Sólo otro blog infame


Menú


¿Operadora?

Cuando decidí dedicarme a la informática la verdad es que me la jugué porque soy bastante gafe con la tecnología. Me explico, desde muy pequeño siempre he tenido problemas y movidas extrañas con todas las cosas relacionadas con la tecnología y los cacharritos en general que he tocado a lo largo de mi vida.

Siendo muy muy pequeño, tal vez con cinco años (creo que esto ya lo he contado) metí un imán de herradura (de esos típicos de comic con las puntas pintadas de rojo) en un enchufe. Saltaron los plomos y la corriente pasó por la herradura sin hacerme ningún daño (aunque me podría haber quedado pegado perfectamente), la pintura roja del imán se quedó negra y perdió sus capacidades magnéticas. Aprendí más sobre física en aquel suceso que en toda la carrera, y también aprendí que no se deberían fabricar cosas que, sin ser enchufes, encajasen exactamente en los agujeros de uno. Creo que ahí algo se alteró en mi destino.

Cuando jugaba al Commodore 64 las cintas nunca cargaban si estaba la lavadora de casa puesta, se ve que se metía ruido por el cable de corriente y éste se trasladaba hasta el enchufe en el que estaba puesto el Commodore y repercutía sobre el lector de cassettes. Ni que decir tiene que en una casa con ocho personas la lavadora estaba encendida varias horas al día.

Mucho más adelante conseguí mi primer PC, pensaba que sería un 486, al llegar a casa descubrí que era un 286.

Años más tarde (cuando lo normal del mercado eran los Pentium III a más de 600 Mhz.) me compré un AMD K5 133 con una pantalla de marca NECH (sí, con hache al final y tan borroso que daba igual la resolución de los juegos que todos tenían antialiasing) por 15.000 pelas (todos mis ahorros), de una empresa que desmanteló unas aulas de formación. Al llegar a casa y encenderlo más feliz que nunca resulta que el PC no tenía tarjeta de sonido, por tanto no pude jugar (que era básicamente para lo que lo quería) hasta que le casqué una tarjeta, que saqué de otro lado. Pero el chasco no me lo quitó nadie.

En ese mismo ordenador, que tenía 32 MB de RAM (en dos bancos de 16 cada uno) quise ampliarlo para seguir aprendiendo Photoshop 4, busqué la referencia de la placa base, de los módulos y toda la pesca y compré un módulo de 128 MB bastante baratillo (en aquella época ya eran chatarra). Al montarlo la placa base sólo reconoció una cuarta parte de la memoria, es decir 32 MB (¡lo mismo que tenía hasta ese momento!). Luego descubrí que había un conflicto en los pines del puerto y sólo era capaz de reconocer la cuarta parte de cualquier módulo superior a 32 MB que se le metiera. Me planteé comprar un módulo de 256 para al menos tener 64 pero ya se me ponía en un dinero así que tiré con el de 128 (funcionando como 32) en un slot y uno de los de 16 en el otro. Gracias a un nuevo módulo de 128 (que habría supuesto un salto espectacular) había pasado de 32 a 48 MB. Decir que me sentí frustrado es poco.

Más adelante conseguí un Pentium III que me pasó un amigo cuando se compró un Athlon nuevo que le ayudé a montar, aquel PC estaba bastante bien pero tenía una tarjeta de vídeo integrada de Intel que era bastante malucha así que quise comprar una nueva, pero como era un equipo de línea de oficina no tenía puerto AGP (que ya era el estándar para placas de vídeo). No podéis imaginar lo que sufrí buscando tarjetas gráficas decentes que fueran por PCI y que me pudiera permitir. Finalmente la encontré, una ATI 9200 PCI de 128 MB, de Club 3D, estaba entusiasmado y la verdad es que no era para menos, era el único modelo que había y no había forma de encontrarla en ninguna tienda. Estuve buscando literalmente meses hasta que la encontré en una tienda, llamé para reservarla y que la pidieran al proveedor. A las dos semanas me llamaron, la tenían ahí y que fuera a recogerla cuando quisiera, fui corriendo esa misma mañana (era verano) y al llegar el dependiente se sorprendió de que le pidiera esa tarjeta y me dijo “no la tenemos, justo habíamos traído una pero la acabamos de vender”. Nunca supe si fue una excusa barata porque se habían liado con el pedido o en realidad fue alguien a comprarla justo aquella misma puta mañana. El caso es que tuve que esperar bastante más hasta conseguir la maldita tarjeta y me volví para casa con más rabia que nunca.

En aquellos tiempos, sería el año 2002, tuve internet en casa por primera vez. Pusimos la tarifa plana de Wanadoo, que funcionaba desde las 3 de la tarde en lugar de desde las 6, lo cual parecía la leche (recuerdo que siempre estaba el primero en el Messenger y veía como se iba conectando la peña justo desde las 6). El caso es que aunque el módem era V92 cada vez que alguien llamaba por teléfono se cortaba la conexión, y en mi casa llamaban mucho, a menudo justo cuando algo estaba a punto de bajarse.

En 2005 me monté mi primer PC completo, llevaba unos meses de becario en la universidad y me lo pude permitir con un poco de esfuerzo. Monté un AMD Sempron 2800+ que todavía hoy adoro (aunque nunca enciendo) y en el que nació este blog, con un monitor CRT (los TFT de la época eran pura mierda) Philips de 17 pulgadas. Tras deslomarme con el monitor hasta casa resulta que estaba defectuoso y se veía con manchurrones morados y verdes. Lo llevé de nuevo a la tienda y lo cambié por uno igual pero de 19 pulgadas (en esos días me había dado cuenta de que necesitaba más tamaño). El caso es que el nuevo tardó en llegar como tres o cuatro semanas, que tuve mi nuevo super PC de puta madre conectado a un borroso monitor NECH de 14 pulgadas (si, el mismo que había comprado años antes).

Entonces puse ADSL en casa, resulta que la instalación de mi casa es un puta mierda así que cuando llamaban por teléfono se cortaba internet (¡igual que cuando teníamos Wanadoo!), hice todo lo que vi en todos los foros que encontré, ajusté parámetros de la conexión en el router, revisé microfiltros, puenteé el PCR de Telefónica de entrada a la vivienda para que no metiese interferencias y removí toda la puta casa. Nunca se llegó a solucionar del todo (aunque más adelante Telefónica se dignó a instalar un PTR moderno), por lo que en muchas ocasiones (curiosamente no con todas) entra una llamada e internet se corta por arte de magia.

En verano de 2006 me compré una Nintento DS, al mes se le rajó la carcasa de plástico. Me puse plasta y en El Corte Inglés me dieron una nueva, meses después la nueva se rajó exactamente por el mismo sitio.

A finales de 2006 compré mi querido MacBook Pro, a la semana la pantalla se dejó de encender, pedí un reemplazo a Apple y cuando lo enviaron TNT perdió el paquete, pedí un nuevo reemplazo y TNT volvió a perder el paquete.

En 2007 a ese mismo PC se le jodió el disco duro, con todo lo que tenía dentro. Un poco más adelante se le jodió la batería.

A finales del 2008 se volvió a joder.

Y estoy seguro de que me he dejado alguna otra pufada en el tintero, creédme, han sido docenas las ocasiones en que he sentido que estoy gafado para estas cosas.

La última

Y llegamos a hoy, hace un par de semanas contraté ADSL para la casita (de Jazztel porque es el único que no tiene permanencia y tendría pelotas tener más permanencia de contrato con el proveedor de internet que con el propio contrato de alquiler), el viernes pasado me dieron de alta la línea de Telefónica y el lunes me llegó el kit de conexión. Todo de puta madre y yo contento como unas castañuelas.

Hoy suena el timbre, abro la puerta y es mi vecino, resulta que desde el viernes no le funciona su ADSL y acaba de recibir una llamada de una señora preguntando por un tal Hugo y diciendo que está llamando a un número, que no es el suyo. Bien, la señora era mi madre.

Al parecer Telefónica cruzó las líneas al dar de alta la mía y ahora su casa y la casita comparten mi línea, es decir, que si a mi vecino le da por llamar a Okawa o a una línea cachonda la llamada la pagaré yo. Lógicamente la incidencia ya está en manos de esta gente y he hablado con los de facturación para que no se les ocurra cobrarme las llamadas que se produzcan hasta que se resuelva (aunque estoy seguro que esta mierda me traerá quebraderos de cabeza, ordenes de no pagar al banco, desconexiones, listas de morosos y muchos posts) pero el caso es que me pregunto, ¿por qué diablos tengo tan mala suerte con las cosas de tecnología y demás cacharritos? Y hoy mi iPhone ha estado clínicamente muerto durante una hora, por cierto.

# Pataletas, Thursday, 9 de July de 2009 a las 22:20

34 comentarios, imagino que habrá habido una fuga en un penal

  1. Casi todas los cacharros antiguos los recuerdo, pero lo último que te ha pasado es flipante y seguro que te va a costar bastantes llamadas, quejas y demás cagándote en todo lo que se menea en Telefónica y Jazztel.

    # Fran 9 de July de 2009 a las 23:02

  2. Si, siento decirlo, pero creo que eres uno de los muchos “alérgicos a la tecnología”, aunque normalmente se suele desarrollar en gente de la 3º edad. Esto provoca malestar general, tanto en tu persona como en los aparatos y las personas que se disponen a instalarlos. Y, desgraciadamente, no tiene cura de momento.
    Lo siento mucho, tanto por ti como por tu bonito macbook pro y DS…

    # Michael J. Fox 9 de July de 2009 a las 23:05

  3. Jooooder, y pensaba que yo era gafe. En fin, no te puedo ayudar, pero he tenido gratos recuerdos con el internet de Wanadoo ese de 18:00 a 8:00 que esperaba como loco a conectarme sin parar con el Napster o el Audiogalaxy y que se cortaba cuando llamaban y me jodían el mp3.

    # Vedia 9 de July de 2009 a las 23:19

  4. Sé que es un poco tarde y que ya no vamos a solucionar nada, pero si no lo digo reviento:

    ¿No podías parar la lavadora los 5 min que tardaba el juego de commodore en cargar?

    xDD

    # Andrés 9 de July de 2009 a las 23:20

  5. Casi me hago palomitas para leer esta entrada, me ha fasinado.

    Eso sí, me alegro de no haber sufrido los módem. Internec llegó a mi casa en 2003 en forma de router (antes iba a cibers, como todo quisqui) y hasta hoy. Llevo usando Internec desde el 99 y ahora mismo no puedo recordar cómo suena el módem cuando se conecta =S

    Todo lo que has contado es para llorar hojas, la verdad. Eres un auténtico gafe, y lamento decirte que no pareces tener remedio. La informática te habría perdonado la vida si hubieses comprado un Mac pre Intel. Esos cacharros son los aparatos informáticos que, estadísticamente, menos problemas han dado en la historia. La muestra está en mi Macbook post-Intel, que ya me ha dado algún problema en un año y medio, y mi Imac G5, al que no le ha pasado nada en 3 años.

    Siempre estás a tiempo de usar tu agenda, el teléfono fijo, las páginas amarillas y los calendarios de mesa. Será más ortopédico, pero no falla, y es lo mejor para tecnogafes como tú.

    # Nosolomusica 9 de July de 2009 a las 23:29

  6. Llorica. Deja de quejarte y tomarte las cosas como algo personal y dejaran de pasarte estas cosas. Sigue quejandote y nada mas atraeras mas desgracias. Basicametnte porque dentro de ti sabes que te gusta quejarte un poco. Todos tenemos ese instinto masoquista pero hay que mantenerlo a ralla.

    De nada.

    # no 9 de July de 2009 a las 23:42

  7. Pues bueno, contar que a mi me sucede justo lo contrario. A veces por eso me eximo de escribir en algún post,parezco un friki de ojos vendados y no es así.

    Hasta la actualidad he tenido 5 Mac; un PowerBook Pro de 17″, un iMac de 20″, otro de 24″, un MB Air y ahora el de 2ª generación. Es la pareja perfecta con mi iMac Extrem de 24″ y bien, TODOS, pero TODOS sin fallo alguno, de hecho, los que he vendido, siguen coleando por ahí y haciendo de las suyas. Jamás he perdido algún dato y/o fotografía alguna, cierto es que el TimeMachime hace su trabajo a la perfección.

    Lo mismo con los demás gadgets; móviles, Mp3, cámaras, televisores, GPS, consolas… incluso jamás he visto morir algunos de mis discos duros. Así con todo. Solo recuerdo el verme bien cabreado por culpa de lo majareta que estaba mi antiguo cuentakilómetros para la bici. La marca era Polar, que malo joder! Lo reemplacé por un Garmin y es flipante su fiabilidad.

    Bueno, cierto es que mi primera etapa con un PC… eso no la cuento que si me altero luego no pillo el sueño ;P

    Decir que ahora por último, mi capricho que me ha hecho esperar 4 años; el iPhone 3G S. Sin restricciones (paso de discutir sobre las transferencias vía bluetooth, no la usaba ni en los Nokia), con muchas cosas que me hacen ver lo bien que me he gastado la pasta. Muy contento y funciona de manera fenomenal.

    Vaya, a lo mejor debería trabajar en la ONCE ;P

    Saludos!

    # bicindario 9 de July de 2009 a las 23:58

  8. Estas cosas nos han pasado a todos… Hombre así contadas de seguidos en unos cuántos párrafos acojona un poco, pero pongámos a recordar… Entre reproductores de MP3, móviles, ordenadores, tostadoras, cintas de cassette de TDK y demás automatismos. Historias mil para contar.

    Eso sí, estas anécdotas jamás aparecerán en el blog de un geek hablándo sobre gadgets. A la gente de esa calaña parece qeu nunca se les estropean sus aparatos.

    # Fernan 9 de July de 2009 a las 23:59

  9. Leyendo esto me he dado cuenta de sí que llevo tiempo leyéndote…

    Espero que tengas suerte!

    # Onir 10 de July de 2009 a las 00:02

  10. Vamos, que si descuelgas hablas con el vecino, no? Pues dejalo descolgado todo el día, así el no tendrá linea y no podrá llamar. Eso si, quitale el micro al telefono no sea que te oiga mientras gastas parte de la gruesa.

    # qwerty 10 de July de 2009 a las 00:02

  11. ¿Y lo bien que tira el Casio qué?

    # ElGekoNegro 10 de July de 2009 a las 00:21

  12. Flipante el texto, flipante.

    Míralo por el lado bueno, no parece que ninguna cámara de fotos haya sufrido de tu gafe :P

    # eltercero 10 de July de 2009 a las 01:48

  13. Murphy te va a tener que pagar royalties por las gafadas que has tenido. Qué gafe, Dios.

    # Arystor 10 de July de 2009 a las 01:59

  14. Joder macho, lo que no te ocurra a ti…

    Y yo que pensaba que yo también tenía mala suerte (además de mi ignorancia) en estos asuntos.

    Eso sí, te admiro, eres incansable en el empeño, admiro tu paciencia y resistencia a enviarlo todo a la mierda.

    # Franelo 10 de July de 2009 a las 02:26

  15. A finales de 2006 compré mi querido MacBook Pro, a lasemana la pantalla se dejó de encender, pedí un reemplazo a Apple y cuando lo enviaron TNT perdió el paquete, pedí un nuevo reemplazo y TNT volvió a perder el paquete.

    En 2007 a ese mismo PC se le jodió el disco duro, con todo lo que tenía dentro. Un poco más adelante se le jodió la batería.

    a ese mismo PC? mi no entender

    # playman 10 de July de 2009 a las 03:07

  16. Jajaja, a ti te habrá jodido lo suyo, pero yo entre la nostalgia y que casi lloro de la risa he disfrutado como un niño.

    Si te sirve de consuelo, tengo 22 años, y mi portatil no se encendia recien comprado, la pantalla de mi ipod touch aparecio rajada por la mitad( no funcionaba de la mitad para abajo) un dia que lo deje al sol en mi escritorio, mi psp murio al intentar piratearla(cuando previamente habia pirateado esa misma psp otra vez, y las 4 o 5 de mis colegas), el disco duro del ordenador de sobremesa ardió (con parte de mi proyecto final de carrera),y la pantalla de mi mp3 (ipod nano) alla por 2005 decidió una bonita mañana de abril que sería un buen regalo de cumpleaños para mi que solo se viera 1/4 parte de la pantalla(titulo de la cancion y la hora)

    Asi a bote pronto es todo lo que se me ocurre, pero seguro que hay mas.

    Asi que tranquilo,nos pasa a todos.

    Por cierto, el blog mola un monton!

    Un saludo

    # Santiago 10 de July de 2009 a las 04:33

  17. Nota mental: dejar de leer este blog. Conseguiré trabajo fijo, vivienda e incluso novia.

    Lo de tu Commodore me ha recordado a un expediente-X que tenía con un router ADSL 3Com situado en el salón. Cada vez que encendía el PC de una habitación, el router perdía el sincronismo con el DSLAM. Luego conseguí enterarme de que los 812 (clásicos 3Com que daba Telefónica y de los que aún conservo un par) eran muy sensibles a los cambios de voltaje y perdían sincronismo con facilidad.

    Como para explicárselo a la telefonista del 1004, con acento perteneciente a algún ignoto país.

    # mced 10 de July de 2009 a las 04:56

  18. Michael J. Fox, es que muy en mi interior soy como una señora de 70 años, es cierto.

    Andrés, no, con 5 o 6 años que tenía no era quien para decirle a mi madre que parase la lavadora para jugar “con las maquinitas”.

    no, segunda vez que me llaman llorica en el blog en una semana, voy de mal en peor.

    Fernan, tu comentario ha sido el número 20.000 de éste mi blog. El lado bueno es que te doy mi enhorabuena y mi agradecimiento, el lado malo es que no te regalo nada.

    qwerty, no creas que no lo pensé pero el teléfono (cutrísimo, por cierto) es de esos en que tecleas primero el número y luego lanzan la llamada, no tiene un descolgar propiamente dicho. Lo más que podría hacer es llamar a un 900 y luego no colgar, pero paso de andar jodiendo con la línea ya que se supone que tienen que ver que le pasa.

    ElGekoNegro, joder sí, llevas toda la razón, mi Casio aguanta lo que le echen, pero es que esos relojes no estaban bien hechos, no como las mierdas de ahora (comentario que engancha con lo de que soy como una señora de 70).

    eltercero, bien visto, y cómo me alegro de que sea así.

    playman, uso “PC” como forma de decir “ordenador”. Todo aquel que piense que un Mac no es un PC es que es demasiado vulnerable al marketing cansino y repetitivo de Apple.

    A todos los que os lo habéis pasado bien leyendo mis desgracias os envío un afectuoso saludo genital.

    # Hugo 10 de July de 2009 a las 09:20

  19. juas tio!, yo mejor no hablo de tecno-apocalipsis, porque alguna chuscada he tenido!…sobre todo con HDD.
    esta historia es como “Enjuto Mojamuto y el peor dia de mi vida” pero en version web2.0.

    # orbtwin 10 de July de 2009 a las 09:38

  20. Radicalmente, me veo mirándome en un espejo. Yo iba a estudiar informática pero al final me decidí por la industrial. El otro día, prácticamente sin querer, desarrollé un programa para resolver los problemas de “Transmisión del calor”.

    En mi casa también éramos 8 personas, pero gracias a la vida, mi Amstramd 128 no se veía alterado por la lavadora. (También tenía juegos en cassette)

    Cuando tenía 8 años, metí una horquilla en un enchufe. No me preguntes por qué. Saltaron los plomos, y acojonado, me puse el pijama a oscuras y me fui a la cama.

    Cuando tenía 17 años, me compré una minicadena por 200€ (me pagaron la mitad mis padres). Tenía un cargador de 5 cd’s y los leía en mp3. Los RW también los leía, así que era acojonante. A los dos meses se rompió el cargador de cd’s, no me la quisieron cambiar. Me dispuse a arreglarlo yo…y aún sigue desmontada.

    Vivo en un piso de alquiler, y ayer se me jodió una lámpara del Ikea que está para dar luz a la cama. Usuase, una luz de lectura. El interruptor estaba mal. Lo desmonté todo para arreglarla. Me cargué del todo el interruptor.

    Sin embargo, con los ordenadores siempre he tenido buena suerte. Papi tiene una oficina con ordenadores que cambia cada cierto tiempo, y tengo mil repuestos.

    Esta tarde tengo mi último examen de Junio, (sí, aquí en Cartagena somos así de gilipollas) me has animado bastante, gracias.

    # nachete 10 de July de 2009 a las 10:23

  21. De lo mejor que he leído en mucho tiempo.

    # Alexliam 10 de July de 2009 a las 11:54

  22. No creo en los magnetismos humanos, ni en los gafes, ni en los poderes paranormales de Aramís Fuster (en los de Paco Porras sí; siento una atracción magnética irresistible por ese tío. Esa carita de bobalicón, ese arte manejando pepinos, esa labia y esos labios… Mmmmm… me la casco y vuelvo).

    # Pijus Erectus 10 de July de 2009 a las 12:01

  23. Alexliam, no, lo mejor que he leído en mucho tiempo es el comentario de Pijus.

    # El Duque 10 de July de 2009 a las 12:10

  24. Ya he terminado. Agradable y relajante forma de empezar el fin de semana. Prosigo:

    Decía que no creo en la mala suerte. Es una simple casualidad; también estoy seguro que habrás tenido experiencias muy placenteras con algunos aparatos electromecánicos biónicos de los que no nos hablas, Hugo, picarón. En resumidas cuentas, esto probablemente sea consecuencia de la memoria selectiva, que a veces hace que parezca que el Universo se ha confabulado inteligentemente siguiendo un plan para afectarnos a nosotros.

    # Pijus Erectus 10 de July de 2009 a las 13:03

  25. muérase ya, hostia

    # versanualrunygon 10 de July de 2009 a las 14:29

  26. La verdad es que me parto con lo que te pasa jaja pobrecico

    # CasS 10 de July de 2009 a las 15:56

  27. Nota mental: No invitar a Hugo a casa… por si acaso.

    # Doctor Mapache 10 de July de 2009 a las 16:03

  28. Pijus Erectus, llevas razón, es q

    # Hugo 10 de July de 2009 a las 19:49

  29. Pijus Erectus, llevas razón, es que sólo me fijo en lo malo, pero así os habéis echado unas risitas a mi costa, que siempre está bien.

    versanualrunygon, muérete tú, no te jode.

    Doctor Mapache, creo que mi gafe sólo me afecta a mí, puedes estar tranquilo.

    # Hugo 10 de July de 2009 a las 19:50

  30. Te digo llorica con amor, sin acritud y para que dejes de quejarte de cosas sin sentido.
    Un poco de zen, no te lo tomes como algo personal del universo que conspira contra ti y simplemente deja pasar el cabreo. Que te atraviese como la vibracion del sonido y no dejes que se quede.

    # no 11 de July de 2009 a las 10:37

  31. Angustioso relato, muy entretenido y ameno. Piensa que cuando a un caballo le pasa la mitad de penurias que tu le pegan un tiro en la cabeza para que no sufra.

    La posible explicación es doble y refranera: el pobre va dos veces a la tienda (algunas de las movidas que te han pasado ha sido por usar productos cutrecillos, baratos u obsoletos) y también que la tecnología tiene a veces defectos de serie de los que se habla poco. Las mierdas esas de conexiones a internet son las que desconoces hasta que te toca vivirlas. Las conexiones por modem son algo tan mal inventado que da hasta asco pensar en ellas.

    A mi me paso con un PC que llevaba docenas de meses queriendo ampliar en memoria, de 256 a 512. Lo deje pasar tanto tiempo que cuando finalmente me anime me costo horrores encontrar un modulo compatible, que pague a precio de oro. Cuando fui a montarlo a casa lo enchufe mal y se quemo el ordenador. Tuve que tirarlo a la basura (se salvo la disketera y un disco duro de 40GB) y lo peor era devolver la memoria desprecintada, porque eso ya no servia para nada. Menos mal que no me pusieron pegas. Al final fui tres veces a la tienda, la tercera a comprar un PC nuevo.

    # marmolillo 11 de July de 2009 a las 17:32

  32. Lo del Mac no me extraña, es un Mac.

    # TheOm3ga 11 de July de 2009 a las 19:41

  33. yo metí un clavo… estuve bailando break-dance como nunca…

    # orik 2 de November de 2009 a las 00:18

  34. y mi primer cacharro un 8086. entonces era el puto amo del colegio. ahora leyendo el post, estoy recordado toda la chatarra electrónica que tengo. te comprendo.

    # orik 2 de November de 2009 a las 00:25