Sólo otro blog infame


Menú


Las cestas de Navidad

Estamos en la semana de las cestas de navidad, vas por la calle y ves a la gente portando gráciles sus ¿cestas?, ¿cómo pueden llamarle cesta a una caja de cartón con colorines y un asa de plástico con bordes cortantes?, eso sí, en los laterales de la caja pone claramente “Cesta de navidad” para que nadie lo confunda con un Sanecan.

Es más, ¿alguien ha visto físicamente una cesta de navidad de verdad?, es decir, como las de los típicos anuncios de Hipercor (antes de que fichasen al odioso calvo histérico), una cesta de mimbre, de un metro de alto, con su plástico film transparente y su jamón de las cinco bellotitas.

Son como los billetes de 500 euros, nadie las ha visto pero se sabe que existen. Y de precio deben andar por ahí.

Pero aunque sean de cartón, a los que tenemos un trabajo sin derecho a cesta (véase becario pringao) nos da mucha envidia sana ver a los agraciados por la calle. Van con otra cara, cargados pero felices. Incluso hoy he visto a un técnico de la construcción (un Benito, vamos) que llevaba tres cestas el muy codicioso/abusón/cabrón, éste sí que iba feliz… pero habría que preguntar que opinan los dos compañeros que ha dejado encerrados en las letrinas.

# Idas de pinza, Tuesday, 20 de December de 2005 a las 20:58

3 comentarios, les das la mano y te cogen el brazo

  1. A mi las que me daban eran de carton, pero a mi padre algunos distribuidores le regalaron alguna de mimbre, y te aseguro que no he visto nada igual, jamon de pata negra, y todas las pijadas que puedas imaginar.

    # Alexliam 30 de September de 2006 a las 20:43

  2. Tu padre curra limpiando zapatos, ¿no? ;)

    # Hugo 30 de September de 2006 a las 22:57

  3. Jajajajajja, no, tiene una empresa :)

    # Alexliam 30 de September de 2006 a las 23:05