Sólo otro blog infame


Menú


Una red social para viajeros aseados

Soy asiduo del servicio de larga distancia de Renfe, por lo general no tengo ninguna queja más allá de la desastrosa web de la que ya he hablado en alguna que otra ocasión. En lo que a mí respecta Renfe funciona bien y es todo lo puntual que se le puede exigir, siempre que he sufrido retrasos (que como lo cojo muchas veces han sido bastantes) se ha debido a la climatología o a sucesos realmente incontrolables, como una vez que una vieja llevaba un perro que mordió a una persona y tuvo que venir la Guardia Civil para que pusieran la denuncia o en otra ocasión en que atropellamos a un tío; cosas así. El caso es que ya digo, el servicio es decente. No así sus viajeros.

En los trenes que yo tomo hay dos categorías, clase turista y clase preferente. Los billetes de turista siempre se acaban antes, de modo que si no andas previsor en ocasiones te toca pringar y pagar preferente (o quedarte en casa). Habré viajado en preferente cuatro o cinco veces, el viaje es idéntico salvo por cuatro detalles, el más notable es que te dan de comer, te sirven un par de zumos y cafés o infusiones, prensa y licores. Para alguien que habitualmente compre el periódico, tome café en la cafetería del tren y le guste el licor creo que es un buen trato recibir todos esos servicios directamente en el asiento en base al coste extra respecto a la clase turista. Para los que, como yo, no consumimos nada de eso pues es un gasto absurdo, pasa el carrito de prensa y pides El País para mirar la cartelera sólo por no sentir que lo has pagado y no lo estás disfrutado; es como esa sensación de pagar por una tarifa plana de ADSL y no tenerla todo el día con el iMules encendido bajando contenidos con derechos de autor, que te deja intranquilo vaya. Además del tema de las cosas que “te dan”, los asientos van ligeramente más separados y no comparten reposabrazos lo que los hace un poco más cómodos.

Pero lo mejor de preferente no es el “snack frío” o los zumos, sino la propia gente que viaja en preferente. Tal vez sea clasismo, aunque os aseguro que si fuera a la inversa también lo diría, pero el caso es que los viajeros de preferente van más aseados, huelen mucho mejor y son notablemente más silenciosos que los de turista. Cuando viajas en preferente te da rabia no pertenecer realmente a ese club y simplemente estar de prestado.

Las tres últimas veces que he viajado (en turista) me ha tocado ir con gente que olía mal, y concretamente el último domingo me tocó viajar con un “señor” que olía mitad a cerveza y mitad a mierda, y cuando digo mierda no me refiero a suciedad en general, sino a esa masa de tonos ocres que expulsamos por el ano como parte final del proceso digestivo, es decir, la conocida como “mierda del culo”.

Gran viajero AAAAA+++++ !!!!!1!!

Al terminar el trayecto se me ocurrió que sería muy útil una especie de red social (formada por las grandes empresas de transporte de viajeros, desde la citada Renfe, a las aerolíneas y los autobuses) donde se pudiera evaluar a los compañeros de viaje al final del trayecto, de forma anónima (y con todas las medidas de seguridad lógicas para evitar violar la intimidad de nadie y que saltasen al quite los mismos que se rasgan las vestiduras porque Google te ofrezca geoposcionarte desde el móvil) pero que sí sirviera para asignar las plazas en viajes futuros.

Me explico, lo que planteo sería un tema parecido a la forma en que se evalúan las transacciones en eBay, es decir, y volviendo al caso de mi última experiencia me encantaría poder ir a la web de Renfe y ponerle 0 estrellas en el apartado de “higiene” (o algo similar) al cerdo que llevé a mi lado ayer, de modo que la próxima vez que ese tío guarro cabrón compre un billete para viajar junto a un desconocido el sistema le siente al lado de otro puto guarro de su misma calaña, mientras que la gente que obtenga buenas valoraciones (las personas que no huelen a mierda, por ejemplo) sean también asignados en asientos contiguos.

A la larga esto segmentaría los trenes y vagones de forma similar a la que ya comenté en su momento y creo que sería muy beneficioso para todo el mundo, primero porque las personas sabrían que si se duchan antes de subir al tren viajarán con alguien que también lo ha hecho, así que el nivel de mejoraría instantáneamente, segundo porque sería algo absolutamente igualitario independientemente de la tarifa que uno pagase y tercero porque permitiría dar mejor servicio y mantenimiento a los vagones y viajeros que realmente lo merecen.

Resumiendo, todos hemos visto en películas lo vergonzosos que eran esos autobuses americanos donde los negros tenían que sentarse atrás sólo por el hecho de serlo, pues esto sería igual pero con los guarros indómitos. Segmentar por el color de la piel no es bueno pero segmentar en base al poder adquisitivo está perfectamente aceptado (pese a ser en muchos casos algo tan condicionado por los padres como el color de la piel). Con mi sistema no, la higiene está al alcance de cualquiera, al menos de cualquiera que pueda pagarse unos billetes de tren, así que si vas limpio te sientas con limpios.

Por cierto, para evitar algún comentario demagógico, comprendo que hay gente que por su empleo al terminar la jornada laboral tiene que acabar apestando a choto y en su puesto de trabajo no disponen de duchas, a estos me los encuentro cada día en el Metro. Pero de lo que hablo es algo diferente, hablo de gente que sabiendo que se va a encerrar en un maldito tren de larga distancia durante cuatro horas no es capaz de darse una ducha en toda la semana.

# Idas de pinza,Pataletas, Tuesday, 10 de February de 2009 a las 00:48

28 comentarios, amigos del internec

  1. En las cercanias de Barcelona eso que comentas ya esta implantado de una manera natural, o al menos es la impresion que me causa. Me refiero a los Ferrocarriles de la Generalitat, que tienen un buen servicio, las cercanias de Renfe son un chiste de mal gusto.

    # Floc 10 de February de 2009 a las 01:01

  2. Puedes encerrarte en el baño durante todo el trayecto para no compartir nada con indeseables apestosos.

    # ElGekoNegro 10 de February de 2009 a las 04:56

  3. Ah sí, ese baño que el día que no apesta a tabaco, apesta a mierda de niño o pis del capullo que se ha salido meando. Ese baño.

    # cyb 10 de February de 2009 a las 05:37

  4. Amén, no hay cosa tan desagradable como sentarte cuatro horas al lado de un cerdo integral, te hace revolver la última comida y te amarga el viaje.
    Un mensaje para los guarros que por pura cerdería no se la van ¡Lavaos!

    # Gohan 10 de February de 2009 a las 08:15

  5. Cuando yo he apestado a choto después de una descarga dura, me he metido en cualquier bar a lavarme los sobacos. Tampoco es mucha excusa. Es una simple cuestión de respeto a los demás.

    Pero te comprendo perfectamente. La naturaleza ha tenido a bien concederme un olfato muy fino. Lo que en los depredadores salvajes es una ventaja, en un humano es una putada. En un ascensor, sé quién no pasa mantenimiento a los flaps, quién sufre pérdidas de orina, quién consume vino por encima de las tasas recomendadas por la OMS y a quién le está repitiendo la cebolla de la tartera en la obra.

    # mced 10 de February de 2009 a las 08:17

  6. Hay gente muy cerda, puede que ese tío guarro pisara un zurullo humano mientras paseaba por el campo pero lo dudo mucho, yo llevo años tomando el mismo bus y años notando el mismo olor a sobaco de la misma tía, da igual que me ponga tres asientos delante, no sé si es que no se lava o tiene un problema de olor, seguramente lo segundo, me pregunto qué efecto tendría un simple desodorante en sus fétidas axilas

    # engelson 10 de February de 2009 a las 09:12

  7. Sería más fácil segregar a la gente por el modo de compra: los que compran por internet suelen ser más aseados que los que no.

    # marmolillo 10 de February de 2009 a las 09:20

  8. Casualidades de la vida que mi último viaje en tren (y el siguiente) fue ida en preferencia y vuelta en turista.

    Lo cojo así porque la ida me suele salir igual en preferente que en turista y como además es temprano pues aprovecho y desayuno, que yo sin comer no soy nadie. Pero al tema.

    En preferente no solo olía bien, sino que además había silencio y se podía descansar o hacer lo que te saliera de la polla porque nadie molestaba.

    A la vuelta me tocó una americana borracha a mi lado que decía que le dolía el cráneo y que Barack Obama le había robado su casa. Esto es real como la vida misma. Menudo pestazo echaba a alcohol, era asqueroso.

    No se si hacer vagones para limpios o para sucios sería la solución, pero algo hay que hacer. Tenemos que movernos.

    # Alexliam 10 de February de 2009 a las 10:27

  9. Jajaja, me he descojonado con algunas frases y descripcciones. Jamás he hecho ningún viaje realmente largo en tren, pero sí que me cagonlaputa en viajes de 4 horas en autobus cuando quieres dormir y tienes gente gritando a su móvil, o hablando a voces en general. Y por suerte los guarros sólo se subían en trayectos de una hora, que un día hubo un vagabundo que le habrían dado el billete por caridad y era como hacer ejercicios de respiración dentro de un contenedor de basura.

    # Ender Muab'Dib 10 de February de 2009 a las 10:55

  10. Lo bueno del metro es que los vagones están unidos por dentro, así que si no te gusta como huele/chilla/cualquierotrajodienda te puedes largara otro lado… y sino en una parada te bajas y te metes al siguiente a escuchar al violinista/acordeonista/guitarrista/cantante/teclista de turno!

    # CasS 10 de February de 2009 a las 11:23

  11. Eso es lo que pagas en clase preferente, no sólo el snack frio y el periódico, sino también la paz, el olor y la decencia. Así que si los de Renfe pueden cobrarte por ir con gente limpia, por qué lo van a hacer de gratis?

    # Aloisius 10 de February de 2009 a las 11:32

  12. Por trabajo viajo mucho en renfe, como me lo paga la empresa normalmente en preferente, asi que voy a comentar algunas cosas que le faltan a Hugo.

    En preferente de largo recorrido, ademas se incluye el parking gratis 48 horas (creo que no en todas la estaciones), por lo que a veces precio de preferente con el descuento de la vuelta cerrada, te sale solo un poco mas caro que turista+parking en la estación.

    Ademas con preferente tienes acceso las salas de espera “de lujo” (sofas, prensa, aviso de cuando sale el tren), desde dos horas antes de la salida del tren, donde tambien tienes snacks gratis.

    Los vagones de preferente ademas tienen una fila de asientos individuales, si pides el billete con antelacion puedes pedir que te den una de esas plazas, muy util si vas con portatil y no quieres molestar al vecino de asiento.

    Y bueno como dice Hugo, la gente suele ser mas educada y es rarisimo que viajen niños, aunque de vez en cuando te puede tocar algun “empresarioh” a tu lado colgado del movil todo el viaje.

    # Santino 10 de February de 2009 a las 13:13

  13. El otro día casi vomito en correos detrás de un hombre que olía como las cloacas del infierno. Propongo el aparheid para los gochos a partir de ya.

    # Ponzonha 10 de February de 2009 a las 15:49

  14. Lo que es jevi metal del bueno es sobrevivir 11 horas de vagón litera con un olor mezcla de chorizo + vinacho + roña de varios meses + humo de puro (y los correspondientes ronquidos y carraspeos cancerosos). Y pagando el billete a precio de furcia.

    Preferente rules!

    # Pau 10 de February de 2009 a las 17:49

  15. A mi me da envidia una amiga que tengo que a los que van a currar cerdacos les dan tres toques y si no se asean los mandan a casa, no se cuanto tiempo sin sueldo, lo consideran falta leve.

    Lo de cerdacos / no cerdacos no debería ser solo en los trenes/buses, debería ser en la vida entera.

    Y lo peor es la gente que es cerdaca y escrupulosa a la vez…

    # MalaUva 10 de February de 2009 a las 18:10

  16. Cualquiera diría que el desodorante lo inventaron ayer… por no decir la ducha, que algunos “seres” no se esconden ni con una lata entera de AXE (y mira que tiene un olor fuerte fuerte, del que te produce náuseas…)

    # Nico 10 de February de 2009 a las 19:07

  17. Entiendo lo que cuentas, y sí, hay una diferencia muy obvia en los vagones preferentes, ya no en temas de higiene, sino de comportamiento natural.

    Muchas veces, el tren Madrid-Alicante (y viceversa) tiene muchas plazas que se quedan libres a mitad de camino, y eso hace que más de uno se cambie de asiento, lo que jodería el invento que propones. Pero eres un jodido snob, ¡que lo sepas! Pero no pasa nada, al menos lo planteas de una forma razonable.

    # Nosolomusica 10 de February de 2009 a las 19:12

  18. Se sabe algo?

    # Alexliam 10 de February de 2009 a las 19:14

  19. Un aspecto que no se ha indicado en este tip es que hay toda una caterva de especuladores de barrio que en cuanto inicia su trayecto el tren deciden darse una vuelta por preferente para hacer un upgrade porque yo lo valgo.
    Esta gente no huele mal pero son como las termitas, que si te dejas el papel de la magdalena snáckera pues son capaces de tomarlo de tu bandeja y apurarlo. O si dan periódicos se piden El País, El Mundo, La Gaceta de los Negocios y Hasta el Times, mientras sean gratis. Estar al lado de uno de estos individuos da unos subidones de estrés que pueden ser perjudiciales para la salud.
    Los del upgrade de los teatros me dan tanta grima que desearía tener licencia de armas.

    # marmolillo 10 de February de 2009 a las 20:37

  20. Ésto mismo que comentas lo estuve hablando el viernes con unos amigos. Debería existir una especie de clase que no fuera bussines ni turista, donde sólo pudiera ir la gente que no sea una guarra, ni intrusiva (típico que se te pone a hablar cuando estás con el portatil por ejemplo y te da la barrila) ni ruidosa ni estornudara sin taparse. Los niños también estarían vetados a no ser que fueran muy tranquilos. Manda narices que para poder ir cómodo haya que pagar clase bussiness (en mi caso sólo la piso por accidente, casi siempre me toca turista y torear con pesados.) En realidad en clase turista los energúmenos no son demasiado, pero se hacen notar, así que lo de la red social sería excelente.

    # raul 11 de February de 2009 a las 09:13

  21. La idea es muy buena, pero debe tener la opción para elegir. A mí me gusta ir limpio y aseado, pero sin duda prefiero el vagón de los albañiles fornidos y sudorosos antes que el vagón de los pusilánimes recién afeitaditos que huelen a Hugo Boss o a Old Spice (o a Hugo Boss y Old Spice, que los hay).

    # Pijus Erectus 11 de February de 2009 a las 14:44

  22. En realidad si analizamos fríamente lo que estamos proponiendo aquí es de lo más grotesco.

    # Alexliam 11 de February de 2009 a las 14:47

  23. Yo he estado durante un año y medio cogiendo 4 aves a la semana, por temas de trabajo, y me ha pasado de todo. Una vez me toco al lado de uno que venía borracho perdido, apestaba a una mezcla entre alcohol y sudor, y se pasó todo el viaje roncando. Que infierno.
    La idea de puntuar a los usuarios tipo ebay me encanta, además de que debería de una vez dejar que escojas en que asiento viajar. Yo estoy hasta los “güebos” de viajar en los asientos que tienen mesita y están enfrentados con otros.

    # Nesta 11 de February de 2009 a las 17:27

  24. Pues de las pocas veces que voy en tren siempre cojo clase preferente, yo soy de periódico, café y licores así que me viene bien. Pero en el último viaje que hice, de Ciudad Real a Málaga me topé con una familia de clase alta un tanto ruidosa.
    En los asientos de al lado iban dos niños que estaban todo el tiempo haciendo gamberradas. Luego estaba la madre que pasaba de lo que hacían los niños y se ponía a dar ordenes a una especie de asistente en bata de médico o algo parecido que atendía al bebé de ella y que iba de los asientos hasta el descansillo (o como se llame para lo que hay entre dos vagones).
    Por fortuna, en el viaje me llevé el portátil y me entretuve un poco. Eso y que me acompañaba Cayetana Guillén Cuervo.

    # Arystor 11 de February de 2009 a las 18:05

  25. Es que a los niños los deberían prohibir sí o sí.

    # MalaUva 11 de February de 2009 a las 21:21

  26. Malauva te aconsejo que cuando te toque niño pestoso le toque los huevos a los padres.

    Ejemplo.- Perdone, su hijo es así o ya nació maleducado, o le grita cualquier cosa, al niño, y si no funciona al padre. O empiezas a gritar que estás poseido… Si da corte pero lo bien que te quedas.

    # Doctor Mapache 13 de February de 2009 a las 14:54

  27. Otra opción es la amenaza de “Los Reyes son….”

    He encontrado esto en el blog de Mauro Entrialgo, muy acorde con el tema:

    http://blogs.publico.es/mauroentrialgo/1032/miercoles-70/

    # MalaUva 26 de February de 2009 a las 00:41

  28. Acabo de ver una tira de Mauro Entrialgo que…
    Vaya. Se me han adelantado :(

    # Okok 26 de February de 2009 a las 15:13