Sólo otro blog infame


Menú


¿Regalos con productos cautivos?, no, gracias

Pese a que llevo años comprando en eBay hoy por primera vez me he situado al otro lado de la transacción y he colocado un producto a subasta. He puesto a la venta una videoconsola ganada en un concurso.

¿Por qué la vendo?, por varios motivos, el primero y evidente es porque prefiero el valor residual de la venta de segunda mano (aunque ni he abierto la caja) a la consola en sí (de no ser así, de hecho, me la habría comprado anteriormente a todo esto, lógico).

Pero además es porque recibir una consola como regalo es algo que desemboca inevitablemente en la compra de un buen puñado de productos cautivos. Un regalo con productos cautivos de ese tipo es aquel regalo que, aunque es inicialmente gratis, te implica poner dinero de tu bolsillo para llegar a disfrutarlo; y de golpe te mete en una espiral que terminará en mucho más gasto que el que supuso el regalo inicial al regalador. Ciñéndome a este ejemplo, sólo para poner la consola en mi viejo televisor habría necesitado un cable adaptador (30 euros) y para poder jugar necesitaría un par de juegos (100 euros) y para, finalmente, poder jugar con alguien a la vez necesitaría otro mando (40 euros); es decir, que gano un concurso y termino palmando 170 euros de mi bolsillo para poder disfrutar mínimamente el propio premio. Es jodidamente absurdo.

Y como este hay montones de ejemplos de productos cautivos y todos ellos, por lo general, son muy malas ideas para regalar (a no ser que sepamos fehacientemente que el regalado anhela ese producto), así que tomad nota para las fiestas que se avecinan sobre lo que no hay que regalar nunca,

  • Un teléfono móvil para alguien que no ha tenido uno hasta ese momento (caso cada vez más raro entre adultos pero que se produce a menudo con esa tía del pueblo que le regala un móvil al niño y queda de puta madre pero luego son los padres del crío quienes tienen que hacerse cargo del coste mensual) o un iPhone o smartphone para alguien que hasta ahora no ha tenido una tarifa plana de datos, si no le vas a pagar después las facturas periódicas no le regales el terminal.
  • Una impresora Lexmark de tres pesetas, si luego no vas a pagar cada cartuchazo fulminado a ritmo de Cmd + P (Ctrl + P en el caso del populacho), no regales la impresora.
  • Una cafetera de cápsulas, es un regalo muy molón, pero, ¿sabes si el regalado estará dispuesto a luego ir comprando las recargas?, igual estás creando una necesidad que el regalado venía evitando.
  • Un reproductor Blu-ray (o cualquier otro formato de moda en el momento), ¿es compatible con el anterior formato (en este caso DVD)?, ¿podrá ver las películas por las que ya pagó?, ¿le será fácil alquilar películas y copiarlas?, si no es así y no piensas sustituir toda la filmoteca del regalado con el nuevo formato mejor deja la tecnología tranquila.
  • Y, finalmente el que ha sido mi caso, una videoconsola pelada, si la regalas asegúrate de que tiene alguna forma de ponerle juegos piratas de forma gratuita o dásela con una docena de videojuegos, si no es así, piensa en otro regalo.

¿Me he dejado alguno?

# Pataletas, Wednesday, 10 de December de 2008 a las 20:01

21 comentarios, debe haberse caído Twitter o algo

  1. Es como cuando tu abuelos te regalan una cartilla en el banco para que tus padres te vayan metiendo un dinerillo cada mes.Como les gusta mmm.

    # Calli 10 de December de 2008 a las 20:37

  2. Estoy de acuerdo contigo, pero la frase clave es: “a no ser que sepamos fehacientemente que el regalado anhela ese producto”… Si sabes que esa persona tiene la impresora estropeada, no es mala idea renovársela; si sabes que los padres quieren comprarle un teléfono al niño no es mala idea ofrecerte a regalárselo…

    En todo caso, una consola debe regalarse con un mínimo de 2 mandos y 2 juegos… aunque al ser un concurso, yo creo que si te hubiera interesado mínimamente hubieras visto que por lo menos te ahorrabas el coste del aparato. Peor fue lo del EBE, que sortearon unas cuantas Xbox… pero para conseguirla tenías que dar de alta un ADSL en Jazztel (con un descuento y tal, pero te obligaban a ello). Yo a eso lo llamo regalo trampa.

    Por cierto, hace un año mis amigos nos regalaron una Dolce Gusto. No era algo que pensaba comprar en ese momento, pero me encantó el regalo y pago las cápsulas muy a gusto… a veces estas cosas pasan :P

    salu2

    # Lady Madonna 10 de December de 2008 a las 20:40

  3. De lo mas “asombroso” que he presenciado, está el regalarle un mp4 a gente que no tiene ni idea de informatica.
    Estilo la nuera enrollada, tome señora para que escuche a Masiel y a Rafael, y al pobre nieto le toca pringar, metiendo musica y en la insufrible batalla de enseñarle a la yaya a manejar el tamagochi.

    Otra buena es el tio rico que te regala un coche de segunda mano cuando te sacas el carnet, pero con tu sueldo de universitario sin trabajo no tienes para gasolina :D

    Un saludo

    # Grumo 10 de December de 2008 a las 21:02

  4. O cuanto leí lo de la cafetera pensé en Lady Madonna y Salva ^_^
    Totalmente de acuerdo, especialmente como madre que ha de frenar algunos regalos envenenados a su hijo!

    # Okok 10 de December de 2008 a las 22:10

  5. Yo pienso que el regalo cautivo estrella es un viaje. Si, sí, de esos que dices que guai, un fin de semana en Roma por la cara! Claro, claaaro… Quizás el avión y el alojamiento te salga de gratis pero come o muévete por allí a ver como te sale la broma!

    # sandra 10 de December de 2008 a las 22:36

  6. En realidad todos los regalos son cautivos de alguna forma u otra. Un simple libro es peor aún ya que es una oferta implícita a que lo leas (si te importa algo el regalante) y peor es que consuman tu tiempo a tu dinero.

    # marmolillo 10 de December de 2008 a las 23:21

  7. No termino de entender lo esencial, ¿cómo es que te apuntas a un concurso cuyo premio no te gusta de antemano? Es decir, la consola no te la han regalado, has hecho méritos para que te la den así que el resto de la entrada cojea.
    De todas formas, no me parece un asunto grave: En un concurso de fotografía de una revista infantil me tocó una cámara, se le acabó el carrete con el que venía y ahí se quedó porque nunca le compré ningún otro. Y tan campante. Imagínate que ahora te toca un juego o un mando extra.

    # ElGekoNegro 11 de December de 2008 a las 00:18

  8. ElGekoNegro, te sorprenderá saber que no era el único (ni el mayor) premio del certamen.

    # Hugo 11 de December de 2008 a las 00:19

  9. Ah… Cuenta, cuenta.

    # ElGekoNegro 11 de December de 2008 a las 00:24

  10. ElGekoNegro, pues eso, que la videoconsola no era el único premio así que el post ya no te tiene que cojear. En cualquier caso, aunque hubiera sido el único premio me habría presentado igualmente, cualquier cosa se puede revender y convertir en útiles euros.

    # Hugo 11 de December de 2008 a las 00:31

  11. Me refería a los premios que nos has conseguido, por molestar.

    # ElGekoNegro 11 de December de 2008 a las 00:35

  12. Yo es que nunca he ganado ningún premio de estos ni tampoco creo que me hayan hecho un regalo envenenado tampoco…

    Además cuando regalo procuro que sea algo que realmente le gusta al regalado. En fin, que mi testimonio es francamente lamentable.

    # Alexliam 11 de December de 2008 a las 09:02

  13. A mi una vez me tocó un ciclomotor, que me ha llevado a muchos sitios durante más de cinco años, a pesar de haber tenido que gastar dinero en echar gasolina, y arreglar alguna cosilla que otra. Tras un accidente por culpa de un loco del volante, decidí pasarme al coche definitivamente, pero tengo buenos recuerdos de mi “motillo”.

    # Nesta 11 de December de 2008 a las 09:13

  14. Sí, te has dejado un regalo muy importante: Nunca le abras el agujero a un heterosexual virgen. Le descubrirás un mundo de placer y lujuria hasta ahora desconocido para él, y a partir de ese momento, se gastará un pastón en cervezas, condones y cremitas para que se lo cepillen todos los chulazos del barrio. Es un regalo con producto cautivo.

    # Pijus Erectus con chocolate 11 de December de 2008 a las 10:46

  15. Nesta, un ciclomotor no es un regalo con producto cautivo porque el coste inicial es alto en relación con el gasto anual de mantenerlo, el problema es si el ciclomotor costase 50 euros pero luego el combustible y el seguro te supusieran 2000 al año.

    Pijus Erectus con chocolate, ves, un motivo más para que no te de mi cuerpo.

    # Hugo 11 de December de 2008 a las 17:02

  16. ¿Y renunciar a ese mundo de placer y lujuria hasta ahora desconocido para ti? A mí eso no me parece un motivo más para que no me des tu cuerpo.
    Tvärtom, min vän.

    # Pijus Erectus con chocolate 11 de December de 2008 a las 20:08

  17. Yo he ganado una Xbox 360. Pero nunca la he tenido en mis manos: recibí directamente mis 312 euros, por lo que ambas partes salimos ganando. No he gastado en juegos, no he gastado en cables. Los tengo aún guardados.

    # Juan Ángel 11 de December de 2008 a las 20:49

  18. Os diré que las cosas que mencionais son minucias en comparación con el regalo que recibí yo. Mi señora me regaló por mi cumpleaños un libro que se llama “1000 sitios que visitar antes de morir”, poniendome así en la obligación moral de gastarme miles y miles de euros en viajes. Con ella, claro.

    # Aloisius 12 de December de 2008 a las 01:08

  19. ¿De verdad hay 1000 sitios que visitar antes de morir? ¡Qué muerte más lenta y agónica! ¿Y no basta una visita al prostíbulo (de chaperos, faltaría más) y una muerte rápida y placentera?

    # Pijus Erectus con chocolate 12 de December de 2008 a las 13:29

  20. No, Pijus, por desgracia, no basta, sobre todo para reprimidos sexuales como yo que se excitan más viendo catedrales que viendo el culo de un blogger.

    # Aloisius 12 de December de 2008 a las 14:53

  21. ¡Hombre, Aloisius! Hugo no es un blogger cualquiera. Es Hugo.

    Y sí, a mí también me encanta ver catedrales, estaba bromeando. Aunque ahora que lo pienso… Sería bestial verle el culo a un blogger cualquiera en un rincón recóndito de una catedral gótica.

    # Pijus Erectus con chocolate 17 de December de 2008 a las 11:17