Sólo otro blog infame


Menú


Tatuajes a los 60

Nunca me han gustado los pendientes ni los pearcings pero aún menos los tatuajes.

Siempre vi los tatuajes como algo marginal. Como en las películas, te meten en la cárcel y sales con un tatuaje en tu brazo que reza “amor de madre”. Con aquella tinta cutre que con el paso del tiempo va perdiendo el color hacia un tono azulado a la vez que se desdibuja el mensaje original. Luego te encuentras a esa gente en el Metro, miras el tatuaje y parece uno de esos sellos de calidad que le ponen a las piezas de cordero en los mataderos.

Pero el tiempo ha pasado y desde hace unos años los tatuajes se llaman “tattoos” y lejos de ser algo marginal son propios de la élite más vanguardista. Futbolístas, cantantes, actrices, en definitiva las gentes de nivel (que admiran los adolescentes) se deciden a marcar su cuerpo.

Vale que ahora los diseños son más agradables, que los hace gente con algo más de criterio, y que la tinta negra es negra de verdad pero siempre me horroriza pensar que vida llevarán esos tatuajes con el paso del tiempo.

Veo a esas jóvenes con su tanga de campaña asomando un palmo por encima de la cinturilla del pantalón y dejando ver un tatuaje “tribal” (cual llamaradas pintadas en los coches de Grease) entre la espalda y el culo y me pregunto ¿se han parado a pensar como les quedará eso dentro de 20 o 40 años?.

Ir a las playas y piscinas municipales dentro de un par de décadas va a ser (más aún) una experiencia espectacular, esas carnes flácidas (que no perdonan) repletas de pintaditas decoloradas con dibujitos absurdos (que habrán pasado de moda, lógicamente) y textos en japonés.

Hay quien se consuela pensando que para entonces existirán formas sencillas de eliminar un tatuaje pero les diré que el resfriado común existe desde hace miles de años y de momento no tiene solución.

# Idas de pinza, Thursday, 27 de July de 2006 a las 11:03

12 comentarios, se reproducen por esporas

  1. ¿Sabes lo que me hace mucha gracia? (qué cruel soy). Todas esas chicas que se hacen tatuajes encima del culo, para que se les vea junto al tanga y tal, no saben que, probablemente, el día que tenga que parir no la pongan la epidural. Los anestesistas lógicamente se niegan a atravesar la tinta con una aguja no sea que al entrar en contacto con la médula se produzca una infección. Por tontas…

    No entiendo tampoco por qué la gente se pone tatuajes en donde no se los pueden ver. Los llevan solo para que los vean los demás. ¡Qué chorrada! Los piercings al menos pueden quitarse y luego cerrarse el agujero.

    # Aeris 27 de July de 2006 a las 11:08

  2. Y los piercings en la cara eran simbolo de esclavitud, ya que son faciles de golpear como castigo…

    # Alvele 27 de July de 2006 a las 11:48

  3. Eso mismo he pensado yo un montón de veces. La gente funciona a arrebatos y no piensan en como quedará eso dentro de 20 años. Cierto que hay tatuajes chulos, pero muchos son como para llorar, así que con 50 tacos ni te cuento.

    # Leon el Africano 27 de July de 2006 a las 12:09

  4. Muy bien escrito y contado de principio a fin.
    Lo mismo he pensado; los modernos tribales de ahora serán tan patéticos como el amor de madre del presidiario dentro de unos años. Me sorprende que no hayan inventado una máquina para hacer todos esos dibujos por ordenador, con calidad de verdad no a mano alzada con un piojoso echándote el aliento durante una larga hora.

    Donde más se ve lo ridícula de esta costumbre es en las bodas. La chica destroyer que se pone un tatuaje en el tobillo queda como una macarra en su traje de princesita Sisí. Y no hay forma de disimularlo.

    Con el tiempo esta moda tiene que desaparecer, es imposible que algo esté de moda tantos años. Entonces, el que esté libre de tatuajes será el rey. Quien pueda pagarse una limpieza, triunfará. Y el que no, seguirá siendo como el ahora ridículo corazón con iniciales.

    Aunque como muy bien dices, quizás no sea tan fácil de limpiar en un futuro.

    Finalmente, me ha sorprendido lo cutres que son los tatuajes de los sudamericanos, son de mucha peor calidad que los españoles, con el paso del tiempo parecen dibujos a rotulador, los de España sólo se deforman y difuminan.

    # marmolillo 27 de July de 2006 a las 12:25

  5. No puedo estar más de acuerdo con el contenido, pero me encanta la forma de expresarlo…

    “Veo a esas jóvenes con su tanga de campaña asomando un palmo por encima de la cinturilla del pantalón y dejando ver un tatuaje “tribal” (cual llamaradas pintadas en los coches de Grease) entre la espalda y el culo y me pregunto ¿se han parado a pensar como les quedará eso dentro de 20 o 40 años?.”

    Papá… ¿¿eres tú?? ¿¿Puedo volver hoy un poco más tarde a casa??

    # Piponet 27 de July de 2006 a las 12:43

  6. Jajajajajjaa, estoy hecho un carca de la hostia.
    Ya tengo encargada la rebequita verde militar tipo Tico Medina.

    # Hugo 27 de July de 2006 a las 12:45

  7. Parece que voy a ser quien ponga la nota de discordia en este post tan anti-tatuajes, pero alguien tendrá que crear un poco de polémica, sino menudo aburrimiento. Estoy de acuerdo en parte con vuestros pensamientos, un porcentaje muy alto de juventud se tatúa verdaderas barbaridades sin pararse a pensar con frialdad que llevarán ese dibujo el resto de la vida. Pero también hay otro porcentaje (entre los cuales me incluyo, claro está) que optan por algo más discreto, completamente convencidos de que quieren que lo que se pongan, se vea el resto de los días.
    Acaso os avergonzaríais de un lunar o cualquier otra marca de nacimiento? Yo desde luego no, porque es parte de mí, igual que mi tatuaje. En fin, no pretendo convenceros, simplemente deciros que a veces al generalizar nos perdemos otros puntos de vista. Además, si tan poco os gustan, lo teneis tan fácil como no haceros ninguno. Por qué criticais a quienes lo hacen? Cada cual que apande con lo que hace con su vida y con su cuerpo.

    # Lowrita 27 de July de 2006 a las 12:52

  8. Muy buena observación, como casi todo lo que hay por aquí. El otro día por cosas de la vida tuve que ir a una cena de esas de gala (que odio) y me percaté de que una de las asistentes, muy fina en apariencia ella, llevaba un tatuaje en toda la espalda que destrozaba todo su glamour, así que en realidad no hace falta esperar 20 años para que algo a veces sobre, basta a veces cambiar de situación por otra más clásica y menos “ultra mega guay fashion”

    # spiralmazes 27 de July de 2006 a las 14:47

  9. Gracias Lowrita por darnos otro punto de vista.

    Pero te aclaro que no es que este post sea anti-tatuajes, es que el propio blog es anti-todo.

    Es un defecto que no puedo evitar, generalizo sin piedad y arremeto contra todo lo que se me pasa por la cabeza. Pero siempre de buen rollo, que conste, como es lógico cada cual que haga lo que quiera con su cuerpo. Yo sólo comento lo que me parece.

    # Hugo 27 de July de 2006 a las 14:53

  10. Yo solo quería recordar a Hugo el lorito de un colega universitario. Y a partir de ahí pensar, quién querrá llevar eso toda la vida ahí.

    # Fran 27 de July de 2006 a las 18:26

  11. Buenas
    Para empezar diré que yo voy tatuado, y me encantan los tatuajes y los piercings. Pero ciertos tipos de tatuajes… son cutres desde el primer dia.
    Cuando tenga 60 años, mis tatuajes luciran igual que siempre, solo es cuestion de repasarlos.
    Si quereis ver tatuajes cutres, de los que seguro se van a arrepentir los que los llevan si llegan a esa edad, poned en el buscador de imganes del Google: “Salvatrucha”. Seguro que os impacta alguna imagen y os reafirmais en vuestra opnion anti tattoos.
    A mi me parecen ridiculos algunos, como las “letras” o ideogramas orientales. Estoy seguro de que algún dia veré a un chino o a un japo con una palabra tatuada en español y me partire la caja.
    Para acabar os dejo una anécdota que le ocurrió a una conocida mía: Le dió por tatuarse una letra china de esas, y fue a un tatuador, que tenía unos catálogos con letras y tal. Se tatuó una en el cogote, que el tatuador le dijo que significaba “Libertad”. Pues bien, resultó que aquellas dos letras significaban “sopa de ajo”. El tatuador debió haber copiado sus simbolos de la carta de un restaurante chino…. Para flipar. Se dió cuenta pasados unos años, se lo dijo un chino. Al principio creyó que le tomaban el pelo, pero no. Después de preguntar a varios chinos y buscar por internet, quedó confirmado. Al tatuador no le volvió a ver… Y no, no le gusta la sopa de ajo.
    Un saludo.

    # Oremus 7 de February de 2007 a las 12:21

  12. hola ……supongo que cada persona tiene derecho a expresar su opinión, ya sea en un blog o incluso en su propia piel, yo llevo un par de tattos pequeños y me gustaria hacerme mas, claro que siempre esta el asunto de la piel la edad etc., pero creo que un tatuaje lejos de ser un asunto por moda es una expresión y no me molestaria ver mi piel envejecida marcada por el paso de años y la tinta recordandome momentos increibles…….un saludo y abran su mente ..

    # tay 24 de January de 2011 a las 17:22