Sólo otro blog infame


Menú


Puteros

Nunca entendí como podía existir la prostitución y aún menos como podía ser el oficio más viejo del mundo. Comprendía que el sexo fuera una necesidad humana como otra cualquiera pero no concebía que alguien pudiera querer pagar a una desconocida por tenerlo.

Y es que estar con una prostituta se me plantea impensable por muchísimos motivos, el primero puede que sea el moral, es decir, fomentar lo que en muchos casos es una forma de esclavitud y sumisión, pero bueno, alguien podrá decir que hay putas que lo son queriendo y tal.

Pero aún convenciéndote de que lo hacen libremente queda otra problemática moral y es saber que esas personas, de no ser por el dinero, no se acostarían contigo. Es decir, en el 99% de los casos a los ojos de la puta no eres más que un perdedor nauseabundo al que ella no tocaría ni con un palo y mucho menos se plantearía poder tener un encuentro de placer. Ya sólo por pensar eso creo que a mi ni se me levantaría.

Y es que si pasamos de los dos puntos anteriores hay otro más que impide estar con una puta y es compartir algo tan íntimo con alguien a quien no conoces lo más mínimo. Vale que hay mucha gente que se dedica a folletear en discotecas con gente a quien ni siquiera llegan a ver con nitidez, se divierten con ello estando los dos de acuerdo, por lo que se me hace un poco triste pero sin nada que objetar. Pero es que con una presciputa la cosa es bien diferente, la tía hace eso por profesión, o sea, probablemente cuando la tocas o la beses ésta aún tenga el sabor o el olor del último putero, que pasó por su cuerpo veinte minutos antes que tú. Vamos, de lo más agradable.

Cambio de opinión

Pero como decía, no era capaz de concebir que eso existiera hasta que he conocido a puteros. Hace dos días leía en Se busca título como Aeris comentaba las actitudes de los cretinos de su curro y no puede sino ver reflejado en sus palabras parte del panorama de mi empresa.

Mi jefe, por ejemplo, es un putero confeso. Es un tío joven, casado y con una situación laboral y de futuro que jamás habría podido soñar (porque ciertamente es un muertodehambre) y que sin embargo es adicto a las putas y las infidelidades en general y además lo cuenta como si fuera algo normal. Conoce a alguien y a los cinco minutos le está contando cómo se folló a la última guarra brasileña que conoció el viernes, y todo ello sin darse cuenta de lo patético que resulta ante los ojos de alguien normal.

Pero lo realmente triste llega cuando algún otro putero le sigue el rollo y empiezan a crear conversaciones sobre lo listas que son las mujeres y el cuidado que hay que tener para que no se den cuenta de que has estado con otra cuando llegas a casa.

Con lo que, como decía en el título, he cambiado de opinión. Conociendo a esta clase de gente he comprendido por qué existe la prostitución, por qué es el oficio más viejo que existe y porque a los puteros no les causan problemas las cosas que he comentado al principio.

Y es simple y llanamente porque los puteros no tienen corazón, se hincharán a follar pero nunca podrán hacer el amor.

Lo siento. Por ellas.

# Pataletas, Wednesday, 30 de January de 2008 a las 23:47

67 comentarios, amigos del internec

  1. ¿No ves como hablas sin saber?
    “Tranquilamente aseguras que a tí ni se te levantaría”
    No lo aseguro tranquilamente, lo afirmo rotundamente, puesto que yo estuve ahi y en el momento que pense que esa chica solo queria acostarse conmigo por el dinero, hizo que no me excitara, y la tia era una mujer espectacular.

    “Pero sin embargo te permites opinar y darle consejos al jefe de tu colega que no te puede escuchar.”
    No pretendia dar consejos a nadie, al contrario que tu, no considero que mi verdad sea mejor o peor que la de otro.
    “Decidme las cosas a la cara. ¿O ya te retiras? ¿Qué pasa, no hay huevos a que os vengan a contar cuatro verdades? ”
    Ok, te dire lo que pienso de gente como tu. Me sois indiferentes, no me considero ni mejor ni peor que vosotros. Solo opino que os mola lo facil, lo que te acostumbra esta sociedad de usar y tirar… Seguramente seras incapaz de invertir el tiempo necesario para gustar a una mujer, incapaz, o tal vez demasiado “vago” me da igual.
    Prefieres pagar para encontrar un agujero, donde eyacular tu frustracion, apretando el culo y logrando un segundo de satisfaccion, sin pararte a pensar de si a ella le ha gustado y si se ha sentido a gusto, buscas placer y punto… que puedes hacer lo que quieras, esta claro, pero no vas a evitar que me siga pareciendo triste.
    Subscribo todo lo escrito por harad, en el ejemplo puesto en este post, estamos hablando de una persona casada, que prometio fidelidad a alguien y que se jacta de sus hazañas sexuales… habria que verle si se diera el caso contrario, si su mujer le fuera infiel, la cual seguramente no tendria que pagar a nadie para que alguien la echara un polvo en condiciones…
    En mi comentario, cuando hablaba de esos jovenes ejecutivos en busca de sexo facil, dejaba claro lo patetica que me parecia la situacion, porque el 90% (si no el 100%) eran capaces de conocer a una chica, de hacerla reir, de hacerla disfrutar y que ella deseara follarselo vivo…
    Pero nada, aqui estamos, en nuestra sociedad de consumo, donde todo se consigue a base de dinero, la felicidad… el amor… el sexo…

    # MAcOs_LuCas 15 de February de 2009 a las 19:39

  2. Ah, y todos conocemos la historia de la puta de barrio, con sus clientes fijos, a los que se coje cierto cariño…
    me ha hecho mucha gracia la frase “a veces hasta las hago el amor, cuando se dejan” porque me demuestra tu candidez…
    Tus estadisticas son dignas de aparecer en un libro de humor… porque ahora parece que todas las dominicanas, las sudamericanas y las chicas de europa del este salen de su pais diciendo… “Mama, me voy a España, a cumplir el mayor de mis sueños… Ser PUTA”
    Que nada… que sigue en tu mundo de fantasia, con tu chica de compañia habitual… soñando lo bien que te encuentras con ella, y lo bien que la haces sentir… pero oye, un dia, si quieres callarme la boca, dila “hoy te voy a llevar a cenar, y luego vamos a ir a tomar unas copas, y despues si te apetece, si tenemos ganas, vamos a un hotel a hacer el amor durante toda la noche… pero no te voy a pagar nada vale? vamos a pasarlo bien… ” a ver que te dice…

    # MAcOs_LuCas 15 de February de 2009 a las 19:48

  3. Al Rabal????

    A la casa de campo????

    Es que te tengo que leer a cachos, porque dices tal sarta de tonterias que me abrumas, y me mareas…

    Si tan a favor estas de la prostitucion, preocupate de que sean trabajadoras legales, que paguen impuestos, tengan derecho a sanidad, que puedan sentirse seguras… No que tengan que pasar frio en una esquina, a oscuras en la cuneta de una carretera, a la espera de subirse a un coche, sin saber si será al ultimo coche que suban en su vida… Que esten amenazadas en un puticlub de carretera, sin papeles y con amenazas….

    Viendo el lado bonito de la historia, es muy facil jactarse de ser putero… tu lo que eres es un jeta de tres pares de narices.

    # MAcOs_LuCas 15 de February de 2009 a las 20:00

  4. Más arriba puedes leer la expresión “usuarios de sexo de pago”, aunque no tengo problemas en que me llames putero. Vale.

    Tu odio hacia la prostitución es irracional y visceral, por tanto es inútil que te siga dando argumentos. Mira, yo tengo vuestra edad (leo a Hugo que unos 25), he tenido novia durante mucho tiempo y te aseguro que con las prostitutas he encontrado más cariño y amor sincero que con mis parejas estables. La prostitución puede servir para emanciparse sexualmente, para tirar por la borda las atávicas creencias que tenemos sobre la sexualidad y quitarnos la venda de los ojos. Antes te he dado el link al blog de Marien, una prostituta con 20 años de servicio a sus espaldas, te recomiendo encarecidamente que te pases por su página. Ella dice lo mismo que te estoy contando.

    Si no quieres cambiar de parecer no puedo obligarte de ninguna manera, sólo estoy dándote la OPORTUNIDAD de conocer otros puntos de vista. Si quieres permanecer en la ignorancia, tú mismo.

    Lo del engaño a sus mujeres ya es harina de otro costal, de eso no hemos hablado antes. Eso no es un problema de la prostitución, sino de las relaciones de pareja estable. En las condiciones sociales actuales este tipo de relaciones están condenadas a ser un nido de mentira, engaño y doble juego. No dices nada de las parejas que se basan en el interés encubierto (casarse con un buen partido, un famoso, un viejo rico, etc), en el engaño, en la pura soledad, en las adicciones, en el aparentar, en razones de índole social… ¿eres consicente de la poca, pero poca, poca, poca, gente que tiene esas relaciones idílicas que propones, por amor? ¿También te das cuenta de que en algunas ocasiones puede surgir la atracción sexual y hasta el amor en relaciones de prostitución? (yo he tenido varias novias lumis)

    ¿Por qué nos causa reparo que se pida dinero por follar (que además te digo que no sólo puede quedarse en eso) y no por trabajar, o por dar un masaje o comprar un café? ¿Por qué un tipo de servicio lo consideras degradante y no otros? Quiero que te percates de que eso sólo es un problema CULTURAL. Por ejemplo entre los maorís rechazan a cualquiera que toque a un muerto, lo marginan de la sociedad, ¿por qué no consideramos que es infame pagar a alguien para que entierre nuestros cadáveres? En nuestra propia sociedad hace 500 años se tenía la creencia de que el trabajo manual era degradante, la nobleza no podía dedicarse a él. Ese hecho era comúnmente aceptado por toda la sociedad, igual que hoy lo es el que ofrecer sexo por dinero degrada, si miras este problema con perspectiva creo que podrás darte cuenta fácilmente de lo absurda que es tu condena a la prostitución. No existe una base real que sustente tu desprecio hacia nosotros, como no la tienen los maorís de Nueva Zelanda ni la tenían los hidalgos castellanos del siglo XV.

    Todo esto lo escribo para otras personas que vayan leyendo el blog, ya te he dicho que ni espero que modifiques tu opinión ni que argumentes contra lo que te digo. Eso sí, lo del victimismo mejor te lo comes, hay gente que ha perdido su trabajo, o ha tenido que mudarse de ciudad o incluso está tras las rejas únicamente por mantener una opción sexual diferente (en Suecia y Noruega pagar por sexo está penado con de 6 a 24 meses de cárcel).

    Y por último quiero decirte que en el caso de muchas de esas personas con pareja que van de putas su cónyuge es cómplice, lo sabe. Por ejemplo es el caso de mis padres. Pero forma parte del juego, ella permite que él esté con otras y que así no le dé el coñazo, y él sale temporalmente de la rutina diaria y se pega un capricho. Para muchas personas la prostitución es una institución que refuerza al matrimonio, permite tener una mujer para mostrar y otras con la que acostarse (y a ella sólo le importa que él la mantenga). Personalmente no estoy de acuerdo con esto, como has ido leyendo yo propongo otro tipo de relaciones contrarias al orden social actual. Soy partidario de una sexualidad libre, sin tabús ni mentiras, y eso hoy por hoy amigo Harad, sólo se puede lograr yendo de putas (o quizás en alguna comuna hippy).

    # Cliente X 15 de February de 2009 a las 20:10

  5. Jajaja. Mi chica de compañía habitual… ¿sabes quién es mi novia? Toda la Montera es mi novia. Que yo no estoy con las de 200, que yo soy de las de 20 euros, espabilao. Y mira, no es que queden para comer conmigo (que lo hacen), es que me han invitado a estar toda la noche y todo el fin de semana follando, a pasar las vacaciones con ellas y hasta a conocer a sus hijos. Por eso te digo que conozco esto muy bien y puedo hablar con una autoridad que tú no tienes. Pero no te digo que te calles, sino que sigas retándome porque te doy con la verdad en la cara. Estas chicas no son diferentes de las demás, también tienen sus gustos, sus miedos, sus aspiraciones, sus ganas de pasárselo bien y por supuesto que pueden hacer una vida personal con los clientes. Pero no todas quieren, algunas delimitan una línea muy clara entre su vida y su trabajo. Eso es respetable, entonces con esas sólo tengo los 15 minutos de apretar el culo y correrme, y hasta la próxima. Vale, no hay problema, cada chica fija sus límites y te deja muy claro lo que quiere y lo que no. Es lo mismo que si intento ligar con la camarera de abajo, que puede que me dé cancha, o sólo haya amistad, o me mande a tomar pol culo. A ver si entendéis que, aunque putas, no todo es dinero para ellas. Yo creo que he follado más veces GRATIS con putas que con tías que no se dedicaban a esto (oficialmente, porque alguna también vivía de los hombres).

    Por último, no es que me vaya a lo fácil, sino a lo que ME GUSTA. Estoy con unas mujeres que son como yo. ¿Podría tener novia formal? Pues… sí… pero no estoy tan loco, no voy con ellas sólo porque sea más cómodo o económico como dice otro chico más arriba (que también), sino porque LO PREFIERO.

    PD: A todo esto, ¿vosotros no habéis follado mucho, verdad?

    # Cliente X 15 de February de 2009 a las 20:24

  6. Tu odio hacia la prostitución es irracional y visceral, por tanto es inútil que te siga dando argumentos.

    Genial, ya lo vas pillando. No sostengo que lo mío sea racional, de hecho ya dije en mi primer comentario que me baso en sentimientos, vengan de la sociedad, de mí o de donde vengan, que ese es otro tema. Por eso siempre he hablado de asco y nunca de odio.

    Por lo demás, en efecto y por todo lo que dices (como «En las condiciones sociales actuales este tipo de relaciones están condenadas a ser un nido de mentira, engaño y doble juego» y todo lo que sigue), mi asco hacia la sociedad es bastante generalizado y la prostitución me parece sólo una de las muchas expresiones de la falta de valores que reina hoy en día. Pero tampoco me escandalizo ni voy a hacer nada por evitarlo, mientras no hagan ningún perjuicio a mí o a los demás. De hecho tengo muy buenos amigos, amigos de verdad, cuyas conductas sexuales me parecen totalmente repugnantes, pero no le doy más importancia de la que tiene para mí: ninguna.

    Y ya para terminar, hay una cosa que admiro en tu discurso y es que reconoces la plena bajeza de tu visión sexual y no eres de esos que dicen «bueeno, sí, yo tengo una sexualidad libre pero no caigo tan bajo como la prostitución». Fuera del amor es todo la misma mierda. Para mí. Así que ya te digo, yo buscaré una chica que comparta mis principios para vivir _mi_ vida y tú harás lo que te plazca para vivir _tu_ vida (aunque según tu tremendista visión de la pareja sincera esto es casi casi casi imposible; bueno, todo el mundo tiene influencias y tú que te dices tan librepensador tienes muy cercano el caso de tus padres, así que probablemente equivoques).

    # Harad 15 de February de 2009 a las 20:36

  7. En mi tierra tenemos un dicho, Harad. “Nunca digas de este agua no beberé ni este cura no es mi padre”. Por lo que escribes veo en tí un potencial cliente de prostitución, y si no, tiempo al tiempo. Cuando yo era pequeño mi padre me parecía un ser repugnante y asqueroso, me decía con orgullo que nunca sería como él, que podría presumir ante mis nietos de no haber ido en la vida de putas. Y mírame. No es que haya traicionado mis principios, como te he dicho ya varias veces la prostitución es muy compleja, hay clientes que tratamos a las chicas de igual a igual y para otros que pueden ser sólo trofeos, o cachos de carne, o “putas asquerosas”. No comparto la actitud de tener una pareja e irse de putas, moralmente también me parece reprobable mas la encuentro comprensible. La inmensa mayoría de clientes que conozco tienen pareja y como dijo tu amigo no dan el perfil del tipo tan feo, o tímido o con cualquier otro “defecto” que le impidiese ligar por los cauces convencionales.

    ¿Qué es lo que mueve entonces a cada vez más chicos jóvenes a acudir al sexo de pago? Lo que tú denuncias, el tipo de relaciones existentes en nuestra sociedad. Creo que cuando comiences a ir de putas descubrirás un Mundo que jamás pudiste imaginar, te harás forofo, maldecirás el tiempo que has perdido. Y quien sabe, con suerte hallarás el amor… *-)

    Me despido con un estupendo artículo sobre el cliente de prostitución, el “putero” para quien quiera tener otra perspectiva de este tema: http://www.colectivohetaira.org/silgar0708.html

    Un abrazo a todos

    # Cliente X 16 de February de 2009 a las 14:33

  8. Sólo me he leído la última frase, bueno, la penúltima, y tienes razón, pobres puteros: nunca harán el amor.

    # Mar 16 de February de 2009 a las 17:41

  9. Veo que alguna persona sólo lee lo que encuentra en negrita, que es más fácil que tochos y tochos de sesudos razonamientos, por bien argumentados que estén.

    Haré lo mismo, una frase lapidaria, polémica y ofensiva:
    Pobres los que no van de putas porque nunca podrán tener buen sexo.

    (No es que lo crea, pero a ver si a raíz de esto leen lo demás que he escrito)

    # Cliente X 17 de February de 2009 a las 14:33

  10. Pobres los que no van de putas porque nunca podrán tener buen sexo.

    No entiendo la relacion puta-buen sexo. Q pasa, q las q no lo somos nunca podremos dar buen sexo? eso no tiene ni pies ni cabeza x.x

    No voy a dar mi opinion sobre nada d lo demas pq me parece una perdida d tiempo.

    # Saris 18 de February de 2009 a las 21:35

  11. A ver yo soy escort, y puedo decir que tanto el Cliente X y el que inicio el blog tienen ambos razón.

    Hay clientes que son muy educados y en cuanto una se siente incomoda, son muy respetuosos.

    Yo trato de hacer mi trabajo, porque no es mas que eso, no lo considero sexo.

    Para mi el sexo es tenerlo ya sea en una alocada noche de discoteca con un chicoque me gusta, seducirlo, que me seduzca y nada forzado, nada pagado.

    Es el mejor sexo, eso y estar en pareja, no hay nada mas agradable que el sexo en pareja, con amor, con confianza, asi Cliente X ahi te fuiste al carajo jeje.

    No puedes comparar la relación fingida que tienes con nosotras que la que puedes tener con tu pareja, o amante, que no finge, que esos gemidos los hace sintiendo con la piel, con la mente.

    A veces podemos tener mas o menos quimica con un cliente, pero no deja de ser eso, un cliente.

    Yo no mezclo las cosas.

    Para mi el que paga por sexo no se respeta a si mismo ni a la otra persona.

    Me siento sucia por hacer esto, y me parece patetico que un tio salga sintiendose un campeón luego de haberse acostado con una persona que no vio en su vida…

    Por lo menos si ligas en una disco, la persona con la que te vas a acostar lo hace por que le gustas, nosotras no, por eso cobramos.

    Hay muchos chicos que no se dan cuentade eso y ahi me pongo a pensar lo solitarios que se siente y carentes de afecto y hasta me da un poco de pena.

    Tambien tuve problemas con tipos violentos que me trataron como un pedazo de mierda, y me hicieron sentir fatal, ahora ya no lo permito, esto es un acuerdo entre los dos y nadie va a someter a nadie, yo accedo a mantener una relación sexual, siempre y cuando se me respete, sin poner sentimientos ni placer en estas relaciones.

    Pero hay cosas que nunca entendere, el placer de un hombre en serle infiel a su mujer “la deje en el corte ingles”.
    Tambien la dejarian ir con un chapero musculoso brasilero?

    Los jovenes que estan en pareja y “la dejo a mi novia y voy a verte” o “me deshago de mi novia y voy a por ti”

    Para que hacer eso siendo jovenes, que necesidad de pagar y mas estando en pareja?

    Chicos de 20 años, que triste y patetico.

    Un viejo es entendible pero un chico joven?

    Yo pretendo dejar esto en cuanto termine de pagar mi hipoteca, me a marcado mucho, eh cambiado, y es muy duro a veces psicologicamente.

    Y espero el dia de mañana tener una pareja estable, y que no me reproche mi pasado, porque pasado es, nada se puede hacer, espero que no sea uno de esos puteros, que llegue tarde a casa para ir a acostarse con otra y luego con esa misma boca bese mis labios.

    O que me deje comprando en el corte ingles mientras se echa un polvo de 10 minutos.

    # Natalia 28 de October de 2009 a las 03:26

  12. Natalia, muchas gracias por tu testimonio, creo que has contado lo más interesante de todo el hilo (incluido el propio post).

    # Hugo 28 de October de 2009 a las 07:37

  13. Hola de nuevo a todos, me ha llegado un correo avisándome de que este tema se había reactivado. Han pasado muchas cosas en estos meses, entre otras cosas he creado un blog que invito a visitar a quien esté interesado en el mundo de la prostitución:
    http://barriorojo-esl.blogspot.com/

    Cuando hablo de prostitución siempre comienzo señalando que es éste un fenómeno muy heterogéneo, que es vivido de formas muy diferente por unas u otras personas. Hay chicas que legítimamente crean una barrera entre su vida personal y la laboral; mientras que otras salen con los clientes, se hacen novias de ellos e incluso se casan. Mira, Natalia, si estás en contacto con otras compañeras tuyas podrás ratificar lo que digo. En esta misma página, en uno de mis mensajes del 15 de Febrero pueden leer lo siguiente:

    “Estas chi¬cas no son di¬fe¬ren¬tes de las demás, tam¬bién tie¬nen sus gus¬tos, sus mie¬dos, sus as¬pi¬ra¬cio¬nes, sus ganas de pa¬sár¬se¬lo bien y por su¬pues¬to que pue¬den hacer una vida per¬so¬nal con los clien¬tes. Pero no todas quie¬ren, al¬gu¬nas de¬li¬mi¬tan una línea muy clara entre su vida y su tra¬ba¬jo”.

    Algunas chicas optan por tomarse esta actividad únicamente como un trabajo y se “bloquean”, se niegan a si mismas la posibilidad de disfrutar con el sexo o hacer amistad con el cliente. Del mismo modo hay chicos que “van a lo que van” y no establecen ningún tipo de relación personal. Esa es una opción, que no comparto pero respeto completamente. Muchas chicas comienzan trabajando así, influenciadas por los prejuicios que albergan sobre la prostitución. Afortunadamente con el paso del tiempo la experiencia acaba prevaleciendo y llegan a sentirse bien y a tener relaciones muy satisfactorias con los clientes, y no es que lo diga yo, puedes preguntarla a Marien (cuyo blog ya mencioné más arriba) o a Paula (http://elblogdepaula.com/). Yo cuento las cosas como las vivo, y en mi caso particular es cierto que me piden que las haga cosas, que me besan con la pasión de una novia (y ya sabes que no estáis obligadas a ello), que se mojan (esto no se puede fingir) y que voluntariamente pasan conmigo un tiempo que no las retribuyo… porque además de cliente me considero AMIGO. No sucede con todas, pero es una posibilidad REAL que no puedes negar a tus otras compañeras. Yo me adapto a cómo quiera trabajar la chica, podré ser para ella un “cliente”, un “paciente” o un “amigo”. Como muy bien dices es un ACUERDO ENTRE DOS, en la prostitución de la que yo soy partidario no hay IMPOSICIÓN, sino NEGOCIACIÓN. Quiero que tanto la chica como yo salgamos contentos, y creo que por lo general lo consigo.

    Para mí una trabajadora sexual no es simplemente la persona que ejerce la prostitución, sino además debe vivirla. Debe estar orgullosa de su actividad, sentirse realizada, ha de valorar su profesión. Tal y como un buen periodista, médico o arquitecto. Hay gente que se dedica a éstas ocupaciones sólo por dinero, y otras personas ADEMÁS DE COBRAR se preocupan por el buen desempeño de su trabajo. Lamentablemente los elevados emolumentos de la prostitución atraen a este sector a mucha aficionada, existe un alto porcentaje de INTRUSISMO PROFESIONAL. Un mal médico hará su trabajo a patadas, le dará igual cómo se encuentren sus pacientes e incluso intentará sacarles los cuartos (si trabaja en una consulta privada). Uno bueno va a tener una ética (seguirá su código deontológico) y se preocupará realmente por el paciente. Lo mismo sucede con las profesionales del sexo: unas van únicamente por el dinero, engañan e incluso roban a los clientes; y en cambio otras se SIENTEN BIEN haciendo felices a otras personas. Por lo mismo unas duran poco, muy poco (meses e incluso sólo semanas) y las otras se convierten en grandes profesionales con años de experiencia a sus espaldas. Le deseo a Natalia una larga y próspera vida en el mundillo de la prostitución, que no es sólo un negocio. Ojala el practicar esta actividad te permita replantearte los caducos esquemas morales con los que hemos sido socializados, al igual que les ha sucedido a muchas de mis amiguitas. Si no es así y sólo quieres pagar rápidamente tu hipoteca y volver al mundo “normal” también te deseo lo mejor, pero no digas que has sido puta porque no es cierto.

    # Cliente X 28 de October de 2009 a las 16:09

  14. Bueno, yo en este aspecto, como en casi todos, busco una postura intermedia.

    En algunos paises avanzados del Norte de Europa a las prostitutas se les legaliza e incluso se les considera. Pagan sus impuestos y hacen una labor social que es la de desestresar a los clientes y en la medida de lo posible causarles un beneficio. Este es el punto de vista en algunos paises del Norte.

    Bueno, no tengo tan claro si soy tan progresista como en esos paises pero tampoco se debe criminalizar.

    Pongamos un caso de una pareja que llevan muchos años casados, en la cual, ella ya no quiere tener sexo, y lo hacen muy poco o nada.

    El tiene la opcion de buscarse un alivio sexual ante una prostituta, e incluso, de esa forma salvar su matrimonio, ya que de lo contrario podria divorciarse.

    No es mi caso, pero mi imagino que si es el de mucha gente. Yo no puedo criticarle. Es mi opinion, claro.

    # A.M. 29 de October de 2009 a las 01:13

  15. Chi­cos de 20 años, que tris­te y pa­te­ti­co.
    Un viejo es en­ten­di­ble pero un chico joven?

    Bueno, yo tambien entiendo a los chicos de 20 años. Supongamos un chaval de 20 que un sabado en varios bares entra a 6 o 7 chavalas. Las 7 le ponen cara de asco y pasan como de la mierda de el. El chaval esta mas salido que el pico de una plancha y algo depre. Y a las 3 de la mañana se va a un club. Se acuesta con una chica estupenda, se relaja y ademas se le va la depre.

    ¿Y me dices que no lo entiendes? Pues yo les entiendo bastante. Ya no tengo 20 años, o sea, no estoy defendiendoles porque lo haga, si no porque entiendo que tengan sus necesidades despues de una noche mala.

    # A.M. 29 de October de 2009 a las 10:46

  16. Bueno, que todas son unas putas no. Pero la cosa anda cerca, muuuuy cerca.

    Vamos a ver, en una reunion de mucha gente, chicos y chicas. De repente entra un chico pequeño, feo y repelente, y obviamente las chicas no le hacen ni caso.

    Llega un momento que este pequeñito, feo y repelente dice que es medico jefe en el Hospital General, y todas las mujeres, TODAS, se empiezan a interesar por el.

    De hecho, en ese mismo momento, el que mas probabilidades tiene de ligar es el.

    Anda que no ha pasado esto o algo similar muchas veces…

    # A.M. 29 de October de 2009 a las 18:51

  17. La verdad es que está bien claro quienes estamos de su parte y quienes contra ellas. Los que hemos podido disfrutar de su compañía, de su sexualidad y sensualidad, y los más privilegiados incluso de su amistad no las recriminamos nada y las respetamos. En cambio aquellos que no habéis tenido contacto alguno con ellas y os producen un profundo asco no hacéis más que despreciarlas.

    Para mí vosotros sois la mierda, y no merecéis que mujer alguna os haga caso.

    # Cliente X 30 de October de 2009 a las 11:04