Sólo otro blog infame


Menú


Los miradores tragaperras

Meto una moneda.

¡Click!

Me encantan los miradores tragaperras que hay en los enclaves turísticos, realmente no sé cual será el nombre técnico, supongo que algo del estilo de “Prismático urbano activado por monedas”.

Mirador en una playa

El tema, creo que en toda mi vida nunca jamás he mirado a través de uno de ellos, todo lo que sé es por referencias de películas, pero aún así siempre recordaré el intenso color azul de los del Templo de Debod. Cuando era pequeño me encaramaba a la peana y me ponía a mover los dos ejes del cacharro sólo para jugar, sabía que mis padres nunca le meterían una moneda y es que ni siquiera llegaba al visor a no ser que apuntase al cielo, pero a mí me encantaba subirme ahí.

Recuerdo perfectamente la forma en que giraba el aparato, la fuerza que había que hacer para que se moviera y lo suave que iba cuando empezaba a girar hasta que llegaba a los topes, se notaba que era algo pesado pero bien montado. Me encantaba esa sensación de contundencia del metal de 3 cm de grosor, transmitía que era algo que estaba ahí para quedarse. Y la prueba es que aún hoy ahí siguen sirviendo de magníficos trípodes improvisados. Ahora aceptan euros en lugar de pesetas, pero los trastos son los mismos y estoy seguro de que no les han tenido que cambiar ni las lentes. Todo lo contrario que aquellas papeleras prensalatasdecocacola que duraron un verano.

Pero lo que creo que nunca entenderé es porque esos cacharros van con monedas, desconozco los beneficios que pueden generar o si son de los ayuntamientos directamente o contratas de terceros quienes se encargan de mantenerlos y sacar la recaudación y tal; pero, sinceramente, hoy día que cualquier pringao se te presenta con una cámara con un objetivo equivalente a un 400mm no creo que sean muchos los que metan ahí una moneda, y cuando digo muchos digo que igual una maquina de esas no saca ni 200 euros al año gracias a las parejitas nostálgicas que quieren hacer la gracia un domingo por la tarde. Nada más.

De modo que ¿para que las mantienen?, si esos miradores fueran gratuitos estoy seguro de que se usarían muchísimo más sin necesariamente deteriorarse y sería un buen servicio público más. Y no sólo por el principio que os contaba el otro día sino porque además la gente los usaría con mucha más tranquilidad al saber que no se les va a cortar a la mi

¡Clac!

# Recuerdos del ayer, Tuesday, 27 de November de 2007 a las 02:10

7 comentarios, rollo Café Gijón

  1. A mí también me jode ver a un niñato con teleobjetivos, aunque 400mm sea demasiado, lo máximo que recuerdo es un (hablando en 35mm) 150 con convertidor 2x que se supone trabaja como 300mm. Pero te creeré.

    Supongo que si devolviesen cambio estas máquinas funcionarían mejor.

    # ElGekoNegro 27 de November de 2007 a las 10:47

  2. Yo creo que use una de estas maquinas de pequeño y si no recuerdo mal no se veia una mierda.

    Vamos, tenia su gracia, pero era mejor la expectativa de lo que ibas a ver de lo que finalmente veias.

    Clac!

    # Alexliam 27 de November de 2007 a las 12:18

  3. El TemBlo de Debod?

    El taliban ortografico ataca de nuevo.

    Recuerdo que en Gijon habia (no se si seguira habiendo) varios en la costa. A mi tambien me maravillaban de crio, aunque me preguntaba para que sirve exactamente un catalejo que apunta directamente al horizonte en el mar… quiero decir, las cosas interesantes de ver estan en la costa, la linea maritima de horizonte es igual de interesante ampliada que sin ampliar (iba a hacer un chiste con algo relacionado con fractales, pero habria quedado demasiado freak).

    # Neverbot 27 de November de 2007 a las 12:56

  4. En el Balcón de Benidorm eché un euro esta semana santa para hacer el chorras y bueno, si que se ve, pero creo que es un gasto inecesario.

    # Ryu 27 de November de 2007 a las 16:48

  5. A mi de pequeño me pasaba igual, me encantaba subirme, moverlo y hacer como el que miraba, con la ilusión de que mis padres echaran alguna moneda, aunque nunca la echaron. Ahora pienso que es lo mas cutre que puede hacer un Ayuntamiento, ¡¡te cobran por mirar al infinito!!, por mucho que recauden, que imagino que serán dos euros al día, me parece una ridiculez.

    # juananpol 27 de November de 2007 a las 19:57

  6. Corregido, Neverbot.

    Y ElGekoNegro, me refería lógicamente a mm. equivalentes.

    # Hugo 27 de November de 2007 a las 20:04

  7. los miradores son buenos para la gente que desea aprendel algo mas, me gustaria que existieran en muchos lugares y a los que no les llama la atencion quedence locos solo mirando desde el rededor y no sufran por que les puede dar gastritis

    # miguel angel 16 de November de 2009 a las 19:45