Sólo otro blog infame


Menú


Los comerciales, el epicentro de la brecha digital en el entorno corporativo

Hasta que comencé a trabajar nunca imaginé la acojonante brecha digital que existe entre el personal de una oficina. En mi empresa (de la que debo remarcar que se dedica a la informática) se clasifica a la gente en tres grupos, “administrativos”, “comerciales” y “técnicos”.

Los administrativos dominan la ofimática, años de Windows Solitaire a sus espaldas les avalan y ciertamente son gente que se defiende bien. No les puedes pedir que naveguen con diez pestañas abiertas (entre otras cosas porque usan IE 6) pero no tienen problemas en la redacción de correos electrónicos y demás, por lo que quedan fuera de este post.

Los técnicos dominan todo lo necesario informáticamente hablando, son los que crean el núcleo del negocio de la empresa y en ese sentido sus conocimientos no son discutidos (no así su higiene), por lo que quedan fuera de este post.

Yo vendo arena en el desierto

Pero llegamos a los comerciales, por varios motivos estoy teniendo que lidiar (bregar) bastante con ellos en los últimos meses y uno ya no sabe si reír o llorar. Mi empresa está trufada de comerciales a los que se les llena la boca diciendo “yo es que de informática no tengo ni puta idea” cuando precisamente son las soluciones informáticas lo que tienen que vender. Por poner un ejemplo es como si vamos a comprarnos una nevera y el tío del Tien21 nos dice “yo es que de neveras no tengo ni puta idea, pero oyes, que esta es cojonúa y mis hijos necesitan mi 10%”.

Y lo triste es que no mienten, por poner un ejemplo, el comercial favorito de mi empresa cada vez que envía un correo electrónico lo lanza con esta firma,

Captura de firma de correo electrónico usando SPAMFighter que ha bloqueado 0 spam

Siempre pienso que pollas pensarán los clientes cuando vean eso. Pero aún hay cosas peores que voy a detallar por puro desahogo.

El correo electrónico, esa gran cosa

Hay otro tío que cada vez que te manda un mail lo hace sin definir el asunto (esto lo hacen todos los comerciales, no vaya a ser que dentro de dos días puedas encontrarlo de forma cómoda si lo necesitas) y según lo envía se te acerca a la mesa y te dice con voz de crooner, “te acabo de mandar un correo electrónico”, al tiempo que la ventanita emergente de tu gestor de correo grita “(no subject) – Comercial Analfabeto”.

Luego hay un par más que consideran cada correo electrónico un evento acojonantemente importante, como antiguamente cuando uno llamaba por conferencia. Estos tíos se pueden pasar días diciendo “le estoy mandado un correo electrónico a Fulano” o “estoy preparando los adjuntos” y luego ves el correo y encima está redactado con el puto ojete, que esa es otra, es increíble lo mal que escribe esta peña. Hay un par que hacen los saltos de línea a mano, à la máquina de escribir, es decir, cuando ven que el texto llega al final de la ventana dan un Intro y siguen escribiendo.

Comunicación digital

Pero a lo que responde todo esto es que los comerciales son gente curtida en las relaciones tradicionales, quedar con los clientes, invitarles a comer, irse de putas con ellos, coleccionar tarjetas de visita, etc. Y que no dan ninguna importancia a la comunicación electrónica, gente nada detallista y desde mi punto de vista sin el más mínimo amor propio hacia lo que lleva su nombre dentro de un ordenador.

A la mayoría cada vez que tienen que mandar un adjunto se les olvida adjuntarlo, esto es algo que a todos nos pasa alguna vez, pero es que estos tíos no fallan ni una. Luego les pillas por banda y les dices “se te olvidó poner los adjuntos” y a los dos días les tienes en tu mesa diciendo “te he mandado un nuevo correo electrónico con los adjuntos” al tiempo que salta la ventanita emergente. Miras y, en efecto, el nuevo correo tiene adjunto, pero ese adjunto es el mismo correo que te había mandado hace dos días, pero en formato Outlook y, por supuesto, sin los malditos adjuntos en su interior.

Otro tío cambió de teléfono y lo actualizó en su firma del correo electrónico, el caso es que sólo cambiaban algunos dígitos así que modificó sólo éstos para ahorrar sus preciadas pulsaciones de índice (los otros ocho dedos son para sacarse mocos). El problema es que no se percató que tenía seleccionado otro tamaño de letra (suponiendo que sepa lo que eso significa) y ahora todos sus correos salen con una firma en la que el número de teléfono tiene la mitad de dígitos de un tamaño y la otra mitad de otro. Se lo comenté, le da igual.

¿Está en formato guor o en adobe?

Hay otro tío al que, tras explicárselo no menos de 10 veces (no exagero) no he sido capaz de hacer que cuando reciba un documento que se llame “documentoimportante_v01.doc” y lo modifique y lo reenvíe lo haga cambiando el nombre a “documentoimportante_v02.doc”.

Para terminar, hubo otro que una vez mandó un presupuesto a un cliente y se le coló un cero de más en los totales. Me di cuenta y le mandé un “presupuesto_v02.doc” con la versión corregida para que la mandase. El tío pasó de mi adjunto y les envió un correo que ponía “El presupuesto anterior está mal, es un cero menos. Atentamente, Don Comercial Analfabeto”. Profesionalidad pura y dura.

Ale, siento el peñazo, pero es que lo necesitaba.

# Pataletas, Thursday, 5 de March de 2009 a las 21:44

27 comentarios, han comido lengua

  1. Curras en una telecomedia y no lo sabes.

    # zama 5 de March de 2009 a las 22:24

  2. ¿Comerciales? Vaya mariconada, ya verás cuando cuente lo de los profesores de universidad…

    # Ponzonha 5 de March de 2009 a las 22:40

  3. Yo tengo la suerte de que donde estoy todo el mundo se maneja decentemente, y no tengo a nadie alrededor de esa calaña (y aun así, yo con mis rudimentos de VBA soy “el genio del excel”). Pero en la empresa de mis suegros (una academia de idiomas) he visto lo que dices. Me resulta una de las cosas más frustrantes del mundo, ver como se manda un presupuesto a un futurible cliente doce, sí, doce veces, porque “parecía que no se había enviado”. Y esa es una de tantas, pero por suerte no trabajo ahí, y veo los toros desde la barrera. Pero me duele igual.

    Y lo peor es que es imposible tratar de educar a gente así, es como si tuvieran una ceguera a lo que hay en la pantalla.

    # Aloisius 5 de March de 2009 a las 23:06

  4. Jajaja, hay gente que es la hostia. Qué miedo me da empezar a trabajar y que se crucen en mi vida.

    # Ender Muab'Dib 5 de March de 2009 a las 23:32

  5. Cuántas veces habrás buscado las cámaras de Inocente Inocente en tu puesto de trabajo :D

    # rubendomfer 6 de March de 2009 a las 00:42

  6. Por suerte en mi empresa tenemos todos un perfil más o menos técnico, jefes incluidos. Y lo menos técnico que hay es una teleco (habiendo FPs, o físicos, manda huevos…)

    # zetxek 6 de March de 2009 a las 01:21

  7. El síndrome Wardog y BOFH, you know.

    Lo de la máquina de escribir y el Intro me ha hecho soltar un descojone involuntario al imaginármelos, pobres.

    # Vedia 6 de March de 2009 a las 01:39

  8. Creo que pagaría por un video de hugo corrigiendo a los comerciales con esa risilla que tiene de es que sino me pongo a llorar…

    Los comerciales son un mundo aparte, yo creo que cuando les ponen a currar ahí les dan un cursillo de cómo hacer que parezca que uno es tonto porque no es normal, conozco pocos comerciales que no sean lerdos…

    Yo creo que lo hacen para que el cliente diga, buah al tío tonto este seguro que se la cuelo doblada con el presupuesto :)

    # hastrakan 6 de March de 2009 a las 02:09

  9. Qué bien debe de sentar desahogarse así en tu blog anónimo. Algún día te descubrirán Hugo… :P

    # sandra 6 de March de 2009 a las 08:50

  10. Te entiendo… en mi empresa somos todos telecos así que no hay problema por esa parte, pero algunos clientes dan pena… lo peor es cuando todas esas cosas que explicas no vienen de un comercial, sino de uno de informática/sistemas (que es con los que trato yo). PoloFresa es así: redacta los mails con el culo, no pone subject y si lo pone no es muy explicativo, se olvida los adjuntos… Y ahora en el cliente en el que estoy por las mañanas tengo un par que tela telita tela… una que envía mails a Telefónica solicitando un “ADLS” para una oficina (no es dislexia, SIEMPRE lo escribe así :P) y el otro que finaliza las frases (si es que lo que escribe en los mails puede considerarse una frase, porque muchas veces no tienen sentido) con doble punto..

    salu2

    # Lady Madonna 6 de March de 2009 a las 11:01

  11. Yo con los intros de la maquina de escribir me ha hecho soltar una carcajada… Menos mal que estaba en el intercambio de clase… si no… xD

    # Adrián 6 de March de 2009 a las 11:10

  12. Mi empresa, por suerte o por desgracia, es tan cutre que los que ahora son comerciales, empezaron como programadores, por lo que la mayoría tienen conocimientos. Incluso en más de una ocasión me ha tocado a mi vender un proyecto, y sinceramente no entiendo como alguien puede vender algo de lo que no tiene ni idea. Yo hubiera sido incapaz.

    # Nesta 6 de March de 2009 a las 11:16

  13. ¡¡Catarsis, catarsis!!
    Todos necesitábamos decir que la secretaria del jefe borra con tippex en la pantalla, ¿verdad?

    # eρH ρoρ 6 de March de 2009 a las 12:49

  14. Cuando entré a trabajar por primera vez en una oficina, en el 2000, estaba acojonada pensando que la gente tendría muchos conocimientos de ofimática y que no estaría a su altura.

    Con sólo un curso de 3 meses de aquellos de formación conitnuada el año anterior, ya estaba dándoles trucos y corrigiendo errores desde la primera semana ¬¬

    Y como eso, todo lo demás. Los que hablaban francés en realidad no sabían tanto como yo, que dije que no hablaba francés pero me entendían mejor los clientes. La cultura general brillaba por su ausencia (la contable me preguntó, en serio, si Italia estaba en Europa, preparando un montón de cartas con invitaciones a una feria…)

    Por suerte ahora trabajo en un entorno privilegiado 8gente inteligente y divertida), y sólo hay una lerda total en temas informáticos :D

    # Okok 6 de March de 2009 a las 13:08

  15. Triste realidad.

    # Alexliam 6 de March de 2009 a las 13:18

  16. Pan nuestro de cada día.

    Yo los veo como el comercial de cámera café. Pero sin carisma claro.

    Estos comerciales que al principio dicen que son los putos amos, pero que cuando se quedan solos delante del ordenador se ponen a sudar sabiendo que no tienen ni puta idea.

    Eso sí en cuanto mandan dos mails y ven que no explota nada, y dada su bajeza total, empiezan a hacer todas esas cosas magnificentes de las que son capaces con una indiferencia tal que agrede.

    Lo que no entiendo es como consiguen tener éxito luego en su desempeño.
    Bueno, llevar de putas a los clientes tiene que ser el AS en la manga…

    # Jumelas 6 de March de 2009 a las 14:03

  17. A cambio de tu frustración has conseguido que riamos un rato, deberiamos enviar un jamón a cada comercial analfabeto de tu post.

    # Siq 6 de March de 2009 a las 17:24

  18. Leyendo este post me ha entrado un gran déjà vu. En mi trabajo hay unos cuantos que dan miedo.

    # Arystor 6 de March de 2009 a las 19:56

  19. Alucino, Hugo.

    Yo soy comercial en mi empresa, y te puedo asegurar
    que aquí las cosas son diferentes. Nadie comete esas
    barbaridades. aquí cuidamos mucho la ortografía, la
    gramática y la presentación de los presupuestos.

    Vamos que somos unos comerciales ejemplares. Pero
    sí, alguna vez e recibido presupuestos de algún prov-
    eedor y son cutres, cutres, cutres.

    # Pijus Erectus 6 de March de 2009 a las 20:43

  20. Y encima cobrarán más que tú.

    Todos son iguales… ¡paciencia!

    # Aeris 6 de March de 2009 a las 22:12

  21. Nosotros enviamos muchos mails a proveedores y supongo que los contestan comerciales porque lo hacen igual o peor que los de tu empresa.

    De entre todo hay dos cosas que dan especial rabia: Los que te contestan sobre tu e-mail (editando el que les envías) escribiendo en rojo justo debajo de cada cosa que les dices y los que solo te responden (y a medias) a una de las 6 o 7 preguntas que les haces.

    Y da igual que la empresa sea una de las importantes del sector y facturen 7 o 8 millones al año (que en camisetas y demás son un porron de mails al día mínimo) a la hora de contestar un mail parece que un adolescente messenger-adict se haya colado en la oficina.

    Animo!

    # Hidalgo 7 de March de 2009 a las 22:40

  22. Lo más frustrante de todo esto, es que esa ignorancia (informática, práctica, gramática y ortográfica) se extiende a cualquier empleo. Pero claro, ¿cómo van a contratar a gente competente, cuando los que se dedican a contratar (ya sea Recursos Humanos o el/la gerente directamente) son igual de incompetentes?

    Queremos leer más cosas de estas. Un par de cosas más como esta y superas a Llave Allen.

    # Nosolomusica 7 de March de 2009 a las 23:00

  23. Spain is different figura.

    # CasS 8 de March de 2009 a las 15:48

  24. Las generalidades no son buenas,ni ciertas.
    Soy comercial pero también otras cosas(putero no y gilipollas tampoco)
    A más de uno de por aquí le daba yo un portátil
    y lo mandaba a la calle 8 horas diarias a ver cómo
    valoran a un comercial después de una semana…

    # elhombreficticio 9 de March de 2009 a las 03:52

  25. Conunción de astros, El Listo también da su opinión sobre los comerciales.

    # Ender Muab'Dib 9 de March de 2009 a las 19:39

  26. En mi empresa hay un jumento de la misma catadura. Decenas de veces le he explicado dónde se le había perdido la libreta de direcciones, que cerraba él mismo siempre de la misma manera y siempre se volvía a abrir -sorpresa- de la misma manera. Decenas de veces le he hecho más de lo necesario para compensar su ignorancia y su falta de respeto por mis conocimientos, mucho mayores que los suyos, si hasta de fútbol hablaría yo con más conocimiento de causa que el pobre tarado, montones de veces le he ahorrado tiempo porque prueba a hacer no sabe bien qué ni él mismo durante media hora y luego, habiendo perdido lo que estaba escribiendo y habiendo empezado el mismo email 4 veces y habiéndosele borrado otras tantas veces según él (están minimizados), le dice a su secretaria que lo haga. Tema adjuntos ya ni entramos, es algo tan absolutamente misterioso e insondable para él como la mecánica cuántica para mi gato. Por si eso fuera poco, su personalidad sigue la pista a sus conocimientos y a su inteligencia y es un tipo patético que sólo se comunica de temas extralaborales con las mujeres que cumplan dos condiciones, a saber: a) que estén buenas, b) que le hagan puto caso. Como es natural, lo hace a voz en grito y no dice más que sandeces. Las distancias para este elemento no existen: Si tiene que comunicar algo a alguien que pasa apresurado y hablando por el móvil por el otro extremo de la oficina chilla y berrea su nombre hasta que el interpelado le oye más que a su propio teléfono. Igualmente que cuando él está hablando por teléfono, sin contar que el saber exactamente cero idiomas (sí, ni español), no le impide comunicarse en inglés -pozupuesto-, francés -olala-, italiano -pronto-, alemán -whateverhausen-, catalán -oyes noi- y japonés o chino cantonés si hiciera falta, que para eso es comercial. Con un par. Por que él hace falta. Hace falta en el mundo. Conmigo tuvo la época de padre protector y cuando fue evidente que pasaba de él y de sus consejos no solicitados acerca de casi todo en mi vida, se le vio un poco dolido durante un tiempo pero satisfecho de su labor educadora. Pasó entonces a atormentarme con la excusa de la informática pero un buen día hace seis mesazos ya, dio un paso en falso: El babuino me dijo de ‘pasarme’ por su casa para ‘mirarle’ su ordenador. Su justificación para endosarme su ordenador particular era que ‘a veces lo uso para mirar los emails’. Claaaaro. A la primera pregunta de si tenía todos los CDs originales y qué sistema operativo era el suyo (eso yo deso nosé?) cayo con todo el equipo y SE CABREÓ CONMIGO, ALBRICIAS Y ZAPATETAS, desde entonces no me habla, hace ya seis maravillosos y tranquilos meses y sé que nunca más volverá a pedirme nada ni a darme los buenos días porque a sus cualidades podemos agregar el férreo orgullo machofranquista que le inculcaron desde pequeño y se siente herido profundamente en su orgullo por mi negativa (eso va diciendo él, yo no tuve ni necesidad de negarme), así que me perdonaréis el ladrillo pero es que tenía que desahogarme y contarlo entre quienes me comprenden. Vaya por si algún listo de estos intenta la misma técnica con vosotros. Nadie os va a despedir porque el maricón de comercial esté picado con alguien de IT y lo mejor que se puede hacer es mostrarles la puerta desde el primer día y ponerles en su sitio, aunque cobren el doble que yo. Y no me siento mal en absoluto por haberle abandonado a su suerte; el 30 de diciembre le escuché hablar por teléfono, dando el coñazo como está mandado a algún pobre desgraciado de alguna tienda donde al final lo tuvo que llevar, quejándose de que ‘no le iba el sonido’. Casi pude sentir la angustia del pobre pringadillo que estaba al otro lado del teléfono. Casi pude compadecerle.

    # Lucía 10 de March de 2009 a las 18:54

  27. jajaja…. hacia tiempo que no me reía… En mi empresa, además, hay un grupo peor que juntan todo lo dicho de los tres grupos anteriores…. “directivos o jefes”

    # orik 26 de May de 2010 a las 16:39