Sólo otro blog infame


Menú


Hogar, dulce hogar

Si entendemos “home” como hogar se podría decir que soy un homeless, no, no es una broma de mal gusto, me explico.

Hace ya tiempo que me agobia bastante estar en mi casa (la de mi familia, vaya). No recuerdo la última vez que consideré mi casa como mi hogar, pero si esa sensación de calor alguna vez existió (supongo que hasta los 8 o 9 años) desde luego que ya se fue, aquí ahora sólo veo paredes con papel pintado que se estrechan más y más, techos que se agrietan, interruptores que fallan, cortes de teléfono y duchas de agua fría esté o no cachondo. No, no es que mi casa tenga nada malo concreto, toda mi familia me trata razonablemente bien (seguramente mejor de lo que yo les correspondo) y a veces incluso tengo cierta intimidad, nadie se mete demasiado en mis horarios ni en mi cosas o mis mundos y vivo más o menos cerca de todo.

Pero pese a todo, y aunque puedo parecer un egoísta (y seguramente lo sea) la triste verdad es que mi casa es ya sólo un sitio en el que vivir hasta que logre encontrar mi sitio. Y esto, que es lo más normal del mundo y la base del 99% de las emancipaciones, hace que no logre descansar ni un solo día (la otra teoría es que usar un colchón de hace más de 15 años tal vez no sea lo mejor). Duermo por las noches, da igual las horas que sean, y me despierto sin fuerzas, cansado, a veces incluso más cansado que cuando me acosté. Me derrota día tras día.

Tengo claro que mi hogar, hogar con mayúsculas, será el que tenga cuando me pueda emancipar. Pienso en un piso, muy pequeñito, me da igual donde, con cuatro muebles pero funcionales, con todo muy limpio, muchos cojines blancos en la cama y en el sofá (suponiendo que no sean el mismo mueble, lo cual es mucho suponer), una mesa bajita con dos posavasos, una nevera en la que siempre haya algo de helado en el congelador, una estantería llena de libros y que muchos de ellos no contengan código fuente en letra monospace encerrado en cajitas grises, pósters de Nueva York enmarcados por las paredes, música sin auriculares, latas del IKEA, un molinillo de colores en la ventana y un cesto de mimbre en el que reposar una cámara compacta de baratillo con la que hacer fotos de cualquier tontería.

Y allí, hogar, dulce hogar, descansaré.

# Idas de pinza, Tuesday, 7 de October de 2008 a las 23:39

20 comentarios, les das la mano y te cogen el brazo

  1. Hombre, me parece un poco exagerado, pero claro yo es que vivo muy bien en mi casa (la de mis padres, pero que la considero mía).

    No tengo una libertad total, pero tampoco la necesito. Vivo realmente cómodo, así que no tengo motivos para querer emanciparme. También es cierto que no tengo a nadie con quien compartir mi vida, así que tampoco tengo ese punto.

    A ver si con suerte puedes irte ya mismo a vivir tu propia vida, esa que tanto añoras y espero que seas muy feliz.

    # Alexliam 7 de October de 2008 a las 23:54

  2. Pues creo que comparto las mismas sensaciones que tu Hugo, quiero decir se esta bien en casa pero es eso uno termina cansado de oir los mismas conversaciones en casa, no dejan a uno tranquilo y es cierto no descansa uno cuando quiere y menos yo que trabajo a turnoa.No se si con este post has querido dar a entender que estas en tramites de emanciparte, yo sinceramente ya tengo ganas. Eso si cuando estemos fuera viviendo hecharemos de menos nuestro hogar (quiero decir el de nuestros padres) jeje. Sorry por las faltas de ortografia intento probar el iphone :).

    # huet 8 de October de 2008 a las 00:10

  3. Abuhardillaos como pareja. Los techos con pendiente dan un plus de bohemiedad.

    # ElGekoNegro 8 de October de 2008 a las 00:28

  4. Pues tienes toda la razón, yo llevo con esa sensación desde hace bastante tiempo, y además cada vez se pone más en duda lo que hago… Desde luego que tengo ganas de emanciparme, y pienso en un piso con más o menos las mismas características que el tuyo, pero que será mi hogar, que al final es lo que importa… Por desgracia el dinero es el dinero, y aunque este año pensé que sería el año, creo que finalmente mi emancipación tendrá que esperar algo más, de momento… Auch! :(

    # Hexmar 8 de October de 2008 a las 00:36

  5. Pirarse de casa (siempre que sea economicamente viable) considero que es una de las mejores decisiones que se pueden tomar, tanto a nivel personal, como mental (el físico creo que no tanto), como de madurez. Intimidad, independencia, horarios libres, fiestas contínuas con los colegas. ¿Lo jodido? Al menos para mi, el cocinar, lo odio. Pero el resto se va haciendo poco a poco aunque no te mole (tipo lavar la ropa, planchar, limpiar los baños, etc…) Además puedes dejar gallumbos por el salón, dejar el portatil en el salón sin miedo a que lo toque tu hermana o madre ( http://tinyurl.com/3vusfq )…..buff, hay miles de ventajas, y muy pocos inconvenientes.

    Ah, y cuando he leído lo de los posters de Nueva York no me he podido contener, es que en mi salón tengo uno desde el primer día que llegué hace ya 3 años. http://tinyurl.com/3f8443

    Aunque luego siempre tengo a Homer con su cerveza y una bolsa de Chiquiprecios de Berlín para mantener el tono freak del salón http://tinyurl.com/3q59m4 (además de un neón putero azul de Apple y varios posters más)

    # Vedia 8 de October de 2008 a las 00:40

  6. ¡Vaya hombre! Acá eso se llama “comezón del raje”, a mi me dio a eso de mis trece años y aguante un par mas y …”raje”.
    No hay pastillas ni ungüentos pa’ese “bien”.
    Como dirían uds.: ” chaval es hora!…”
    Como llegue a este blog??? Ni idea, a veces, mas seguido de lo que me gustaría y hace mas años de los que recuerdo :), se me da por navegar sin brújula. De tanto en tanto, Aleluya!, algo que vale la pena leer. Vamos no te agrandes que te quedara chica la piel… me gusta tu medido desenfado y tu irónico sarcasmo, de algún modo veo el rebelde sin causa que fui a tu edad (¿tu edad?) y que aun soy (ahora con causas…).
    Molto piu avanti agora!
    Saludos desde Patagonia Argentina, bah : desde Culis Mundis :)

    # salvatoresosa 8 de October de 2008 a las 01:24

  7. yo creo que paso por ser una nenita de papi y mami y no me quejo, aunque también es que solo tengo 17 :P.

    pero el caso:

    ¿Que te separa de lo que llamarías hogar?

    # May 8 de October de 2008 a las 02:39

  8. Guauuuuuuuuu 17!!! en la primera de cambio me engayolan por pervertido!!! jjjjjjjjjjjaaaaaaaa
    Nada me separa, estoy imbuido y mimetizado, mas aun, ya me salen cortinas azules desde los brazos… si aplaudo remonto vuelo…
    La que te espera nenita… Disfrútalo… a mil…
    Besos.
    PLD. (por las dudas) no es la dire de mi blog , es la pagina de algunas foticos…

    # salvatoresosa 8 de October de 2008 a las 02:46

  9. ¿Tu pisito va a ser muy afeminado o es que los heterosexuales geeks sois cada vez más afeminados?

    Con perdón por lo de geek.

    # Nosolomusica 8 de October de 2008 a las 03:22

  10. @salvatoresosa no te lo tomes a mal pero la pregunta iba para Hugo :P.

    # May 8 de October de 2008 a las 03:53

  11. Yo no me puedo quejar de la vida que llevo en mi casa (la de mis padres), ya que tanto mi hermana como mi hermano se fueron de casa hace unos años. Pero al igual que tú, noto que ya estoy un poco harto de estar ahí. No llego al extremo de no descansar, pero sí hay ciertas cosas que me queman. No lo neguemos, con mamá y papá se vive muy bien, pero creo que llegada cierta edad todos necesitamos emanciparnos.

    Yo he empezado a mirar precios de casas pero mucho me temo que, o la crisis va a peor y los precios se desploman (bajar de 300000€ a 285000€ no es “desplomarse”), o no podré acceder a una vivienda hasta dentro de un par de años. Porque la opción de una VPO/VPP o como se llamen ni la considero. Me apunté hace un par de años a los registros de Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, pero con la cantidad de gente que hay…

    En fin, que creo que la emancipación es el “El Dorado” de los jóvenes de hoy en día.

    # El Duque 8 de October de 2008 a las 10:15

  12. Hum, perdona que haga estallar tu burbuja pero creo que es mejor que lo sepas ya antes de que la realidad se te venga encima como un tren expreso y caigas de la sarten a las brasas. Si tu sueño es ese tipo de hogar, pequeño, muy pequeño, con cositas cucas de Ikea y (posible) sofa-cama ¿debo traer a tu atencion que no vas a tener precisamente cinco mil metros cuadrados de terreno propio alrededor con pajaritos y ardillas que te den los buenos dias mientras el sol entra amoroso por tu ventana cada mañana? antes mas bien tu hogar sera una replica de otros 36 ‘hogares’ donde vivira gente que no ha podido permitirse nada mejor o -peor aun- alquilados, que tambien se consideraran con derecho a poner musica y tener perrito poco mordedor y muy ladrador en 35 metros cuadrados. En definitiva, descubriras el inmenso placer de tener vecinos brutos, ruidosos, coñazo y con horarios diferentes -muy diferentes- al tuyo. Bienvenido al reino independiente de las paredes de papel de fumar, portazos a deshora, musica (o juego de ordenador) a toda leche hasta las 12 o la 1, o las 3, fiestecillas si no es el de arriba a la derecha es el de abajo a la izquierda, vecindario acorde al panorama… en fin, ya me entiendes -supongo- con la parrafadita que llevo puesta. No; con esas aspiraciones, descansar, lo que se dice descansar, no vas a descansar. Hombre, quizas todo eso ya lo tienes en el piso de tus padres y no te molesta, entonces estupendo.

    Aunque estoy de acuerdo en que emanciparse es necesario para la salud mental, pero esta jodido hoy en dia no acabar peor.

    # Una tia 8 de October de 2008 a las 10:18

  13. ElGekoNegro, se dice “bohemiicidad”, que mola mucho más.

    May, creo que me separa tiempo y supongo que también, esfuerzo.

    Y Una tia, la verdad es que en casa de mis padres también tengo todas esas incomodidades que planteas, el tema de mi descanso no va exactamente por el descanso físico de no dormir como un lirón (de hecho soy un tronco que podría dormir en una feria de pueblo) sino por algo más emocional. Respecto a lo de los miles de hogares clonados y tal la verdad es que no me preocupa en absoluto ser un estereotipado más, uso la misma ropa que todo el mundo, oigo la misma música que todo el mundo, veo las mismas películas y compraré mis salchichas de oferta en el mismo Dia% que todo el mundo y pagaré un alquiler abusivo para no meterme en una hipoteca impagable, pero te aseguro que mi hogar será muy diferente a lo que tengo ahora, habrá que fisgar entre las cortinas para comprobarlo.

    # Hugo 8 de October de 2008 a las 10:31

  14. Me ocurría lo mismo antes de salir de mi casa, hace ya año y medio (tengo 21). Pero el piso que llevo año y medio compartiendo con amigos ya ha perdido su vida útil. Al principio fue bestialmente bueno para todos, pero algunos se marcharon y vinieron algunos nuevos que no compartían la misma idea. Así que con el que queda de los primeros me ire a un piso nuevo a empezar de cero.
    Independizarse fue una de las decisiones más acertadas que he tomado en mi corta vida, lo necesitaba.

    # David Bowie 8 de October de 2008 a las 11:45

  15. Afortunadamente dejé atrás esa etapa, que has descrito brillantemente. Ya sabes que en mi casa siempre tendrás un sitio donde descansar una temporada. Te bastará una semana aquí conmigo para acabar completamente relajado. Muy, muy relajado. Hasta te garantizo que en tu habitación las sábanas serán blancas, las paredes blancas, las cortinas blancas, las almohadas blancas. De hecho, hasta la lluvia será blanca. Y pasarás las noches en blanco. Sólo tus gallumbos (cuando te permita llevarlos puestos) serán de color rosa.

    # Pijus Erectus 8 de October de 2008 a las 12:20

  16. Creo que le pase a todos que antes o despues uno se quiera ir de la casa… Yo me temine mudando de casa de mis padres (en Italia) a EEUU!! Tenia 24 entonces, me gustaba vivir en un sitio en que me preparan la comida, me lavarn la ropa y -sobretodo- me plancharan. Pero creo que lo de querer irse le pasa a todos. Ahora vivo en Londres (y tengo 26 aos), comparto la casa con otras dos personas (cada una tiene su cuarto). Aqui es una situacion bastnate comun entre personas de mi edad y un poco mas viejas, puedes considerar tener coinquilinos si ya no aguantas estar en casa, es un poco mas barato que alquilarte un apto por tu cuenta. Es lejos de la perfeccion, pero como solucion por el momento esta’ bien.

    # dirac3000 8 de October de 2008 a las 15:40

  17. Hugo, yo tengo las mismas sensaciones que tu, y la misma aspiración de tipo de piso que tu.

    Me pasa eso de que me agobia mi habitación, que se supone mía, pero que está decorada a la manera de mi madre, con mis cosas, pero al final salta el estilo de mi madre por doquier…

    En un futuro a corto-medio plazo veo imposible irme, así que me conformaré con cambiar todo en mi habitación para “descansar”. Eso si, sin gastar un duro, que no tengo nada.

    Ah! yo tengo un colchón nuevo y me pasa eso de no descansar, creo que es el no estar ya a gusto en un sitio, que estando genial con tu familia, ya no sientes tuyo. E incluso te lo recuerdan de vez en cuando…

    un saludo.

    # Adrián 8 de October de 2008 a las 16:17

  18. Bueno tío, o te buscas un trabajo que te permita emanciparte. O te toca esperar. Pero es una buena sensación ésa. Aunque espero que sea la que hablas, igual sólo necesitas desconectar algún tiempo. Prueba a compartir piso primero. Tendrás mayor independencia y verás realmente si querías emanciparte o sólo cambiar de aires.

    # chicocerilla 8 de October de 2008 a las 18:04

  19. Yo antes era como Alexliam, feliz en casa de mis padres (era “mi casa”, de hecho) y sin ninguna intención de irme… pero creo que a todos se nos enciende el interruptor de “emancipación” en un momento u otro, a ti ya te ha llegado (a mí también, hace unos 4 años), a Alexliam no, pero ya le llegará ;)

    Respecto a conseguirlo, tú lo has dicho, es cuestión de tiempo…

    salu2

    # Lady Madonna 9 de October de 2008 a las 00:21

  20. Hugo, de las dos formas puede y debe decirse ;)

    # ElGekoNegro 9 de October de 2008 a las 09:08