Sólo otro blog infame


Menú


La tecnoparanoia del robo del MP3 en el Metro

Madrid tiene una cosa tremenda (bueno, me refiero además de la posibilidad de cruzarse conmigo), y es la regla por la cual en cuanto juntas a 10 personas aparece entremedias un delincuente, es inevitable. El caso excepcional es en Sol en navidades, donde el número de delincuentes aumenta hasta llegar a una tasa de 9 de cada 10.

Estos niveles de hurto, unidos a mi estado paranoico habitual hacen que cuando viajo en Metro o me veo sumergido en cualquier tipo de multitud trate de controlar al máximo mis objetos personales, si llevo algo en los bolsillos los reviso repetida y disimuladamente (cosa absurda, ya que sólo aceleraría el descubrimiento de un hipotético robo) y repaso constantemente las cremalleras de mi bandolera (igual de absurdo que lo anterior).

El caso es que desde que llevo MP3 (siempre en el bolsillo delantero izquierdo de mis pantalones) éste se une a las cosas que revisar. De cuando en cuando le echo mano para “comprobar” que sigue ahí, pero siempre pienso que es una gilipollez, es decir, un MP3 en uso no se puede hurtar inadvertidamente porque la víctima dejaría de oír la música.

De modo que me pongo a pensar en cómo me podrían mangar la música sin que lo notase y se me ocurren un par de absurdas formas (y digo absurdas dando por hecho que es mucho más fácil hacerlo por la fuerza).

Con las manos en la masa

La primera es que el ladrón consiguiera bajar volumen progresivamente para finalmente desconectar el cable de los cascos y llevarse el cacharro, que es la misma técnica que se usa para apagarle la tele a las madres cuando se quedan sobadas viendo el Salsa Rosa. Para lograr esto el tío podría hacerse con el cacharro directamente y bajarlo a mano o bien morder el cable de los cascos con algún tipo de resistencia regulable que fuera impidiendo el paso eléctrico poco a poco hasta anularlo y proceder a continuación a la desconexión de los cascos (y retirada del mordedor, para futuros robos).

Pero incluso bajando el volumen se podría llegar a notar así que la segunda idea es que los cascos sigan sonando. Para ello se me ocurren varias opciones cada una más Tom Clancyana que la anterior. Una de ellas sería morder el cable con un sistema similar el anterior pero que identificase el final de la canción en reproducción y en ese momento cortase el paso de la música del MP3 y pinchara una pista por defecto (grabada en una chicharra cutre del Conectrol) que todo el mundo llevase o al menos no se sorprendiera de escuchar (Imagine, por ejemplo). Una vez la canción falsa está en reproducción se sueltan los auriculares y se huye con el reproductor, pero claro, aquí la pieza de ingeniería electrónica se la quedaría la víctima de recuerdo.

El siguiente método aún más loco sería pinzar el cable de los cascos por dos puntos situando un emisor inalámbrico y un receptor (con alimentación propia), acto seguido se cortaría el cable en el segmento entre los dos apaños y la reproducción continuaría sin problemas mientras el caco se aleja triunfal tras robar un MP3 de Carrefour usando para ello medios tecnológicos por el triple del valor de su botín.

¿Que os parece, una sarta de gilipolleces, eh?, pues es lo que tiene chuparse dos horas de Metro al día, que se acaba trastornado.

# Paranoic Man, Wednesday, 24 de October de 2007 a las 21:44

21 comentarios, se nota que es gratis

  1. Veo que tu nivel de travisicidad va en aumento, pero lo del sistema para apagarles la tele a las madres dormidas me parece completamente ganador, eso es universal.

    # Petite Princesse 24 de October de 2007 a las 21:48

  2. Oh, Dios mio! ¿cómo es posible que hayamos pensado las mismas teorias? Que malo es pasar mucho tiempo en un transporte público.

    # Ezelin 24 de October de 2007 a las 22:03

  3. Creo que he perdido 2 minutos de mi vida leyendo este post.

    # Fran 24 de October de 2007 a las 22:07

  4. Jajajajaja, muy bueno, Fran.

    Yo es que no me he enterado, así por encima, de lo que quieres decir.

    # auster 24 de October de 2007 a las 22:10

  5. ¿No has pensado en la posibilidad de que se te acabe la batería/pila?
    Si el caco hiciera creer eso a la víctima todo sería mucho más sencillo. Ya no haría falta ir al Conectrol/Don Electrón de turno para comprar cucarachillas a precio de oro (precio por otra parte variable como los niveles de estrógenos en un ciclo menstrual).
    Por lo demás, me sorprenden tus conocimientos teleco-electrónicos :P

    # Elia 24 de October de 2007 a las 22:33

  6. Yo me decanto por un estironzillo justo cuando bajas del metro en hora punta. Además la tecnica seria ir de etiqueta para que no pensaran en ti y pasar desadvertido.

    # gabriel 24 de October de 2007 a las 22:51

  7. Creo que es mas fácil usar un inhibidor (o whatever) que corte la música, y cuando saques tu Aipod de 300 leuros del bolsillo te lo arrebaten de las manos.

    # Oki 24 de October de 2007 a las 22:55

  8. Yo tengo otro método aun mejor. A la par que te lo quita, empieza a cantarte al oído la canción que escuchas mientras se aleja. Y cuando te des cuenta ya será demasiado tarde porque habrá desaparecido.

    # juananpol 24 de October de 2007 a las 23:15

  9. Tío, eres yo??? Yo tengo muchas paranoias de esas a veces, de formas en las que podrían robarme el reproductor-musical-de-turno (ya con el Walkman las tenía) sin que me enterara… La más persistente era la de que lo robaran justo cuando acababa la canción.

    Lo de revisar repetidamente los bolsillos y cremalleras es otro de mis vicios, de hecho suelo tapar con la mano todo lo que puedo para tenerlo controlado, y precisamente hace 4 años, un día que no pude cubrir todas mis áreas porque iba muy cargada… me robaron el móvil.

    salu2

    # Lady Madonna 24 de October de 2007 a las 23:58

  10. Todo iba bien hasta que has empezado a hablade de posibles absurdos.

    # ElGekoNegro 25 de October de 2007 a las 00:03

  11. Estáis todos locos, en serio.

    # rubendomfer 25 de October de 2007 a las 00:23

  12. Hugo, siento decirte que todas estas paranoias, los que sufrimos los retrasos de la RENFE y el Metro en Barcelona las tenemos muy mascadas … cuando quieras filosofar, ya sabes, te haces un par de paradas de RENFE que será cosa de … 1 hora / 1 hora y media, y ale … :P

    # Ancude 25 de October de 2007 a las 01:24

  13. Al pasar por las puertas anti-robo de las bibliotecas los auriculares pitan, también sería una buena situación para aprovecharse…

    # Ellohir 25 de October de 2007 a las 09:59

  14. Ellohir lo de las puertas antirobo de las bibliotecas es algo que siempre que paso (o pasaba) me paraba un milisegundo como diciendo ¿han sonado o han sido los cascos?

    # Fran 25 de October de 2007 a las 10:08

  15. Joder en Granada estas cosas no pasan, aunque andando por la calle hacia el curro si que me da la paranoia a veces de que alguien va a meter la mano en mi bolsa y mangarme el iPod. Y en el bus sacarlo significa ser el centro de atencion de todo el mundo, parece que soy el unico que se atreve a jugar a “Lost” mientras escucho musica y esto… claro, ayuda al caco a elegir entre el bolso de la señora y mi querido iPod.

    # Sinesby 25 de October de 2007 a las 10:17

  16. En Leganés no tendrías esos problemas, ya que la tienda de electrónica (¿Jupi? ¿Yupi?) cercana a la universidad te mete unos folles tan impresionantes que al caco en cuestión le saldría más barato comprarse directamente un MP3.

    A mí me pasaba igual antes. Pero luego pensé que si lo llevo en el bolsillo dle pantalón, muy bueno tiene que ser el tío para que no me de cuenta que me está levantando el iPod. Además, como suelo cambiar de canción con aisduidad, las posibilidades de que una persona meta la mano en mi bolsillo sin que yo lo esté haciendo son bastante reducidas. Otra cosa es el típico día que en el cercanías camino de Leganés iba viendo un capitulo de Lost antes de entrar en clase. Quieras que no, el iPod ya estaba fuera de mi bolsillo, por lo que un simple tirón habria bastado.

    En fin, que cuando te gastas la pasta en un gadget, todos tus conciudadanos son delicuentes poteciales.

    # El Duque 25 de October de 2007 a las 10:50

  17. Me ha encantado la idea de Juananpol, la de cantarte al oído la canción mientras te alejas, ipod en mano.

    Yo también soy paranoica, mi recurso últimamente (desde hace unos 4 o 5 meses) es atar todo lo atable al asa del bolso, con lo cual se ve sobresalir una cuerdilla que lleva atados el mp3 mío y el de mi hijo, y q

    # Okok 25 de October de 2007 a las 11:13

  18. Arg! Se me ha colado el comentario o_O

    Pues eso, con una cinta/cuelgamóviles llevo las llaves y a veces el móvil, con una cuerda mi cámara, y los días de mucho cachivache con otra cuerda más llevo los 2 MP3s (el mío y el de mi hijo) y su cámara.

    Y el bolso, claro, totalmente deformado del peso que cuelga de una esquina del asa.

    # Okok 25 de October de 2007 a las 11:15

  19. Hugo, quizá algún día digas: “yo fui el primero que usé esa expresión

    # shevek 25 de October de 2007 a las 13:24

  20. Este post es lo más parecido a una película de Michael Bay que he visto jamás.

    Oro puro :D

    P.D: Algún día tendría que contar el ataque de pánico que le entró a mi padre en Sol hace unos años.

    # Alexliam 25 de October de 2007 a las 13:31

  21. What The Fuck.

    # ::Idaho 25 de October de 2007 a las 21:05