Sólo otro blog infame


Menú


¡Noooo soooy Héctoooor!

Tal vez recordéis el “pograma” de TeleCinco llamado “Uno Para Todas”, un programa que comparado con los actuales se podría considerar televisión para intelectuales y en que el plato estrella era un culturista llamado Héctor que hacía posturitas mientras los concursantes trataban de emularle con sus ridículos cuerpos de tirillas. El caso es que el tío sólo decía una frase, que era como el “¿he sido yo?” del odioso Steve Urkel; la frase que gritaba era “¡Soy Héctor!”, y la gente le aplaudía.

El caso es que yo no, de verdad, no soy Héctor, no me llamo Héctor y creo que nunca he conocido a ningún Héctor jamás.

¿Por qué digo esto?, pues porque a lo largo de la vida me he encontrado ya en muchas ocasiones (a ver, no todos los días, pero igual seis o siete veces sí que me ha pasado) con gente que tras ser presentados de pasada se dirige a mí con ese nombre y me llama Héctor.

Name Not Found

Siempre quiero creer que el hecho de ser un nombre corto y que empieza por hache es lo que hace que se confundan, pero es que lo peor no es que se confundan, que nos puede pasar a todos, sino que cuando se lo dices y les sacas del error nunca le dan la menor importancia, como si los dos nombres fueran lo mismo. A efectos prácticos es como si la conversación fuera “Hola Antonio, ¿qué tal?”, “Eh, me llamo Rafael”, “Ah, y ¿qué tal?”. Y me toca las pelotas y me parece muy poco respetuoso.

Así que nada, si hay algún Hugo más en la sala que cuente por favor si le ha pasado a él también. Y si hay algún Héctor que cuente si le pasa lo mismo pero a la inversa y por ende está odiando a los llamados Hugo. Aunque ahora que lo pienso, igual a los Héctor les confunden con un tercer nombre y así sucesivamente haciendo que todos los nombres del santoral queden interconectados de forma cíclica; y que cada vez que alguien confunda un nombre se produzca una brecha en Matrix.

# Pataletas, Wednesday, 6 de May de 2009 a las 20:03

27 comentarios, se nota que es gratis

  1. Sé lo que se siente, en mi caso con Dani en vez de Toni. Pero yo soy del tipo de persona que prefiere dejar al otro en el error y ser feliz. La gente suele ponerse extraña cuando se le corrige.

    # Harad 6 de May de 2009 a las 20:10

  2. Lo peor sería un “Hola Mari Loli, ¿qué tal?”, “Eh, me llamo Rafael”, “Ah, y ¿qué tal?”.

    # Nosolomusica 6 de May de 2009 a las 20:43

  3. A mi me pasa que en vd de desirme Hukedio me llaman Rambo, me da musha ravia porke llo prefierho a Estiven Seagal.
    Te kirto Mr.H

    # Hukedio 6 de May de 2009 a las 20:52

  4. He leído un libro muy bueno sobre métodos de aumentar la memoria y tenía un capítulo entero dedicado a cómo memorizar el nombre de las personas que nos acaban de presentar. Es un error más que habitual.

    Con mis muchas carencias, los nombres de personas se me desvanecen, incluso de personas que conozco desde hace muchos años.

    # marmolillo 6 de May de 2009 a las 21:20

  5. Como sabes, mi hijo (Rastakid) se llama Hugo. Corroboro lo de Héctor, aunque creo que le han llamado aún más veces Bruno.
    Y en cuanto a mí, que me llamo Áurea, he oído de todo: Andrea, Águeda, Aroa, Aurora, ¡incluso tres vecinas se tiraron años llamándome Laura! Y, como bien dices, no les afecta que les corrijas, seguirán en sus trece.
    La enfermera de pediatría de Hugo le llamó siempre, durante los 8 años que fuimos a esa consulta, Bruno a él y Aroa a mí.

    # Okok 6 de May de 2009 a las 21:54

  6. yo no e leido un livro muy bien sobre metosdo de augmentr la memoria, xro se cosinar guineanos al baño maria

    # Hukedio 6 de May de 2009 a las 22:00

  7. A los Adrianes nos llaman Andrés.

    # ElGekoNegro 6 de May de 2009 a las 23:42

  8. Yo me llamo Héctor, el nombre me lo suelen cambiar por Víctor, no es raro, y generalmente me lo ponen sin “hache”, pero si desde luego hay algo que me enerva es lo del “Soy Héctor” >__< A ese tío había que haberle cambiado el nombre por decreto, por el amor de Jobs, qué daño nos ha hecho…

    Y ahora que lo pienso, no se llamaría en realidad Hugo y todo forma parte de un oscuro plan de los «Hugominatti» para vengarse de los Héctor?!?! hmmmpffff

    # Hexmar 7 de May de 2009 a las 00:56

  9. Mi apellido es Turpín, y como Jose es un nombre bastante común, pues me llaman por el apellido. Bueno…en realidad me llaman Turpín, o Túrpin, o incluso Púlpi, aunque yo de pulpo no tengo nada.

    P.D. No soy analfabeto…veasé que utilizo algunos acentos solo para enfatizár!

    # Turypin 7 de May de 2009 a las 00:59

  10. Mi nombre no se suele confundir con otro, pero a mucha gente le cuesta decirlo bien y me mira con cara de “¿eso es un nombre o un mote?”. Hace tiempo en una residencia de tiempo libre, me apunté al campeonato de futbol sala y los de mi equipo pensaban por el nombre que era una chica. Al final el campeonato lo ganó el único equipo en el que jugaba una niña.

    # Nesta 7 de May de 2009 a las 11:16

  11. Yo no suelo confundir los nombres de los tíos que me presentan, me suelo quedar con ellos. Sin embargo, cuando me presentan a una tía, el nombre me resbala; lo único que me puede llegar a interesar de ella es el maromo que la acompaña.

    Sin embargo, yo he estado llamando durante años Alexiam a Alexliam. Detecté mi error cuando oí cómo le llamabas por su nombre en aquél post-fake-metainocentada. Nunca me he disculpado porque creo que él no se había dado cuenta. Pero aprovecho ahora para disculparme públicamente, Alexliam. ¿Qué puedo hacer para resarcirte?

    Gracias por las técnicas para aumentar la memoria, Marmolillo. Me vendrá bien.

    @Hukedio: Me das miedo.

    # Pijus Erectus 7 de May de 2009 a las 11:41

  12. También hay que tener en cuenta que la mitad de la gente esta sorda.

    # Arystor 7 de May de 2009 a las 13:19

  13. Yo tengo muchos, muchos, muchos problemas para recordar nombres. Soy un caso preocupante. Lo normal es que lo cambie por alguno que empieza parecido (Alfredo por Alfonos, por ejemplo) pero otras veces los cambio al tun tún (Raquel por Patricia). Lo peor es con la familia. Tengo un porrón de primos pequeños, así que suelo liar los nombres al primer intento y luego dar con el correcto. El problema es que a veces me cuesta recordarlos (tardé un año en recordar que Maialen se llama realmente Maider). Y que me los aprenda no significa que no los olvide luego, como cuando estuve hablándole a alguien de mi primo Ander y al final tuve que llamarle a mi madre para preguntarle el nombre real de Ander (por esa época, el pobre Aitor tenía 10 años o más).

    Y no me da igual. Cuando me doy cuenta me pongo como un tomate y acabo pidiendo doscientas disculpas. Las próximas veces, recordando que lié ese nombre, suelo preguntar a la persona (o a otra, si puedo) para asegurarme o usar su nombre más de lo normal y así acostumbrarme y aprenderme el nombre auténtico. Con las consecuentes disculpas, que doy por supuesto que a la gente no le gusta que le cambie el nombre (a mi de pequeña me molestaba muchísimo, así que todo el mundo me cambiaba el nombre).

    # Bea 7 de May de 2009 a las 13:38

  14. Pos llo e solucionao el problema llamando a tós Patricia, indistintamente de su condició sexuá, tambien a los coballas y marsupiales barios.

    # Hukedio 7 de May de 2009 a las 13:49

  15. Lo mejor es tratar de (oye, tú) a la gente para evitarse este tipo de problemas… O simplemente comportarse como un sociópata y evitar cualquier contacto aunque sea verbal con el ser humano.

    La mejor opción de todas formas es poner un cuchillo de cocina en la garganta a aquel a quien estás diciendo tu nombre. Una situación de peligro extremo ayuda a fijar los conceptos en la mayor parte de las ocasiones. Recomendado!

    # Fernan 7 de May de 2009 a las 13:52

  16. Pijus Erectus, no tengas miedo, ijo mio, mientras no seas gineano te ofresco protesion, salud y musnision infinita contra los comunistas y los bolchebikes

    # Hukedio 7 de May de 2009 a las 13:57

  17. Para mí la situación es peor cuando te reencuentras con alguien de hace años, y crees recordar su nombre… pero no sale en la conversación. Ese encontronazo deriva en veros a menudo, y al cabo de meses te das cuenta de que no se llama como pensabas, y quedas como el culo teniendo que preguntar.

    Me ha pasado en dos ocasiones: Mi nueva vecina trabajó conmigo una semana o dos hace al menos 10 años, y yo convencida de que se llamaba Mari (y no!), tardé mucho en darme cuenta de que no era Mari. Pero le pega el nombre.

    Y, peor, hace unos años me enamoré de un tío que conocía ligeramente (de vista, de encontrarnos a menudo en sitios dispares, de haber trabajado juntos un único día pero descubrir que nos llevábamos genial… y luego no vernos apenas en años) En ese caso el nombre que yo creía que tenía resultó ser el correcto, pero a medida que me iba enamorando de él, siempre hablaba de “Él”, y cuando me preguntaban cómo se llamaba les decía “creo que Nacho”. Y claro, flipaban que le conociera de tanto tiempo y no supiera su nombre, pero hasta ese momento era simplemente “Un tío de los muchos que me tropiezo de vez en cuando, y con el que casualmente trabajé un día hace años”

    # Okok 7 de May de 2009 a las 13:58

  18. marmolillo, el mejor método para recordar el nombre de la gente (y a mí me funciona) es, cuando te los presenten y te digan su nombre, tú tienes que repetirlo.

    Intermediario: – Os presento, ella es Narcisa Davinia.
    Tú: – Narcisa Davinia, qué tal.
    N. D.: – Quetal, cantada.

    Así no se suelen olvidar.

    # Nosolomusica 7 de May de 2009 a las 14:31

  19. Ah, Hugo, fire! Han despedido a Manuel Torreiglesias. ¿Te piensas pronunciar al respecto?

    # Nosolomusica 7 de May de 2009 a las 14:32

  20. Pues a mi me pasa muchisimo, que me llamo Virginia y mucha gente me lo confunde por Cristina. Hay veces que alguna compañera de curro me dice… “Cristina….” y al momento se da cuenta del fallo, me pide disculpas, le digo que no importa, y a la frase siguietne otra vez “cristina….” jajaja Ya lo he asumido asi que ¿para que enfadarse? ;)

    # Leyde 7 de May de 2009 a las 19:30

  21. Nosolomusica, sí, me pronuncio ya mismo. Antes o después le fichará Antena 3 y seguirá haciendo un programa igualito que, increíblemente, no tendrá el mismo éxito que el de TVE.

    # Hugo 7 de May de 2009 a las 20:07

  22. Intermediario -Os presento a Hukedio
    Tu -Hola, soy Patricia, que tal?
    Patricia- Encantado.

    # Hukedio 7 de May de 2009 a las 21:39

  23. No desesperes. Mi nombre es Alejandro y concretamente una persona SIEMPRE me llama Héctor, no veas la gracia me que ha hecho tu post al leerlo xD

    # a!ex 8 de May de 2009 a las 01:46

  24. Es que Hugo y Héctor se parecen.

    Saludos Héctor, me gusta mucho tu blog.

    =P

    # Todd 8 de May de 2009 a las 06:44

  25. Lo shiento Todd, vas ha morirh por esha infamia

    # Hukedio 8 de May de 2009 a las 14:27

  26. Pues a mí el cura de la parroquia siempre me llamaba Héctor… después de la vez número 500 ya pasé de decirle que no me llamaba Héctor.

    Curiosamente, también me han llamado montones de veces Raúl. incluso una profesora me quería echar de clase porque decía que cuando me llamaba no le hacía puto caso. Natural, si me llamaba por un nombreque no era el mío.

    # Himliano 8 de May de 2009 a las 20:10

  27. Yo soy César y todo dios me llama Óscar cuado no se acuerda.. Lo curioso, es que cuando estuve viviendo en EEUU me sucedía exactamente lo mismo…. It’s a worldwide issue!!!!

    # Cesar 15 de October de 2009 a las 10:52