Sólo otro blog infame


Menú


He perdido mi inöcenciå

Tras cuatro semanas viviendo en un ambiente suequil acabo de comprobar que los nombres de los productos de IKEA ya no me resultan exóticos en absoluto.

Por ejemplo, que un adorno de vidrio se llame Pärlor o un tarro sea Förvar no obtiene en mi ni una mínima sonrisa cuando antes me descojonaba.

Me pasó lo mismo con Carlos Latre.

# Idas de pinza, Saturday, 24 de February de 2007 a las 22:50

7 comentarios, imagino que habrá habido una fuga en un penal

  1. Yo me sigo descojonando. Que poco mundo tengo ..

    # Jean Bedel 24 de February de 2007 a las 22:56

  2. Eso te pasa por aprender idiomas nuevos. ¡Bendita ignorancia! Qué buenos ratos que nos hace pasar…

    # auster 24 de February de 2007 a las 23:20

  3. Si te llegaste a reir con Latre me decepcionas…

    # Elia 25 de February de 2007 a las 01:23

  4. Para mí lo único que no pierde la gracia son los vídeos del gañán de la hora chanante y el vídeo de Fernando Arrabal del mineralismo (ARGGGGGG!! xD).

    Básicos.

    PD: tu blog no tiene nada que ver con los demás, me gusta :D .

    # Ziberfrenico 25 de February de 2007 a las 02:35

  5. Ah, pero… ¿esos nombres eran suecos y significaban algo? Yo siempre he creido que los ponían sacando las letras que menos se usan del juego de caracteres ASCII, metiendo muchas consonantes por medio.

    Por ejemplo: Tôhfskvär, Trãmrkdmëf, etc. Los muebles de mi salón son Levïnski, o `Lêsbik, o algo parecido. Elegimos esa colección porque el nombre evoca a los bollos y los pasteles. Nos pareció muy adecuado para un comedor.

    # Pijus Erectus 25 de February de 2007 a las 16:06

  6. bueno, eso creo que es porque estas madurando hugo…
    Y creo que es porque ya no estas en madrid y ya no te envenenan.

    # Gina 25 de February de 2007 a las 19:40

  7. Yo fui el otro dia a Ikea, por segunda vez en mi vida, y realmente han dejado de hacerme gracias los nombres estos…

    # alexliam 26 de February de 2007 a las 12:45