Sólo otro blog infame


Menú


Nunca podré mear como un hombre

Por lo general nunca uso el verbo “mear” para referirme a mí, es decir, puedo decir que un gadget le mea a otro (en características técnicas) pero nunca digo “dame un minuto que tengo que mear” a no ser que esté haciendo una coña en la que quiera resaltar lo vulgar del asunto. Así que como un tipo cursi que soy siempre digo “hacer pis” o “hacer un pipi” (que no “pipí”, son cosas distintas).

Pero en el título de este post (que bien podría haber suscrito Nicky de Gran Hermano hasta hace unos días) uso el citado verbo porque es lo que se supone que tenemos que hacer los tíos en cualquier baño público. No se muy bien cuando apareció el invento, pero el caso es que un día alguien pensó “hostia, si los tíos podemos mear de pie, ¿por qué no hacer que meemos directamente contra la pared?”. Y así nació el meadero de pared para hombres y me amargó la vida porque, yo, odio esos cacharros, los odio de verdad.

Los hay de dos tipos, unos son como una especie de orinal de porcelana para bebés gigantes que se hubieran quedado adheridos en los azulejos de la pared al nacer. Y los otros son la versión bien alimentada de los primeros, es decir, en lugar de un orinal, toda la pared es el orinal con un desagüe en el suelo y un botoncito liberador de agua que trata de imprimir (sin éxito) cierta higiene al proceso.

Pero la verdad es que el problema no lo tengo con esos trastos en si, aunque lo de tener que acercarme tantísimo a donde otros han meado no es plato de buen gusto. Lo que realmente me jode es tener que mear en hilera con otro tío a mi lado, y no sólo un tío, sino la sola posibilidad de que pueda aparecer un tío y se me ponga al lado. Mis temores por lo general tienen bastante de cuántico, pero eso mejor lo explico otro día.

El caso es que no puedo con ello, es sentir la presencia de un extraño e inmediatamente mi flauta se niega a cantar, se que tengo ganas de hacer pis, se que mi vejiga (o vagina, que de ambas formas podría y debería decirse) está repleta de caldo de riñón pero nada, no lo consigo.

Meus interruptus

En multitud de ocasiones tras la imposibilidad de usar una taza normal (de las que tienen una puertecita con pestillo y confieren dignidad a ir al servicio) en unos baños públicos he tenido que acceder a usar uno de esos meaderos de pared y he preparado entre las manos mi instrumental de micción.

En eso que de pronto ha aparecido alguien y se me ha colocado al lado (si hay un par de huecos entre medias puedo llegar a tolerarlo) y me he quedado ahí quieto, como una estatua (cual David), contemplando mi micropene (cual David) y deseando que de él brotase de una maldita vez el filtrado urín (cual David).

Pero nada, ni una gota y a los segundos empiezo a oír como la persona que ha entrado ya está soltando lo suyo, siento el sonido de su chorro perfectamente mientras que de mi caño no sale sino desesperación. Y aquí es donde siempre, siempre, siempre la cago. En lugar de quedarme esperando a que el tío termine y se pire lo que hago es ponerme nervioso. Me precipito y empiezo a guardarme mis cosas. Me cierro los botones de la bragueta (algún día diré lo que opino de las cremalleras y de los que usan vaqueros con ellas), me abrocho el cinturón, “tiro” de la cadena aunque no haya manchado ni una gota y me lavo las manos en el lavabo tratando de normalizar la situación ante ese desconocido.

Según salgo de los aseos y doy un paso fuera de los límites vaterianos vuelvo a tener pipi, pero claro, ¿a ver quién tiene ahora cojones de volver a entrar ahí?.

En fin, que es una puta mierda, nunca podré mear como un hombre.

# Idas de pinza,Pataletas, Wednesday, 3 de October de 2007 a las 19:56

33 comentarios, algo interesante habrá

  1. Como en The IT Crowd.

    # auster 3 de October de 2007 a las 20:19

  2. Yo tambien tengo ese problema, pero no estoy tan traumatizado. Aún puedo mear con un tio al lado, aunque no es de mi agrado. Siempre intento buscar un baño cerrado. Juntos venceremos! Por unos hurinarios dignos!!!

    # carballo 3 de October de 2007 a las 20:40

  3. Eso, métete siempre en los “normales”.

    Me alegro de ser mujer por una vez. Si ya no puedo mear cuando hay más gente en el baño, menos podría hacerlo con alguien a quien estoy viendo al lado.

    # Aeris 3 de October de 2007 a las 20:50

  4. Para animarte un poco, voy a hacer una pequeña crítica a los lavabos de algunos establecimientos.
    Hay algunos donde el lavabo de hombres y mujeres es idéntico, es decir, entras y ves una pica, secador, papelera, etc. Y una puerta, de las que tienen pomo, tras la cual hay una taza de toda la vida. Y donde normalmente la puerta que tiene el pestillo es sólo la de la taza. Bueno, hasta aquí normal. Lo malo llega cuando el interruptor esta fuera, donde la pica.

    Pues no hay nada mas desagradable que estar meando y que venga alguien, gire el pomo (si es de los que tienen forma de palanca la situación es muuucho más incomoda) y para acabar de joder la cosa, le de al interruptor, dejándote en la puta obscuridad. En el mejor de los casos le vuelve a dar al interruptor y se pira. En el peor, en vez de estar meando estas cagando, el tío se queda esperando y le tienes que ver la cara mientras sales de la cámara a oscuras.

    Bueno, si le sumas que no haya royo de papel higiénico…

    # floc 3 de October de 2007 a las 21:13

  5. No tiene mucho que ver con el tema del post, pero a mí lo que me da miedo al mear es tirarme un pedo y que lo perciba (sonora y olfativamente) el de al lado. Sobre todo ahora que me veo obligado a ir al váter de las chicas (por cercanía a mi clase y por pereza a subir escaleras, no penséis mal).

    # auster 3 de October de 2007 a las 21:17

  6. No tengo más que decir algo: a mi me pasa exactamente lo mismo, no puedo mear con alguien al lado. Una vez estaba en un bar y me estaba reventando la vejiga, pero aún así no pude, fue horrible. Si descubres la causa psicológica y el método para tratarla no dudes en postearlo, ayudarás a más de un hombre atormentado.

    Saludos.

    # Pablo Mercado 3 de October de 2007 a las 21:24

  7. Tengo un amigo que siempre se mete en el inodoro y se cierra para mear, siempre me reia de él, porque, además cuando sale nunca se limpia las manos, decia que lo hacia porque meando en el vater no te ensucias. Ahora se que realmente tiene un trauma y posiblemente confirmo que es un cerdo.

    # gabriel 3 de October de 2007 a las 21:32

  8. Yo siempre voy al water, sin complejos hombre, y lo de mear en “la taza colgante” para a mi es una mala experiencia, mas que nada porque, bueno, el liquido revoto con la pared de susodicho instrumento y, bueno, ya se sabe… encima estaba lejos de casa…

    # Pedro Iniesta 3 de October de 2007 a las 21:52

  9. Otro que no puede mear con gente al lado, por eso siempre escojo (o espero) a que se libere el señor roca.

    # Fran 3 de October de 2007 a las 22:10

  10. auster me lo ha quitado de los dedos.

    “I’ve just paid a pound not to go to the toilet”

    # Malkav 3 de October de 2007 a las 22:33

  11. Creo que te dejas un punto clave, cuando el que se te pone al lado te mira de reojo e intenta mantener una conversación sin mirarte el miembro. “¿Qué hay?”, “Pues ya ves… aquí…”, “Sí”, “Sí”. Vamos, una autentica conversación de machos.

    Eso sí me jode.

    # ElGekoNegro 3 de October de 2007 a las 22:49

  12. Mi técnica para mear en los colgantes consiste en pensar que estas solo en el baño de tu casa, luego haces fuerza y el resto sale solo.
    Y es mucho peor si están ubicados justo enfrente de la puerta.

    # Oki 3 de October de 2007 a las 22:54

  13. Yo siempre que puedo me meto en la cabina, pero a veces casi es peor lo que se encuentra ahi.
    Lo que te pasa se llama paruresis, y es muy comun.

    # glucko 3 de October de 2007 a las 23:21

  14. Vaya, lo tuyo y lo de miccionar (o mingitar, de esas dos maneras es como suelo decir que voy al asunto) en público tien tela.
    De hacerlo en la calle junto a un árbol o arbusto ya ni hablamos no?
    A mí me pasa únicamente con el caso marrón. Si mi tercer ojo no conoce el vater no se abre, así que cuando me voy de viaje, lo normal es vaya y vuelva con lo puesto.
    Así es la vida.
    Ánimo

    # Uno de la multitud 3 de October de 2007 a las 23:22

  15. hay un video que se llama “Male Restroom Etiquette” que explica las reglas que deben respetarse en un baño público. Según lo que contas muy poca gente las respeta =P

    http://z-studios.com/films/mre/
    http://www.youtube.com/watch?v=IzO1mCAVyMw

    # Leos 3 de October de 2007 a las 23:31

  16. Este blog cada vez se vuelve más asqueroso. Exijo el Hugo de antes.

    # NaaN 3 de October de 2007 a las 23:58

  17. El problema está en que los inodoros están llenos de mierda (y nunca mejor dicho) y a ver quién es el listo que planta ahí un pino.

    Igualmente, no entiendo por qué tenemos los tíos la “obligación” de mear de pie, con lo cómodo que es sentarse y relajarse …

    # Ancude 4 de October de 2007 a las 02:12

  18. Lo que te pasa se llama vejiga tímida.

    # fughi 4 de October de 2007 a las 08:03

  19. Me gustaria decirte algo para solucionar tu problema, pero lo mas sencillo es que vayas a un psicologo, y lo digo en serio.

    A mi nunca me ha pasado eso… bueno, en alguna ocasion quizas, pero no es una obsesion. Pero te entiendo.

    # Alexliam 4 de October de 2007 a las 10:06

  20. Jomio…

    como si lo hubiera contado yo mismo.

    # Jumelas 4 de October de 2007 a las 10:06

  21. Me pasa exactamente lo mismo… y lo peor es cuando el otro fulano se le ocurre hablarte allí mismo… ¿no ve que trato de concentrarme en mi evacuación?

    # Maka 4 de October de 2007 a las 14:34

  22. Joder, ya no me siento solo, creía que yo era el único que le pasaba esto. El problema augmenta cuando tienes que mear en la calle (tipo conciertos de fiestas de pueblo): digamos que si la gente se va a mear a 50 metros del concierto yo me tengo que ir a 200, para encontrar un poco de intimidad. Mis amigos piensan que le cuento secretos a mi polla mientras meo.

    # Shard 4 de October de 2007 a las 15:29

  23. Joder, sí. No hay nada más molesto que tener la tranca en la manos, mear, y tener al lado a un tipejo que nunca has visto antes… ¡peor aún!, estar flanqueado por dos desconidos. Lo mejor es mear en un reservado indibidual y poder sujetar un cigarrillo en la comisura de los labios mientras vacías. ¡Qué placer!

    # atiko 4 de October de 2007 a las 16:41

  24. Hace muchísimo tiempo vi un juego en flash que te ponía en diversas situaciones en un baño público y tenías que decidir correctamente donde mear. No lo encuentro pero debía estar en petardas.com lo menos.

    Oye ¿ya no usas Gtalk Hugo?

    # Kids 4 de October de 2007 a las 16:59

  25. Iba a decir algo, pero ya se me ha ido la olla recreando mentalmente a Roy en el wc de minusválidos tirándose al suelo mientras petan la puerta…

    ~I’m disabled!~

    # Okok 4 de October de 2007 a las 17:39

  26. Como siempre la has clavado, me pasa exactamente lo mismo.

    # Burgos 5 de October de 2007 a las 00:30

  27. A mi me pasa exactamente lo mismo, pero yo ya ni intento mear en los de pared. Espero pacientemente a que este libre el lavabo de toda la vida.

    Y ya puestos podriamos reivindicar unos lavabos mas decentes para personas con ese problema. Por que: en un bar en un restaurante, e incluso en una discoteca, si tienes paciencia siempre dejaran alguno libre.

    Pero en eventos de mucha gente, pero mucha mucha, pues es un jodido infierno. En el FIB, en el Sonar en Monegros… es una puta mierda…

    Y si somos muchos… la union hace la fuerza y a lo mejor hasta nos escuchan!

    # elecTron 9 de October de 2007 a las 04:16

  28. Mmmm… Siento ser un instigador.
    Pero me parece Hugo que tu problema con los urinarios es porque la tienes pequeña.

    Vamos, al menos es una teoría…

    # Fernan 9 de October de 2007 a las 12:58

  29. No Fernan, nunca me ha preocupado que otros tíos vieran la diminutez de mi cosita de amar, es más, en uno de cada 3 post hago alarde de mi microinstrumento. Lo que me realmente me preocupa es el hecho de que me lo miren.

    # Hugo 9 de October de 2007 a las 18:38

  30. Prueba a ir alguna vez al bar de tapas “Gondor” en la zona de Teatinos, en Málaga. Te aseguro una total y nueva experiencia en el arte de ser incapaz de hacer tus necesidades básicas x-D Cuando me lo contó un amigo que tuvo que ir al servicio y volvió sin haber hecho nada nos descompusimos de risa todos los presentes.

    # Kialaya 11 de October de 2007 a las 12:10

  31. Me fasina tu delicadeza de tipo cursi! yo tmb unicamente digo “hacer pis” o “hacer un pipi” !

    BesOs!

    # LePute 17 de October de 2007 a las 19:59

  32. ¿Cómo puede ser que no haya comentado nada aquí hasta hoy? Esto me huele a cuerno quemado, Hugo, estoy casi seguro que ya escribí algo en su día. Pero tú perjuras que no me borras los comentarios. Aquí hay gato mojado (de pipi, por supuesto). Bueno, a lo qui iba:

    Yo soy el que se pone a mear a tu lado y te mira el rabo descaradamente mientras sujeta un nick como el mío entre sus manos. La próxima vez, no te vayas corriendo. Quédate corriendo y tendrás una agradable a la par que novedosa experiencia.

    # Pijus Erectus 13 de January de 2009 a las 13:28

  33. lo mismo…. me pasa lo mismo.

    # orik 12 de April de 2010 a las 00:54