Sólo otro blog infame


Menú


Guía de emancipación ilustrada

Bueno, no sé si seré el más indicado para hablar de este tema porque apenas llevo un mes viviendo por mi cuenta, pero alguien lo pidió en los comentarios en su momento y me resulta interesante hablar de ello. Así que eso, una pequeña guía ilustrada (contiene una (1) foto) con las cosas que he aprendido en mi camino hacia la emancipación. No pretende ser un paso a paso estricto ni mucho menos, sólo algunas ideas que tal vez no estéis contemplando todavía y os puedan valer.

Fotografía de las llaves de la casita con llavero de LEGO rosa incorporado

¿Qué me puedo permitir?

A todos nos gusta fantasear con nuestra casa ideal pero a la hora de la verdad primero hay que decidir algo fundamental, ¿cuánta pasta podemos gastar al mes en nuestra casa?, tanto si vamos a vivir de alquiler como si vamos a meternos en una hipoteca (aunque a mi me parece una locura meterse en una hipoteca de por vida sin haber vivido nunca en una casa de forma independiente, sinceramente) tenemos que tener muy claros la relación de gastos/ahorro que nos podemos y queremos permitir.

En este punto recomiendo hacerse una hojita de cálculo (ahí Google Docs encaja a las mil maravillas porque podéis tratar el documento desde cualquier PC y compartirlo con quien queráis, especialmente si vais a vivir en pareja) en la que enfrentar ingresos frente a gastos. Según mi criterio nunca deben considerarse como ingresos las cosas que no sean fijas, es decir, si ganas 200 euros al mes colaborando en un blog o poniendo publicidad de AdSense aquí o allá no lo consideres como un ingreso fijo, algunas redes de blogs cierran y algunas cuentas de AdSense también. Lógicamente también puede cerrar nuestra empresa y terminar en la calle, pero al menos podremos cobrar el paro mientras conseguimos un nuevo empleo.

La segunda parte es tratar de inflar un poquito todos los gastos (comida, suministros de luz, gas y agua, teléfono móvil, internet, ropa, ocio, etc.), si conseguimos que los números nos cuadren aún habiendo inflado los gastos, a fin de mes tendremos un poco de alivio extra, ideal para posibles imprevistos. Una vez hecho esto y establecido un balance hipotético ya deberemos saber cuánto podemos gastar cada mes y cuanto ahorraremos en teoría; digo “en teoría” porque luego siempre pueden surgir gastos grandes e ineludibles que en un principio no habrías imaginado, yo que sé, tener que arreglarte un piño en el dentista o que se te rompa la lavadora.

¿Y si me despiden?

Como dejaba ver en el párrafo anterior cuando uno se emancipa se mete en una situación “de adulto”, es decir, lo de “ganarse la vida” cobra más sentido que nunca y para mantenernos a flote necesitamos tener una nómina que caiga cada fin de mes como un reloj. Pero claro, eso no nos asegura nada y podemos acabar en la puta calle como sucede con tanta y tanta gente estos días. Si esto no lo podemos evitar lo único que queda es tratar de paliar los efectos de modo que si nos sucede esta desgracia podamos aguantar un tiempo viviendo sin especial apuro.

Aquí intervienen varios factores, el primero son los ahorros que tengamos en el momento de la catástrofe, el segundo es si tendremos derecho a subsidio de desempleo (si no llevamos trabajando el tiempo suficiente como para cobrarlo y tampoco tenemos muchos ahorros yo esperaría) y el tercero es saber si podemos contar con ayuda de terceros (los padres típicamente).

Si tus padres tienen holgura económica y pueden respaldarte en caso de problemas no necesitarás tantos ahorros de colchón, de modo que tu ansiada independencia estará más cerca. Si, por desgracia, no puedes contar con esa ayuda será mejor que tengas todo bien atado antes de dar el salto, ya que vas sin red y la hostia podría ser monumental (momento al que yo tengo cierto pánico en estos momentos). Esto es más importante de lo que puede parecer, es mejor que tengas que ver como tus amigos van abandonando los nidos mientras tu ahorras que hacerlo precipitadamente y pegarte la hostia, porque tu no puedes levantar el teléfono y que tus padres te mantengan el simulacro de independencia de niñato que te has propuesto.

Tras estos pasos debemos tener claros los siguientes parámetros,

  • Gasto máximo que podemos dedicar al mes en un alquiler.
  • Ahorro inicial del que disponemos.
  • Meses que podremos sobrevivir manteniendo nuestros gastos si nos quedásemos sin curro (lo que en un libro vi referenciado como la definición de “riqueza”).

Contrato

En este punto recomiendo, en caso de que vayamos a alquilar (que es fundamentalmente sobre lo que voy a hablar), leerse íntegramente la Ley de arrendamientos urbanos del 94, supone media hora de nuestro tiempo y nos garantiza conocer todos nuestros derechos y obligaciones. Es muy triste ver gente preguntando en internet “me ha salido una grieta en la pared y mi casero dice que la tengo que pagar yo, ¿es eso cierto?”, nos leemos la Ley desde el primer momento y a tomar por saco dudas. Asimismo es muy buena idea echarle un vistazo a los modelos de contrato que encontremos, de este modo en el momento de firmar el nuestro veremos si algo nos chirría o se sale de lo normal.

Gastos iniciales

Antes de buscar piso queda determinar una última cosa, el gasto máximo inicial que podemos asumir, he dejado este apartado tras el contractual porque muchos caseros exigen fianzas, depósitos o avales de varios meses (en contra de lo que la ley determina y valiéndose de una artimañana de “garantías adicionales”) y debemos contemplarlos desde el principio. Personalmente os invitaría a no aceptar este tipo de cosas, yo estuve a punto de hacerlo (pagar un depósito de tres mensualidades, más el mes en curso, claro) y me alegro mucho de finalmente no haber caído. Como inquilinos no podemos permitir este tipo de abusos. Pero bueno, supongamos que has encontrado un piso que es perfecto y lo quieres a toda costa, pues tendrás que pasar por el aro y adelantar la pasta que te digan, bocado que irá directamente del apartado de ahorros y del que no tendremos la certeza de recuperar (cuando toque devolverlo el casero se puede inventar mil historias para no pagartelo) así que en este punto deberíamos recalcular y volver a los números.

También debemos pensar si queremos un piso amueblado o no, si lo debemos amueblar nosotros eso también es un gasto importante que tenemos que tener en cuenta. Si piensas comprar muchas cosas en IKEA puedes contemplar la posibilidad de financiar los muebles a un año sin intereses. Yo no soy nada partidario de los créditos y de gastar más de lo que se tiene pero en este caso hice una excepción porque amueblar una casa a tocateja me habría dejado los ahorros temblando. Ahora, tampoco conviene fliparse y recomiendo tener en nuestra cuenta siempre el dinero suficiente para haberlo pagado de golpe, es decir, usar la financiación como una forma de pagar más cómoda, no como una forma de esperar poder pagar mañana lo que no podemos pagar hoy.

Así que eso, apartado económico controlado. Sé que puedo parecer un pesetero o un coñazo pero es que para mí esto ha sido uno de los puntos fundamentales de todo el tinglado. Es más bonito hablar de atardeceres desde el balcón que de pasta pero lo segundo es lo que hace que lo primero sea posible, así que hay que dedicarle el tiempo que merece y así habrá menos problemas.

Por supuesto, si en este punto (o cualquiera de los anteriores) vemos que no nos salen los números hay que abortar la operación sí o sí. Es mejor volver a intentarlo el año que viene que empezar una carrera sin combustible.

Buscar piso

Bueno, llega la parte más chula y a la vez más coñazo de todo el proceso, buscar, buscar y buscar. Establecer nuestros criterios (zona de la ciudad, ¿aceptaríamos vivir en un bajo?, ¿tiene que ser exterior?, ¿nos importa que no tenga ascensor?, ¿necesitamos garaje?, ¿queremos aire acondicionado?, ¿preferimos Gas Natural?, ¿tiene espejos Krabb?, ¿parece una chabola?, ¿se amolda al criterio del sábado de lectura?, etc.) personales y tirar para adelante. Si una vez empecemos a buscar vemos que no encontramos nada tendremos que replantearlos, tal vez esa zona de la ciudad quede por encima de nuestras posibilidades o tengamos que renunciar al garaje, etc. Todo es ir probando y amoldándonos a lo que hay. Si por desgracia no encontrasemos nada dejamos el tema aparcado y lo retomamos en tiempos mejores y, encima, con más ahorros en nuestro haber.

En lo relativo a la búsqueda hay quien dice que no todo está en idealista pero yo he probado varias (las más importantes) de las páginas similares de la competencia y son todas pura basura, sin excepción. Webs más orientadas a tenerte dando tumbos por su sitio mientras ves publicidad que a que encuentres piso. Me alegra el éxito de idealista porque tienen un estilo que me gusta y funciona razonablemente bien, pero la verdad es que con la competencia tan lamentable que tienen es imposible que no les hubiera funcionado el invento.

Otros dicen que no todo está en internet y que mires en periódicos o carteles en las calles. Yo con esto no comulgo, si mi casero no sabe hacer cuatro fotos y ponerlas en una web no creo que nos podamos entender y es que buscar piso es también buscar casero, si nos topamos con alguien al que no se le puede mandar un correo electrónico con un recibo digitalizado o un SMS (por poner un ejemplo) mal vamos.

Que esa es otra, durante mi búsqueda yo descarté todos los pisos que no tenían foto en sus anuncios. Mi razonamiento es sencillo, si el tío no ha subido fotos ha podido ser por dos motivos, el primero es que el piso sea horrible y no lo quiera mostrar si no es en persona y el segundo es que el casero es un cutre que no es capaz de hacer unas fotos y ponerlas, con lo que no es el tipo de persona con el que me gustaría tratar si tengo un problema con la casa.

Pasar a la acción

Una vez hemos buscado pisos en internet y tenemos claro más o menos lo que hay en el mercado toca empezar a llamar y verlos en persona. Aquí, contrariamente a lo que decía en la búsqueda, os recomiendo pasar de internet y en lugar de enviar correos electrónicos llamar directamente por teléfono. Hay que pensar que no sólo nosotros buscamos piso y casero sino que el casero también busca inquilino. Si evitamos la comunicación por teléfono el tío pensará que somos unos frikazos con los que no vale la pena perder su tiempo, y con razón. Así que eso, llamamos, preguntamos un poco y concertamos cita (igual por teléfono el tío ya nos da mal rollo y pasamos).

A ver un piso hay que ir con cierta seriedad, aseado y puntual. Hay que ver el piso y preguntar todo lo que nos surja y, si vemos que nos interesa, hacer notar los posibles defectos de cara a una negociación de la renta o de las condiciones. Por ejemplo, si en las fotos el piso estaba amueblado y en la realidad no lo está pues se lo decimos “mira, yo es que pensé que estaba amueblado, si me voy a tener que gastar 2000 euros en IKEA el depósito este que me pides me parece un poco excesivo”. Así también vemos si el tío es razonable y flexible o es un capullo de los que piensa que por dejarte vivir en su casa te está haciendo un favor.

Como es lógico debemos hacer ver al casero que cuidaremos bien su casa. Si el tío tiene dos dedos de frente preferirá alojar a una chaval tranquilo y soltero que a una familia de cuatro en un piso de 40 metros, aunque sea por una cuota algo menor. Su casa sufrirá menos con una persona sola que de cuando en cuando monte una fiesta pero que se pasa el día fuera de casa trabajando que con cuatro personas abriendo grifos sin parar y un gato arañando el parquet.

Aquí también debemos jugar nuestras cartas y mirarnos desde el otro lado de la barrera. Hay que pensar el tipo de gente con que tendrán que lidiar los arrendadores durante su proceso de alquiler, descartar canis (que se te preñan y se van de la casa), gitanos (que tienen fama de destrozar lo que tocan), inmigrantes (que en cualquier momento se pueden marchar de vuelta a su país de origen y encima no tienen a gente en España que les pueda respaldar económicamente si tienen problemas), etc. Si llevamos años con empleo fijo, tenemos estudios, sabemos hablar y encima somos españoles somos el inquilino ideal para cualquiera y esto no hay que perderlo de vista y hacerlo jugar a nuestro favor.

En general creo que conviene ver cuantos más pisos mejor, al principio da muchísimo corte y te empanas un poco. Yo, sin ir más lejos, recuerdo que del primer piso que vi ni me di cuenta de que no tenía nevera, luego le daba vueltas en casa y me sentía gilipollas. Es un proceso de aprendizaje, todo te pilla de nuevas, vas viendo pisos y caseros y vas descubriendo lo que hay y como manejarlo. También recomiendo no encoñarse con el primer piso que veamos, el sentimiento de “¡si no me decido me lo van a quitar!” es real y difícil de aplacar pero hay que poder con él y al final encontraremos algo mejor.

Firmar el contrato

Así que nada, si hemos visto ya unos cuantos pisos y encontramos uno que se amolda a lo que queremos, en condiciones (¿están dados de alta los suministros?, ¿quien pagará los recibos?, etc.) y en pasta, concretamos fecha para firmar el contrato y que nos entreguen las llaves. En el lapso desde que nos decidimos hasta que firmamos hay quien pide que se le deje una señal, a mi es algo que no me mola y que pone al inquilino en una situación de inferioridad y al que se le cuestiona (y deja cuestionar) su formalidad, dejando en su tejado el demostrar que va en serio con el tema, de forma muy similar a como pasa con los depósitos y demás. Insisto en que creo que no se deben aceptar estas cosas porque convierte una relación que debería ser de igual a igual en una relación claramente desigual, pero si no hay más remedio pues nos jodemos y aceptamos, o buscamos otro piso.

El día de la firma, si el casero no nos ha pasado el modelo de contrato previamente, debemos mirar todo con cuidadito y, como hemos estudiado los modelos de contrato típicos si vemos cualquier cosa que no nos mola se lo planteamos al casero y punto, si nos lo quiere alquilar que lo cambie. Se le pregunta el motivo de tal o cual cláusula y si no nos convence cancelamos el tema y punto. Mejor discutir antes de cerrar el acuerdo que hacerlo después.

Y bueno, creo que esto sería todo, si todo ha ido bien lo siguiente ya es como en cualquier casa, hacer la compra, limpiar, cocinar, comprar muebles que no te caben y tienes que devolver, etc. En definitiva, disfrutar la casita.

Espero que a alguno os valga. Y joder, vaya tocho me he marcado ¿eh?, ¡merezco vuestro dulce dulce feedback!

# Idas de pinza, Monday, 6 de July de 2009 a las 12:52

31 comentarios, consecuencia de las altas tasas de alfabetización

  1. Hay un detalle que quizá tú no hayas vivido, pero que en Barcelona hemos notado muchas veces a lo largo de los años: los propietarios y administradores prefieren alquilar a parejas, con la idea de que hay dos nóminas para pagar el recibo y cierta estabilidad. En igualdad de condiciones, el piso va a la pareja. Tenerlo en cuenta al hacer las visitas a veces ayuda: hablar en plural si te interesa el piso, ir con tu pareja real o una amistad…

    # Okok 6 de July de 2009 a las 13:53

  2. Interesante, pero no me sirve, nada de esto se puede aplicar a las camas calientes.

    # Alexliam 6 de July de 2009 a las 14:02

  3. Me ha parecido muy interesante tu guía, creo que económicamente pensamos igual. Por otra parte, esa crítica de soslayo que has hecho de las webs para “encontrar piso” me es muy útil, estoy pendiente de publicar una jejeje.

    # maka 6 de July de 2009 a las 14:12

  4. Muy buena explicación y es muy cierto lo de que si el casero te da malas vibraciones mejor pasar de largo (yo no pase de largo y caro lo pagué). Si en el poco rato que lo ves, que intenta ser lo mejor posible pues intenta “venderte” su casa, ya te da mal rollo, significa que el tio da mal rollo y con un casero hay que estar agusto. Luego puede salirte rana igual, pero si desde el principio no mola, luego será peor.

    Y desde luego no firmar nada que no se entienda o con lo que no se esté de acuerdo. Si de palabra te dice que eso lo pone porque si, pero que a ti no te lo aplicaría pues se le dice “si nome aplicarías no me lo pongas” y si se empeña en ponerlo es que no es trigo limpio.

    # Leyde 6 de July de 2009 a las 14:18

  5. La primera vez que te escribo, pero no que te leo.
    Solo tengo una cosa que decir…
    Amén!

    # B3rT0 6 de July de 2009 a las 14:21

  6. Muy completo y muy interesante :)

    Yo emancipado desde hace unos 3 años, voy por mi segundo piso y genial, los primeros meses son los peores en cuanto a trabajo (pinto esta pared, este mueble va aquí, oh! y el desague de la lavadora no funciona? y mil historias que pueden surgir) pero luego es genial.

    El casero es parte muy importante. El que tuve en el primer piso no era malo, pero la comunicación no era muy buena (era difícil dar con ella por teléfono). El actual viaja bastante, pero siempre tiene la dirección de correo y el móvil disponible para cualquier cosa que surja.

    # Adirael 6 de July de 2009 a las 14:57

  7. Hace tiempo lo estuve haciendo también y confirmo lo de Idealista, no he encontrado otro sitio que me sea útil de verdad y que esté tan bien organizado.

    Con respecto a lo que comentas al principio, realmente no hay ningún ingreso fijo. Igual que Google te puede echar las persianas del Adsense, se te pueden evaporar otras fuentes de ingresos de la noche al día.

    Ahí tienes mi sweet feedback.

    # Nosolomusica 6 de July de 2009 a las 15:10

  8. Pues como se independicen mis padres, yo lo veo muy chungo xD

    # Jotaez 6 de July de 2009 a las 15:11

  9. Bien explicado. Yo estoy en la otra parte, el arrendador, y las cláusulas que puse fueron, esencialmente, para que no me entrara personas chungas que pudieran dejarlo todo hecho una mierda. También estás pendiente de que tipo de persona puede vivir en tu piso, eso que comentas de la puntualidad, la pulcritud, puede parecer una tontería pero se valoró mucho a la hora de dejar el piso en alquiler, tampoco te puedes arriesgar a que lo alquile unos guiris que pagan religiosamente pero te dejan el piso y los vecinos hechos una mierda o unos jóvenes irresponsables, que lo ven como un picadero.

    En mi caso hemos tenido suerte y aunque en más de una ocasión se ha tenido que ser flexibles a la hora de recibir el alquiler, se prefiere.

    # Arystor 6 de July de 2009 a las 15:22

  10. Joder Hugo! Debes leerme el pensamiento, anoche mismo estuve buscando pisos en alquiler y para compartir por la zona.

    Está claro que todo lo que dices se puede resumir en tener sentido común, pero leerlo todo ordenadito de manos de alguien que ya lo ha vivido es cuando menos un consuelo.

    En cuanto a los ingresos, y en según qué sector, hoy en día igual es más segura la publicidad de Adsense que la nómina de tu empresa :)

    # Fernan 6 de July de 2009 a las 15:32

  11. A mi me sirvió bastante una segunda visita al piso con un metro y un papel para tomar medidas y hacerme un mini modelo 3D para ver como colocar los muebles. Te puedo asegurar que visto desde arriba se te ocurren distribuciones que en la realidad ni te imaginarias.

    # Cristian 6 de July de 2009 a las 15:46

  12. hay algo importante a la hora de buscar piso, que esté cerca de tu trabajo o bien comunicado para no pasarte el dia en el tren/bus/metro.

    Y también que tenga suficientes servicios cerca tipo: farmacia, panaderia, algun opencor/dia/supersol…

    No me fio de ninguna web española actual por cutres y dedicarse como tu dices a aburrir a la gente,… tanto cuando quieres encontrar como cuando quieres vender (a mi me pasó al vender el mio que al final tuve que ir a una inmobiliaria), algo parecido a gumtree no existe y deberia existir.

    En Andorra alquile habitación y los compañeros de piso fueron un poco cutres asi que por 100 euros mas me fui a un estudio amueblado y el casero era una sociedad que gestionaba balblabla..^_^ total, una empresa. No tuve problemas.

    En Londres estuve en una residencia de estudiantes, y todo mas o menos bien, ejmm..:) internet que decian que funcionaba del todo en mi habitacion y tuve suerte porque en otras directamente no llegaba. Eso sí, me limpiaban la habitación… me limpiaron tan bien que se llevaron un calcetin superchulo de rombos rosas, negros y azulres.. de esos que amas y aunque rebusques ya no vuelves a encontrar!! todavia me acuerdo.

    Ah, si compartes piso es muy importante preguntarles sobre su dia a dia y que el ritmo de vida de ellos no te estrese…

    Y si no compartes, rezar para que tus vecinos sean personas normales :)

    Yo creo que estamos obligados a madurar, hoy no se hace hasta los 35 (en general)…. y es muy tarde!

    Hay que intentar independizarse, aunque sea un corto tiempo, el erasmus, un verano trabajando en otra parte… lo que sea para que te des cuenta lo que “vale un peine” y como es la gente fuera de tu burbuja “hogar/amigos/ciudad)… Esto hace crecer al individuo y de verdad que los tios “maduros” (no de edad) son mucho mas interesantes y mas guapos y todo!!!!!

    ^_^

    Fdo.: una que busca catre

    # monttse 6 de July de 2009 a las 15:46

  13. Me queda lejano y bueno, creo que no es más que aplicar el sentido común (al menos en el tema económico). Me ha pareci útil porque hay aspectos que no tengo nada controlados. Gracias, Hugo.

    Disfrútala.

    # ElGekoNegro 6 de July de 2009 a las 16:08

  14. Muy bueno el articulo , sin duda como dicen por ahy arriba todo bien planificado y con mente fria para afrontar cualquier imprevisto antes de que sea demasiado tarde.

    Sin duda para el que aun esta viviendo en casa de los padres es sin duda una guia a tener en cuenta.

    Cabria señalar que se podria haber añadido la opcion a compra del piso si llevamos un tiempo alquilandolo aunque no es muy util , si si lo que queremos es la libertad que nos da la opcion de alquier dado que no nos atamos a una hipoteca.

    Enhroabuena por todo y gracias por compartir la experiencia .

    # huet 6 de July de 2009 a las 17:36

  15. Muchas gracias :)

    # Aeris 6 de July de 2009 a las 17:54

  16. Gracias por los comentarios.

    maka, si quieres asesoriamiento para tu proyecto me alquilo como experto 2.0 y de nuevas tecnologías a 1000 euros/hora (tarifa no aplicable para contratos que involucren a Pijus o a mi ano).

    Nosolomusica, Fernan, en efecto, pero el tema es que si te despiden, pasas un tiempo y consigues otro empleo que llena el hueco. Pero si te cierran el AdSense difícilmente vas a encontrar un equivalente que cubra esos ingresos mensuales que ya considerabas fijos, ahí nace el peligro de esos temas.

    Cristian, yo también lo hice, con Rhinoceros, pero la cagué en considerar los huecos entre muebles algo de poca importancia y lo encajé todo en plan Tetris.

    # Hugo 6 de July de 2009 a las 20:27

  17. Cutreconsejos de alguien que ha pasado por diez viviendas de alquiler en los últimos diecisiete años:

    — Muebles: centros RETO/REMAR, rastros, eBay y segunda mano en general. Auténticas gangas y en razonable buen estado. Además, perfecto para perroflautas porque al comprarlos no colaboras en la tala de ningún arbolito. ¿Qué es un poco de humedad en los bajos de un sillón, cuando te ha costado 30 euros?

    — El efecto “el casero no te devuelve la fianza por cualquier gilipollez” se contrarrestra eficazmente con el “los últimos meses del alquiler, equivalentes a la fianza, no los pago”. Ilegal, sí; pero funciona.

    — Sólo hay dos tipos de caseros: los hijos de puta y los que no les ves el pelo nunca. Mejor escoger a los segundos.

    — Y la Ley de Murphy de todo piso de alquiler: JAMÁS podrán funcionar BIEN, en una misma vivienda, estos dos conceptos:

    1. Presión del agua o calentador.
    2. Antena de TV / recepción de la señal.

    # mced 6 de July de 2009 a las 21:45

  18. mced, Dios, confirmo tu Ley de Murphy, en la casita la señal de la tele es, ¿cómo lo diría?, nula.

    # Hugo 6 de July de 2009 a las 21:50

  19. Pues a mi, que ando pensando en pirarme de casa en un plazo relativamente corto, esto me viene de puta madre! Muchas gracias por el tocho!

    # Legnatore 6 de July de 2009 a las 21:53

  20. Genial guía, espero que pronto me sea muy útil. Gracias.

    # Jorgeip 6 de July de 2009 a las 22:12

  21. Yo creo que eres bastante valiente, salir a vivir sólo de alquiler es un gasto que en casa es un ahorro para una posible futura vivienda.

    Evidentemente luego hay que considerar hipotécas y mierdas varias.

    # hastrakan 6 de July de 2009 a las 23:22

  22. Yo estoy a la espera de que me entreguen mi VPO (ya puedo esperar bien sentado…), me viene fenomenal la guía y los comentarios. Muchas gracias Hugo.

    # CasS 7 de July de 2009 a las 01:49

  23. Gran post, sí señor. Yo estaba pensando escribir uno desde el punto de vista del emancipado en pareja vía hipoteca, pero no me va a quedar tan bien ni tan largo, con lo que al lado de este sería un “quiero y no puedo”. Seguramente lo escriba, pero tengo que madurarlo un poco.

    Totalmente de acuerdo en lo de buscar piso. Es un coñazo porque no puedes dejar de hacerlo en ningún momento. Buscas, buscas y buscas de forma compulsiva. Y si la búsqueda es en pareja, te pasas todo el día enviandote mails con los candidatables y las conversaciones sólo giran en torno a cuál es la próxima que vas a visitar, el planning de cada día, etc. En mi caso, además, tanto mi familia como la de mi futura señora también miraban sus cositas y nos informaban de lo que veían. Mi madre, incluso, fue a ver un par de pisos por su cuenta.

    A mí, con la primera casa que vi (allá por octubre/noviembre, cuando la gente aún no había asumido que no podía pedir 6000€/m2 sólo porque su casa perteneciera al término municipal de Madrid) se me cayó el alma a los pies: un cuchitril, con un portal asqueroso, con una distribución de lo más delirante y que encima, no tenía ascensor (en el anuncio decía que sí, pero lo que pasaba era que estaba proyectado que lo hicieran en un par de años). Y el precio era, como he dicho, de casi un millón de rubias por metro cuadrado. Salí de allí convencido de que no encontraría casa en mi puta vida si por semejante mierda pedían esos precios.

    Después de 4 meses mirando sin descanso ya nos cansamos y cambiamos nuestro plan de acción: en vez de ir sólo cuando pudiéramos los dos, empecé a ir yo por adelantado. Si no me gustaba, quedaba descartado por completo. Si me parecía bien, se lo comunicaba a mi novia y nos pasábamos otro día juntos. Curiosamente, así encontramos nuestra casa. La vi, me encantó, le encantó a ella y a los del banco les encantamos nosotros, pues nos dieron la hipoteca sin ponernos pegas. Porque ésa es otra: en caso de compra, al proceso de búsqueda hay que sumarle el estudio de mercado que hay que hacer sobre hipotecas en paralelo. Fue la única casa por la que llegamos a hacer una oferta. La hicimos muuuuuy a la baja y, para nuestra sorpresa los propietarios aceptaron (al cabo de unos días, que al principio nos mandaron a paseo) porque ya se habían comprado una casa nueva (error!!). Y todo esto, sin que nuestra hipoteca nos suponga más del 30% de nuestros ingresos mensuales.

    En lo del Idealista tienes más razón que un santo. Todo lo demás apesta, las inmobiliarias dan vergüenza ajena y los anuncios del periódico no dan apenas información. Nostros también seguimos el criterio de “sin fotos no hay interés” o el de “si el propietario no nos da toda la info por teléfono, va a ir a verlo Rita”.

    Lo dicho, gran post. Y perdón por el tocho.

    # El Duque 7 de July de 2009 a las 09:31

  24. hastrakan, en mi caso (que es muy peculiar) estar de alquiler me permite ahorrar más dinero que cuando vivía en la casa de mi familia.

    Me alegra que haya gustado la guía, me tiré un buen rato escribiendo y me llena de orgullo y satisfacción que haya molado a la parroquia. Lo que me flipa es que nadie haya mencionado la coña de que la guía sea “ilustrada” por poner una puta foto, ni de que mi llavero sea un bloque de LEGO rosa. ¡Amádme más, hombre ya!

    # Hugo 7 de July de 2009 a las 10:06

  25. Además de idealista, una web que a mí me gusta es Fotocasa. Es con la que encontré mi minipiso en el barrio que quería, y es con la que fui buscando, contactando con dueños, y revisando novedades a diario.

    El criterio “sin foto no hay piso” también lo asumí desde el principio. Y el de “anuncios imposibles, pasando de ellos” también, porque hay quien pone el importe mucho más bajo en el anuncio y luego lees la letra pequeña, o te pone una casa en un pueblo perdido de la mano de Dios como si fuera céntrica en Barcelona, y flipas con el precio. Luego en la descripción te dicen “en el pueblo tal, a 50 minutos en autocar de Barcelona”.

    Pero era mayor la proporción de pisos aceptables e interesantes, en mi rango de precio elegido y barrios preferidos, que las engañifas que me encontraba de vez en cuando.

    # Okok 7 de July de 2009 a las 10:09

  26. Vaya, comentábamos a la vez!

    Hugo, Es que no esperaba menos de tí que ese llavero ;-)

    # Okok 7 de July de 2009 a las 10:10

  27. Hugo, si tuviera esa pasta, no estaría haciendo nada, sólo rascarme la barriga en el Caribe (o en mi casa, donde me cuadrase xD)

    # maka 7 de July de 2009 a las 10:36

  28. Bueno, el próximo post entonces la guía para que irse de casa permita ahorrar dinero si puede generalizar algo a pesar de tu peculiar situación (que ya imagino por dónde van tiros)

    # hastrakan 7 de July de 2009 a las 11:10

  29. El post es muy bueno. Me quedo con tu criterio de escoger casero. Yo ya lo aplico para muchas otras facetas de la vida, si no hay facilidades tecnológicas, no gracias.

    # Ponzonha 7 de July de 2009 a las 16:56

  30. Casi lo más importante si no puedes irte a un chalet (que es lo mejor precisamente porque no molestan) son los vecinos.
    – Comunidades muy nuevas = muchos niños dando el coñazo, padres que no dejan hacer fiestas y derramas para cosas tan tontas como parques infantiles o cuarto de cumpleaños.
    – Comunidades muy viejas (excepto en la zona más centrica) = viejos crispados cuando haces fiestas.
    – Pisos demasiado grandes en zonas centricas = camas calientes y bachata a todo trapo todo el día.

    Cuanto menos hables con los vecinos más reparos tendrán en ir a molestarte mientras haces alguna “reunión” de amigotes, lo ideal es hacerte coleguilla de uno que no te oiga por si acaso y listo, a los demás ni hablarles del tiempo por si acaso.

    Lo de la pasta en España no lo veo tanto problema para algunos, si eres un perro puedes estar tranquilamente viviendo de gratis 5 años sin que consigan echarte.

    # raul 9 de July de 2009 a las 19:50

  31. Raúl, hemos sido usuales explotadores de esa técnica. Pero me temo que la Ley de Arrendamientos o alguna pollez similar ha cambiado y, en estos momentos, te mandan a los de desahucio (acompañados de antidisturbios, si fuere necesario) en un santiamén. Rogaría confirmación de si esa técnica de “okupación” sigue funcionando en la actualidad.

    # mced 9 de July de 2009 a las 21:19