cara de nada, es el retorno a tu mundo interior, y ahí puedes sentirte solitario o no. Y que los demás piensen lo que les salga de los mismísimos…

    # Sirventés 3 de August de 2007 a las 16:56

  6. Pedazo de reflexión filosófico-periodística… Muy bueno, jaja.

    # porfineslunes 14 de August de 2007 a las 00:13

  7. Pues yo tambien sonrio cuando estoy sola, cuando recuerdo algo gracioso ( o no tan gracioso) que me ha pasado, pero tambien hablo conmigo misma y lo mejor es que me contesto y todo ( creo que no debo estar muy bien de la cabeza ) me acabo de dar cuenta al escribir esto. Se me acaba de poner cara de nada…….

    # Arantxa 1 de September de 2010 a las 20:38