Sólo otro blog infame


Menú


Los 10 mandamientos

Acabo de encontrarme con Los mandamientos del disueñador, un texto que desde ya considero de obligada lectura y relectura periódica.

Que conste que yo no he estudiado diseño, ni trabajo de ello, pero algunos de estos mandamientos son extrapolables a cualquier empleo de oficina. Especialmente el 5º mandamiento:

5º, JAMÁS hagas saber que entiendes de algo que se salga de tu labor cotidiana.

Corres el peligro de acabar arreglando ordenadores, preparando cafés, instalando todo tipo de programas piratas, montando redes… y todo esto se acumulará a tus horas de trabajo de diseñador. Los diseños los tendrás que entregar en los mismos plazos.

Este mandamiento va contra el instinto natural de todo listillo/pardillo, como yo, que se va tirando el pisto por ahí de que controla de todo y termina pringando.

Contrólate ¡oh! todopoderoso listillo/pardillo.

# Coñas marineras, Tuesday, 21 de February de 2006 a las 17:00

3 comentarios, han comido lengua

  1. Uah… esto es MUY cierto. Lo mejor es quedarse con la boca cerrada y controlar el impulso de soltar un: “si quieres te ayudo”.

    # Soyla 22 de February de 2006 a las 11:28

  2. El ayudar se va a acabar, Wipp express!!!!

    # Hugo 22 de February de 2006 a las 18:47

  3. No es cierto… yo le digo a todo el mundo que soy farmacéutica y nadie me pide nunca consejo profesional. ¿qué raro, verdad?

    # Ana Obregón 23 de January de 2007 a las 03:29