Sólo otro blog infame


Menú


Sombrero

Una de las mayores frustraciones de mi vida se la debo a un sombrero, mejor dicho, se la debo a la ausencia de sombrero. Hará, no sé, tal vez ocho años me empeñé en que necesitaba llevar sombrero, tipo Bogart, un fedora vaya. En aquel momento sentí una de las primeras luchas internas y fracasos de personalidad de toda mi vida, por un lado tenía esa necesidad de encontrar una tienda de sombreros y comprarme uno pero por otro la vergüenza de un chaval de 15 años me aseguraba que una vez lo comprase nunca me lo pondría y me daría aún más rabia ser tan jodidamente perdedor. Quería poder caminar por la calle sin que nadie me viera la cara, que nadie supiera si estaba feliz o iba llorando, poder calármelo hasta las cejas y sentarme en cualquier esquina y que la gente pensase que estaba durmiendo.

Total, que un día hice la intención, me armé de valor y me busqué una tienda de sombreros, creo recordar que estaba en los soportales de la Plaza Mayor, total, que llegué al escaparate y allí lo vi, ese era mi sombrero, sin duda era mi jodido sombrero, gris oscuro y con la cinta aún más oscura pero sin ser negra. A los pies del sombrero uno de esos cartelitos de precio de plástico negro con forma de prisma triangular en que cada número es una pieza independiente y se pueden ensamblar para indicar cualquier precio; pues bien, costaba unas diez mil pelas, mi sueño del sombrero se escapaba por el sumidero, ni tenía ese dinero ni me podía permitir gastarlo en una prenda de ropa y encima innecesaria. Y allí quedó la cosa.

Pasados un par de años viendo una peli (si alguien la reconoce que diga cual era) un grupito de chavales discutían en el desván de la casa de uno de ellos y uno de los chicos comenta algo así como “debería comprarme un sombrero e ir siempre con él, todo el mundo se preguntaría quién es ese chaval que va siempre con sombrero”. Según lo vi me sentí sorprendido pero a la vez herido, era mi sensación, mi idea molona y ahora estaba en una película, tal vez incluso estaba en la película antes de que se me ocurriese a mí, seguro que montones de chicos lo habían visto ya lo mío ya no tenía ninguna gracia.

Al poco tiempo los sombreros empezaron a verse en las tiendas de moda de Inditex y compañía, primero en las de chicas (suelen gustar a las que no acostumbran a lavarse el pelo muy a menudo) y luego en las de chicos (suelen a gustar a los que quieren dar la nota sin más, la misma clase de tíos que se ponen una americana sobre una camiseta de publicidad de cementos Portland) y todo ese movimiento de “oh, llevo un sombrero, mira que guay soy” acabó por destrozar una prenda que realmente significaba algo para mí.

Estos días estamos en “fiestas” en la calle de la casita, “fiestas” significa que los bares sacan las barras y los altavoces a la calle hasta las tres de la mañana y los vecinos nos jodemos para que ellos hagan caja a ritmo de “te envío poemas de mi puño y letra”. Total, que entre esa riada de gente, de tapas de mierda en platos de plástico, de vasos de mini con más hielo que bebida y de meadas por las paredes afloran los vendedores ambulantes, la mayoría chinos o gitanos, con sus juguetes de luz para los que van pasados de vueltas y necesitan colorines y, como novedad, los sombreros. Cuando te quieres dar cuenta te asomas por el balcón y ves que una de cada tres personas lleva un sombrero.

El sombrero ha pasado de diez mil pelas en una tienda de las de toda la vida a dos euros en la calle, de ser la prenda de Elvis Costello a ser la prenda de Muchachito, no creo que haya que añadir nada más sobre la degradación de mi querido sombrero.

Descanse en paz.

# Idas de pinza, Saturday, 15 de August de 2009 a las 14:03

18 comentarios, algo interesante habrá

  1. Tienes razón, pero parece que al final no era tanto lo que ibas a sentir tú al llevar el sombrero como lo que iban a sentir los demás.

    Yo siempre quise llevar un sombrero de cow boy y unas botas “picudas” con estampado (o hechas de) serpiente.

    # Adirael 15 de August de 2009 a las 14:51

  2. Lo mismo que pasó con el iPod desde 2002 que lo ví en el Metro y flipé y no sabía que era eso, hasta 2007 donde todo dios lo llevaba y ya no era cool.

    Es la penitencia de nosotros la élite, debemos abandonar algo en cuanto se vuelve mainstream, o lo empiezan a usar los canis, yennis, chonis…..

    # Vedia 15 de August de 2009 a las 15:14

  3. Adirael, sí, ya digo que la neura me viene de cuando era un chaval, me preocupaba más ocultarme de los demás que ir guapo o moderno o lo que sea.

    Vedia, no, no creo que el problema sea que algo se vuelva mainstream, a mi eso no me molesta. Lo que me molesta es la gente que cambia de gustos en base a la moda que toca sólo por el hecho de que es la moda que toca. En el caso del sombrero, ninguno de estos habría llevado un sombrero hace diez años, igual que los canis ahora llevan ropa rosa y alpargatas y hace tres años habrían dicho que eso era ropa de maricones. Ese veletismo es lo que me jode.

    # Hugo 15 de August de 2009 a las 15:24

  4. ¿Y quien no ha querido llevar sombrero alguna vez?

    A mi en verano me encanta ir a todas partes con mi sombrero de cowboy. Y la gente que diga lo que le salga de los nakasones.

    # Himliano 15 de August de 2009 a las 16:06

  5. Hay muchos tipos de sombreros, recuerdo que a mí me encantaban los de copa, los más altos pero siempre pensaba que nunca iba a tener la ocasión para ponérmelo. Es una frustración muy común la tuya, Hugo. Propongo algún tipo de quedada (kdd) para que vayamos con nuestros sombreros sin complejos.

    # Hombre precavido 15 de August de 2009 a las 16:41

  6. Yo durante unos años llevaba sombrero casi siempre, y tenía una colección de siete o nueve distintos (de invierno, verano, discretos, llamativos…) que iba renovando a medida que se me estropeaban.
    Mi primer sombrero lo heredé de mi tío abuelo, yo tendría unos catorce o quince años y vestía a menudo con americanas de hombre de segunda mano o de mi padre. Lo llevaba bastante, pero no fue hasta los 19 que empecé a llevarlos a diario y coleccionarlos.

    # Okok 15 de August de 2009 a las 17:13

  7. Ah, que se me olvidaba lo que iba a comentar ;)
    Odio que la gente llame “gorro” a un sombrero. No lo entiendo, ¿tan poco vocabulario tienen? ¿no veo el ala? ¿cómo puede haber tanta gente que lo diga? Es uno de mis “pet hates”

    # Okok 15 de August de 2009 a las 17:16

  8. Es que al final no hay forma de encontrar cosas asequibles de precio hasta que no se llevan y se masifica su uso..y entonces ya no mola…
    Yo quería el sombrero hace años también, aunque no para disimular una higiene escasa :P
    ayer de noche también en unas fiestas en las que a cada dos pasos había mantas con CD’s, bolsos, etc vi una manta repletita de sombreros molones…
    Si es que ahora lo dificil es una tienda en la que no los haya!

    # Ankara 15 de August de 2009 a las 17:35

  9. y por cierto, amén a lo del veletismo!
    lo odio!!!

    # Ankara 15 de August de 2009 a las 17:37

  10. Yo me compré un sombrero por 45 euros que nunca me puse.

    De todas formas si tu ya no te quieres poner sombrero porque todos los demás lo llevan tu mismo estás cayendo en la moda. Ir en contra de la moda es seguir la moda.

    # Alexliam 15 de August de 2009 a las 18:21

  11. Coño, Elvis Costello por aquí, hubiese quedado mejor Leonard Cohen, ese debe ducharse hasta con sombrero. Y tío, en fiestas siempre se ha llevado sombrero, de los de paja de colores, de los de cowboy baratos, de los de leprechaun que regala Guinness o hasta gorro de piscina a juego con el collar de flores hawaiano.
    Cómprate una gorra de doble visera, a lo Sherlock. Eso no lo lleva nadie.

    # ElGekoNegro 15 de August de 2009 a las 19:24

  12. Me sumo a la lista. No sabía que había tanto tipo como yo que quería un sombrero, me ha servido este artículo para consolarme. Eso sí, por aquí no hay tiendas de sombreros, así que vi varios en Amazon que se quedaron en mi wishlist, pero nunca me atreví. Eran de cowboy, los fedora son demasiado serios para mí, demasiado peli de John Huston.

    Has descrito a la perfección la utilidad de las fiestas de verano: ninguna, salvo la más absoluta degradación.

    Y eso, que si quieres un sombrero, que le jodan a los canis y a Inditex, nadie lleva el sombrero que tú quieres, así que cómpratelo, deberías hacerlo.

    # Nosolomusica 15 de August de 2009 a las 20:52

  13. Yo me lavo el pelo ehhh.. y soy de las que uso mucho sombrero,.. bueno, mas bien gorra o boina o gorro de lana o de pelo estilo ruso… o tipo aviador.- .^_^

    Pero tienes razon, ahora ya lo usa todo el mundo y que este tan de moda lo degrada un poco

    # monttse 16 de August de 2009 a las 02:28

  14. Yo soy de las que usa sombrero para disimular falta de higiene personal. No es que me enorgullezca de ello pero tengo la mala costumbre de dejar todo para el último momento, tener que ir a comprar algo y salir a 10 minutos de que cierren la tienda. En ese caso agarro la gorra (de inditex, en efecto, si tuviese que gastarme más de 2 euros en una gorra se iba a quedar adornando el escaparate) y salgo pitando. Tengo el pelo muy fino y bastante graso, y si el último lavado fue la noche anterior el aspecto es bastante asquerosete.

    Es decir, sólo me verán con gorra cuando tenga el pelo sucio, sean las 8:20 y tenga que salir al estanco.

    Además, que los sombreros y demás adornos cabeciles me sientan como el culo, tengo las orejas de soplillo y no hacen otra cosa sino acentuar la “soplería” xD. En general los considero absurdos, dan calor en verano y se vuelan en invierno, mejor una buena capucha… Pero me encanta como algunas personas saben llevarlos. Indi no sería Indi sin él xD.

    # UnTitLeD 16 de August de 2009 a las 03:36

  15. Si os gustan los sombreros podeís ver alguno interesante en http://www.sombrerosybanderas.com y tienen un blog sobre sombreros en http://www.lasombrereria.es

    # Luis 17 de August de 2009 a las 10:54

  16. A mí también me han gustado desde hace tiempo, pero siempre supe que llevarlos de joven queda demasiado flipado (y, ahora mismo, de fan de Fondo Flamenco).

    Siempre he deseado llegar a ser un señor mayor que salga a la calle con su americana y su sombrero, y su gabardina beige más abajo de las rodillas los días de lluvia. Bastón con empuñadura plateada, pitillera, petaca y zippo son todo lo que resta para ser un Señor Elegante.

    # Ender Muab'Dib 17 de August de 2009 a las 12:43

  17. Sublime.

    # eme 18 de August de 2009 a las 22:31

  18. El año pasado fue el sombrero vaquero, este año el sombrero del que hablas… Apuesto a que el verano que viene la boina enronscada triunfará en las fiestas populares.

    Por otro lado, los “emos” se están empezando a suicidar, porque ahora hay más gente que lleva sombrero aparte de ellos, y por eso, no se sienten melancólicamente especiales.

    # Fernan 24 de August de 2009 a las 11:02