Sólo otro blog infame


Menú


La navegación en anchura y el almacenamiento masivo

Recuerdo que en mis tiempos de gamer (que volverán, lo garantizo) solía guardar repeticiones en todos los videojuegos que lo permitían (fundamentalmente los de deportes y carreras). Y ahí iba, si metía un golazo o hacía una carrera perfecta me tragaba la repetición desde todos los ángulos y luego la guardaba a sabiendas de que jamás la volvería a ver (vamos, lo que hacían los desvirgadores chavales de mi edad con las chicas pero yo con repeticiones de videojuegos); patético, lo se.

Y el caso es que era así, cada vez que me ponía a jugar lo que quería era eso, jugar, marcar nuevos goles y ganar nuevas carreras, no revivir los viejos triunfos. Y lo sabía perfectamente, pero grababa las repeticiones, “total, si no cuesta nada” así que tiraba hacia delante hasta el punto de que cuando tenía que desinstalar un videojuego para poder poner otro me guardaba siempre las carpetillas de repeticiones a fin de que no se perdieran semejantes joyas. Hoy no se ni ande andarán, se quedaron en el trastero.

Con los años cambié los juegos por mi adicción a internet pero mantuve lo de almacenar cosas que nunca usaría. Comencé con otras cosas, empecé a almacenar enlaces en del.icio.us perfectamente taggeados a los que nunca más volvía, bajaba discos completos cuando lo que quería era una sola canción y me subscribía a todo lo que encontraba como si el señor RSS me fuera a pagar por ello.

En definitiva una especie de síndrome de Diógenes del almacenamiento digital, bajar por bajar, guardar por guardar, ver y anotar, hacer diez fotos borrosas a lo mismo y guardarlas todas, marcar para leer después y no hacerlo nunca en realidad, etc. etc.

Navegación en anchura

Creo que mucha culpa de esto la tiene la propia filosofía de un pestañero como yo, y es que nos empeñamos en trabajar en anchura, es decir, nunca bajar un nivel por una rama de búsqueda hasta haber inspeccionado el resto de ramas hasta esa misma profundidad. En definitiva, preferimos leer por encima cincuenta artículos de cosas diferentes o ver cincuenta fotos en Flickr a leer en profundidad uno de un tema que realmente nos apasione o poner una fotos a pantalla completa para apreciar los detalles.

Esto nos permite cumplir aquello de “quien mucho abarca, poco aprieta”, y yo me pregunto, ¿qué es más enriquecedor?, saber que hoy ha salido una versión nueva de Firefox que corrige cuatro bugs o tratar de saber que bugs eran, que peligro tenían, el motivo que los causaba y la forma en que se han resuelto.

Lo tengo cada vez más claro, el mundo está repleto de mediocridad sobreinformada pero poquísima gente capaz de resultar interesante hablando sobre un mismo tema durante más de cinco minutos. Yo soy uno de ellos y no me gusta. Me propuse cambiar hace ya un tiempo, y creo que lo estoy consiguiendo, poco a poco.

Aunque parezca que se me ha ido la olla (lo cual es cierto) de verdad que lo recomiendo, es mucho más divertido (a mi modo de ver) funcionar de esta forma. Enganchad un tema que os interese y seguid los vínculos en profundidad hasta las fuentes del conocimiento en lugar de leer los otros 100 titulares del día, seguid las referencias al pie de los artículos de la Wikipedia en lugar de leer los comentarios de Menéame, si en una película que os gusta mencionan un libro tratad de buscarlo y leerlo. En definitiva, encontrad los detalles de las cosas y descubrid la originalidad.

Eso sí, pase lo que pase, nunca dejéis de leer este blog, que una cosa es querer enriquecerse la mente a golpe de consejo barato porque se me hayan cruzado los cables y otra muy distinta joderme el ego, mi alimento diario.

# Idas de pinza, Thursday, 17 de April de 2008 a las 21:49

9 comentarios, algo interesante habrá

  1. Tranquilo, yo llevo 1 año alimentándotelo y no pienso dejar de hacerlo. Ah, y soy un pestañero.

    # Juankiblog 17 de April de 2008 a las 22:56

  2. Sí, mamá.

    Eso sí, pase lo que pase, nunca dejéis de leer este blog.

    Algo así decías del podcast y…

    # ElGekoNegro 17 de April de 2008 a las 23:46

  3. Es posible que sea más enriquecedor, pero la sensación de que te estás perdiendo algo por no leer por encima cien titulares es muy duro.

    No creo que sea tan fácil dejarlo.

    # Alexliam 18 de April de 2008 a las 00:47

  4. estoy con Alexliam, xDD

    # cyb 18 de April de 2008 a las 01:05

  5. A mí me pasa algo parecido, pero con la estrellita de Google Reader. Cuando leo un artículo que me gusta y tienes muchos enlaces o vídeos, lo marco con la puta estrella diciéndome “cuando llegue a casa me leo todos los starred”. Sí, ya. Los cojones. Cuando llego a casa me leo los 200 post nuevos que hay y de los de la estrella nunca más se supo.

    # El Duque 18 de April de 2008 a las 08:08

  6. Deja de meterte en mi cabeza, deja de meterte en mi cabeza!

    # Floc 18 de April de 2008 a las 21:48

  7. Yo estoy con Hugo. Es difícil encontrar el equilibrio pero una vez lo consigues es más gratificante saber que aunque quizás te estés perdiendo algo, lo que estás leyendo/viendo/escuchando en ese momento realmente es enriquecedor para ti.

    # matallo 19 de April de 2008 a las 21:06

  8. Y qué pasa cuando te gusta llegar al fondo de las cosas pero también quieres enterarte de todo? Pues que te estresas y acabas con infinitos posts pendientes y otras tantas pestañas abiertas, como yo :P

    Yo antes también usaba del.icio.us para los links pendientes de leer, ahora me suelo guardar enlaces en plan referencia, si encuentro algo sobre X lo etiqueto, y si en el futuro necesito X busco la etiqueta… Los pendientes de leer los guardo en Alesti (tipo starred en Google Reader), y se me acumulan por meses y meses pero al final un día acabo leyéndolos (a veces el contexto temporal hace que no tengan sentido meses después :P)… en cambio los starred de Gmail no me sirven absolutamente para nada, ni los miro :S

    salu2

    # Lady Madonna 21 de April de 2008 a las 12:53

  9. Tienes toda la puta razón del mundo. Pero al ritmo que va esto hoy día, como te detengas te congelas. Y mi cabeza ya no da para más, o acelero o freno, pero las dos cosas ya no puedo. Tengo la PSP 1.5 y no veas lo que me ha costado ponerle el puñetero M-33 3.71. Esas cosas te hacen darte cuenta de que te haces viejo.

    Es como cuando salías de marcha el jueves el viernes y el sábado, y luego el domingo partido de futbito. Ahora me bebo 4 copas y estoy un mes cagándome en todo.

    Así que hoy por hoy, intentaré seguir el ritmo, pero se que dentro de poco no me quedará más remedio que echarme a un lado y disfrutar del detalle, que para la cantidad ya vendrán otros.

    # Truman 26 de April de 2008 a las 02:10