Sólo otro blog infame


Menú


Tener un papelito de “su turno” entre las manos

Hoy he renovado mi DNI. Sinceramente me he quedado flipado con que ahora el Documento Nacional de Identidad se realice en el acto. Nada de esperar 20 días con un resguardo mierdero que parecía sacado de los cupones del Marca para conseguirse un “MP4”, ahora te presentas con tu fotito carnet y sales perfectamente documentado.

Un 10 por mi parte para todo el proceso desde el momento en que te atienden (salvo que la propia filosofía de la parte “electrónica” del DNI y los certificados digitales exige unos conocimientos sobre los sistemas de clave pública que sinceramente creo que no están al alcance de toda la población), pero más allá del proceso en sí otro tema es la espera hasta que te atienden, que es la estándar de todas las cosas de la administración (y me ahorro añadir la coletilla “en este país” que suelen decir los que nunca han salido de su pueblo en toda su puta vida y encima van de listos).

Las comisarías abren a las 9:00, me he presentado a las 8:30 y ahí ya había una cola bastante curiosa bordeando el edificio. Cuando han abierto nos han repartido unos turnos de charcutería y me he sentado a esperar con una chica al lado que no dejaba de mirar como trataba de meter Gmail en el móvil del curro. Al final me han atendido a eso de las 11:30, no está mal, la anterior vez que tuve que renovarme el DNI me tocó esperar en la calle hasta eso de las 14:00 y fui la última persona que atendieron aquel día, todos los que había detrás (que no eran pocos) se fueron a casa con las manos vacías. Nunca pensé que me tocase alguna vez ser ese último atendido y no el primer no atendido. Aún me sorprende la “suerte” que tuve.

Manos inquietas

La cosa es que dos horas y media dan para mucho, y el papelito de “su turno” (que cuando era pequeño me afanaba en coger siempre que veía un dispensador en el mercado) entre mis sudorosas manos durante tanto tiempo experimenta una metamorfosis que culmina con el momento en que veo mi número en la pantalla y en que mi papel ha perdido toda su pintura; y pesa el doble de cuando me lo dieron. Suelo sentarme mientras arrugo el papelito delante del empleado por si le diera por pedírmelo poder achacar el deterioro a ese gesto final y no a la realidad de mis nerviosos dedos.

Alguno se preguntará que si soy tan asqueroso porque no me lo guardo en el bolsillo o algo parecido, pues la respuesta es clara, NECESITO mirar mi turno y la pantalla cada 30 segundos, es un hecho, lo tengo comprobado, pese a que soy capaz de memorizar el número que me ha tocado algo me fuerza a revisarlo una y otra vez.

Y así pasan los años.

# Idas de pinza, Tuesday, 13 de November de 2007 a las 21:03

11 comentarios, les das la mano y te cogen el brazo

  1. a mí me paso algo parecido el día que me presente al examen teórico de conducir, cada vez que decían un nombre.. no paraba de mirar mi DNI para ver si era yo que nervios pasé!! al fina me acordé de mi nombre y pude entrar!

    # darkomen 13 de November de 2007 a las 21:26

  2. Bueno, yo tengo ido a renovarlo en grupo con más gente y ninguno se salvó del destrozo de andar plegándolo una y otra vez XDDDDDDD

    # Rarok 13 de November de 2007 a las 21:27

  3. Un apunte, se llama Turnomatic (correctamente Turn-o-matic) y es un gran invento sueco. Deberías saberlo.

    # ElGekoNegro 13 de November de 2007 a las 21:49

  4. Jeje, a mi me pasa igual, no puedo dejar de mirar mi turno, pero a mi porque se me olvida, no por otra cosa.

    Y con respecto a eso de llegar y topar mola, aunque en Málaga (no se si pasara en otras ciudades) puedes pedir tu cita por telefono y vas el dia que te digan y a la hora que te digan. Y lo cumplen como un reloj, hoygan.

    Esto solo pasa en este pais.

    # Alexliam 13 de November de 2007 a las 22:16

  5. Una gamberrada que yo suelo hacer en la charcutería del Carrefour y sitios por el estilo es que cuando veo que llaman a un número y pasa un segundo sin que nadie responda me cuelo como si realmente ése fuera mi turno. Con los años me he hecho todo un especialista ;-)

    Lo que no sé es si me atrevería a hacerlo en un lugar más serio como en la comisaría.

    # shevek 14 de November de 2007 a las 00:30

  6. La verdad es que esperar para hacerte el DNI es un coñazo. Yo en mi pueblo, tengo que esperar un chorro de horas, y a pesar de que abren a las 9 (mas bien 9:15) a las 6 de la mañana ya hay gente que quiere arreglar sus papeles. Sobretodo inmigrantes, que en el pueblo hay bastantes.
    Pero mira, esto es E’pa’ña’! y así nos va!

    # carballo 14 de November de 2007 a las 01:44

  7. Vaya, pues lo del DNI instantáneo será en Madrid, porque yo me renové el mío en Barcelona hace un par de meses y anduve por ahí el mes de rigor con el DNI viejo grapado a un papel (por poco no me dejan subir al avión para Dublin, suerte que llevaba el pasaporte!). El pasaporte sí te lo hacen al momento…

    A mí también me pasa lo de la comprobación compulsiva del número… es que tengo miedo a que me toque y no me entere, y venga un listo como shevek y me robe el sitio! :P

    salu2

    # Lady Madonna 14 de November de 2007 a las 09:48

  8. Lady Madonna en Málaga ocurre lo mismo que en Madrid…

    # Alexliam 14 de November de 2007 a las 09:51

  9. En Santiago de Compostela tambien te lo hacen en el momento. Creo que es cosa del DNI electrónico, el que se hiciese el viejo pues a esperar XDD

    # Rarok 14 de November de 2007 a las 10:01

  10. Hace un par de meses que me tocó renovarlo. Con todo mi entusiasmo me levante a las 7 de la mañana para ir a la comisaria mas cercana donde hacen el nuevo dni. Total 80 kilometros de nada.Cuando llegue alli a las 8:45 de la mañana me encuentro con la sorpresa. Ya no daban numeros. Por lo que me dijeron, en Lugo vas a eso de las 7 de la mañana, haces hora y media de cola en la calle y a las 8:30 te reparten unos números charcuteros y a esperar…. Total me fui a otra comisaria en el que hacian el viejo y esperé…15 minutos. Eso si, mes y pico despues tuve que volver con el resguardo acartonao en la mano.

    # Driz 14 de November de 2007 a las 11:51

  11. Yo miro compulsivamente el mío y el de la persona que tengo a cada lado. AL final parece que quiera birlarles el número si es mejor que el mío :S

    Para evitar arrugarlo cual acordeón, a veces decido meterlo entre las páginas del libro que lleve en el bolso, y así ir leyendo y comprobando el nº. Lo que logro es no concentrarme en la lectura por miedo a que se me pae el turno, y marear el libro pasando páginas desde donde estoy leyendo a donde guardo el papelillo XD

    # Okok 14 de November de 2007 a las 15:43