Sólo otro blog infame


Menú


En ocasiones veo… al enano de Twin Peaks

Antes de nada quiero dejar claro que no consumo drogas, en ese sentido soy un friki de lo más sano. Y también debo aclarar que lo que voy a contar es rigurosamente cierto de principio a fin, no como esas anécdotas tan graciosas, sorprendentes e inverosímiles que tienen todos los invitados de Noche Hache o de La Noche con Fuentes.

Michael J. Anderson, el enano de Twin Peaks

Primer encuentro

Tengo por costumbre bajar la basura y a mi Nintendog, perdón, quiero decir a mi perrita a dar el último paseo del día a eso de las once de la noche.

La cuestión es que, hace ya unos meses, estaban de obras en mi calle y se cargaron el alumbrado de las farolas. Es una sensación bastante extraña caminar por una calle sin luz, se ve realmente poco, es como estar en un pueblo. Pero dura poco porque en cuanto pasa un coche te pega un fogonazo en toda la cara y te recuerda que estás en la cloaca de la civilización.

Total, que estaba yo parado en medio de la acera mientras mi perra olisqueaba el parachoques meado de un coche cuando de entre las sombras apareció un hombre enano, concretamente el enano de Twin Peaks.

La misma cara y, lo más inquietante de todo, la misma chaqueta roja. ¿Cuál es la probabilidad de encontrarse con un enano? (me niego a decir “persona bajita”) y ¿cuál es la probabilidad de encontrarse con alguien que lleve una americana roja? (y que no sea Leonardo Dantés ni un aparcacoches de hotel). Es tan difícil como que te toque la lotería.

Pero cuando aún estaba tratando de encajar lo que veían mis ojos el enano volvió a desaparecer fuera de mi alcance en la oscuridad de la noche. Volví a casa y me fuí a sobar convencido de que había sido una alucinación probablemente provocada por la falta de luz en las calles, como esas ratas de laboratorio a las que les hacen mil putadas para ver como se comportan.

Segundo encuentro

Y el tiempo pasó, el alumbrado se restableció y me olvidé de lo que había visto hasta que otra noche me lo volví a encontrar. Yo estaba en cuclillas recogiendo la deposición de mi cánido cuando retiré la vista del excremento para otear el horizonte (como el típico que se agacha a recoger los papeles que se le han caído a una bella modelo en la oficina, se miran a los ojos, se enamoran, etc.) y allí le encontré de nuevo.

Por suerte tengo bastante buena vista y pude verle bien durante un rato. Era increíble, incluso con buena luz se veía que era el enano de Twin Peaks. Con sus mismas dimensiones, su misma cara y sobre todo su chaqueta roja. Sólo le faltaba bailar al revés.

Pero de pronto el enano empezó a acelerar su marcha y se puso a correr, debía tener prisa así que le fui siguiendo con la mirada y descubrí que llevaba ese ritmo porque perdía el autobús (el último antes de las líneas nocturnas), en ese momento se fastidió todo el glamour. Uno espera que el enano de Twin Peaks se pierda tras doblar una esquina, entrando en un portal misterioso o abducido por una nave alienigena pero verle meterse en un autobús y sacar el abono transportes destroza el carisma de cualquiera.

¿Qué puedo hacer?

Desde entonces le he visto un par de veces más, para no mentir debo reconocer que en una de estas dos ocasiones llevaba una camisa blanca floreada en lugar de su chaqueta, pero bueno, imagino que la tendría en el tinte.

Lo que sí estoy seguro es de que le voy a volver a ver (cada noche antes de entrar en mi portal doy un último vistazo por si estuviera por ahí), primero pensé que podría apostarme con mi cámara mi en la terraza con el objetivo en 360mm y sacarle cuatro fotos a lo paparazzi sniper. Pero, como ya he dicho alguna vez en el blog, me jode mucho cuando sacan a alguien en la tele sin su consentimiento y no voy a ser yo tan cabrón de hacerle lo mismo a este tío, al menos de momento.

Con lo que la próxima vez que le vea tendría que pedirle un autógrafo o hacerme una foto con él, pero claro, no voy a bajar todas las noches cámara en mano. Soy friki, pero no tanto. Tal vez aceptase escribir en el blog. Tal vez.

Por cierto, el auténtico enano de Twin Peaks era Michael J. Anderson.

# Idas de pinza, Friday, 25 de August de 2006 a las 22:06

10 comentarios, nada, la gente tiene mucho tiempo libre

  1. Fantástica historia. Desde el título hasta la n de Anderson.

    # marmolillo 25 de August de 2006 a las 22:29

  2. Has visto la pelí “I Love hukabees”, o en castellano “asombrosas coincidencias”?, sobre un hombre que se encuentra a un personaje varias veces, con unas casualidades similares a las que escribes, y decide buscar una agencia de detectives existenciales para que le encuentren una razón de ser… buena película, vale la pena.

    # el forastero 26 de August de 2006 a las 01:07

  3. Pues no la conocía el forastero pero ahora mismo la he puesto en descarga, gracias por la recomendación.

    Por si alguien más la quiere bajar el título exacto es Extrañas coincidencias.

    # Hugo 26 de August de 2006 a las 01:19

  4. “I Love hukabees”

    Madre mía, había leído “I like Bukkake“. Estoy enfermo.

    # Mr Heston 26 de August de 2006 a las 05:44

  5. Joder, el enano de Twin Peaks, hace unos años soñaba cada noche con el, mas bien eran pesadillas, por que no he visto nada en mi vida que me diera mas mal royo que el enano de Twin Peaks.

    No es para nada coña, me atormenta este tipo, y despues de leer tu post tengo miedo de recaer otra vez en mis pesadillas.

    # Alexliam 26 de August de 2006 a las 09:43

  6. A mí no me dan miedo las pesadillas, a mí me da miedo Hugo ¬¬

    # Tronfi 26 de August de 2006 a las 13:17

  7. Jajajajaja!! No tenia ni idea de quien era ese tipo, pero en cuanto he acabado de leer la entrada he buscado en Youtube. Que es eso!!?? Los enanos Ompa Lompa (no los de Tim Burton) eran simpaticones, ademas se veia que habian buscado a un monton de enanos y los pintaron igual (en la ultima peli estaba claro que era un copiar y pegar…que triste).
    Pero este tio, no se, haciendo este papel da… no sabria expresarlo.
    Lo mas hubiese sido viendolo correr detras del autobus pero con ese ritmo (o lo que sea) de sus chasquidos y con esos pasos tan hortopedicos y con esa musiquita de fondo xDD

    # Flup 26 de August de 2006 a las 19:08

  8. Que gran personaje el enano. Y que miedo da el cabrito.

    # Jean Bedel 27 de August de 2006 a las 11:21

  9. Sobre el “enano” que aparece en Charlie y la fábrica de chocolate (Deep Roy) quería apuntar una cosilla, es cierto que choca un poco que sea el mismo actor clonado una y mil veces, sin embargo, siendo una película de Tim Burton quizá no choque tanto.

    Tim Burton es un director de costumbres y suele repetir en distintas películas con miembros de su equipo, famosas son sus colaboraciones con Danny Elfman o Johnny Depp

    Este mismo actor aparece en “La novia cadáver”, “El planeta de los simios” y “Big Fish”

    # setry 28 de August de 2006 a las 14:27

  10. por cierto, muy mal rollo lo de encontrarte con el enano a menudo eh :P

    yo de ti cogería unos días de asueto, y si a la vuelta lo vuelves a encontrar… no sé… me está entrando miedo xDD

    # setry 28 de August de 2006 a las 14:28