Sólo otro blog infame


Menú


Voy al Museo del Prado, pero sólo si es gratis

Pese a ser un tío bastante rata (y ladrón cuando se tercia) odio las aglomeraciones con la excusa de conseguir algo gratis.

Me da bastante rabia cuando veo la típica manifestación de agricultores en que regalan bolsas de naranjas (denunciando que les sale más a cuenta regalar la fruta que malvenderla) y la gente se pega por conseguirlas como si les fuera la vida en ello. Y hablo de gente normal y corriente, no de jomeleses hambrosios sino de viejas con tiempo libre y enérgicos codos.

Pero casi peor son las pérdidas de tiempo, yo soy de los que piensa que su tiempo vale más dinero del que le pagan en su trabajo y por ello no me gusta regalarlo (aunque lo gaste en hacer/escribir cualquier bobada). Me decido a escribir esto al ver en la tele que por motivo de la ampliación del Museo del Prado (lugar al que no recuerdo haber ido jamás) se ha podido entrar gratis durante una semana, pues bien, sacaban a gente que se había tirado dos horas esperando para entrar y cuya justificación principal era “¡Es que es gratis!” como si eso fuera la gran cosa, cuando en un día normal entrar cuesta cuatro duros y podrían disfrutarlo más tranquilos.

Pero es que lo que más me jode es que basta que costase 50 céntimos entrar que ya no irían el 90% de los que colapsaban las colas.

¿Por qué la gente es tan cutre? Empiezan así y acaban explotando a los usuarios de Google que llegan a sus blogs a golpe de publicidad indiscriminada.

# Pataletas, Wednesday, 7 de November de 2007 a las 00:28

12 comentarios, amigos del internec

  1. Lo peor de todo es que El Prado sólo cuesta 6 euros (y hace nada lo subieron desde los 3 euros que costaba) y todas los domingos la entrada es gratis.

    # marmolillo 7 de November de 2007 a las 06:34

  2. Menudo madrileño, que nunca ha ido al Prado.

    # auster 7 de November de 2007 a las 06:55

  3. Se te olvidan esos que van a los supers los dias que regalan comida y pasan tropecientasmil veces por delante de los expositores y disimulan como si nunca los hubiesen visto y ponen cara de sorpresa, oh! puedo coger?

    # david 7 de November de 2007 a las 08:22

  4. No puedo estar más de acuerdo. Sin ir más lejos ayer me comentaba alguien que en determinado momento las colas alcanzarón las 4 horas! a lo que yo respondí, jooooder, menos mal que te fuiste no? y me dice, que va, alli estuvimos aguantando o_0 Eso lo dice todo.

    Por cierto, me encanta tu blog tio, aunque hoy es la primera vez que te escribo. Es como si cada vez que escribes me leyeras la mente ;)

    # nacHo 7 de November de 2007 a las 11:08

  5. Prueba a organizar una paella gigante o un chocolate con buñuelos gratis y verás. Peligro, ancianos sueltos.

    -“Señora, que solo puede llevarse un plato”
    -“Son para mi marido, mi cuñao y mis dos hijas”

    -“Caballero, ¿donde va con tres vasos de chocolate?”

    -“No se lleve el plato de buñuelos, coja los que se vaya a comer”

    -“Señora, mastique tranquila, que se le está poniendo la cara morada”

    Eso sí, vende tíquets a 50 centimos y la tercera edad desaparece.
    Es algo digno de un documental.

    # Mequetrefe 7 de November de 2007 a las 11:24

  6. /Mode grosero ON

    Qué tendrá la palabra dar, que causa ese misterioso efecto en el 90% de la población.
    Aunque sea para que le den por culo, pero la gente espera horas.

    /Mode grosero OFF

    # Elia 7 de November de 2007 a las 12:25

  7. Es lo que ocurre en España. Hay un gran porcentaje de gente que se pone cachondo con lo que es gratis.

    Mira, yo el otro día fui al cine. Aquí en málaga en los centros comerciales y tal si consumes un mínimo te regalan dos o tres horas de parking. Bueno, pues cuando salimos del cine y fui a que me validaran el ticket había una cola de unas 100 personas, sin exagerar.

    Así que cogí mi ticket y me fui a la maquina. Pague tres euros y me fui a mi casa. Prefiero pagar tres euros y llegar a casa una hora antes que hacer una hora de cola y ahorrarme tres euros…

    # Alexliam 7 de November de 2007 a las 13:56

  8. Un amigo me contó que en León (creo que era en León, pero puede que fuera Burgos), el autobús era gratis, así que los abuelos se dedicaban a dar paseos por la ciudad, tardes enteras metidos en el bus porque era gratis.

    Llegó un día en el que empezaron a cobrar (algo completamente simbólico), y nunca más se volvió a ver un abuelete por ahí.

    Otro amigo estuvo un año repartiendo roscón en una de esas fiestas que hacen, cocinando roscones (o longanizas, o lo que toque) gigantes y luego repartiendo, y me contó que pasó auténtico miedo con algunas abuelas ansiosas. No se les puede dejar solos…

    # Mr Heston 7 de November de 2007 a las 18:01

  9. En algo hay que entretener a la tercera edad en invierno. Ademas sus pensiones no dan para pagar museos, ni ganas que tienen de pagarlos.

    # Oki 7 de November de 2007 a las 19:24

  10. Muy bueno lo de los viejitos en el autobús ;-)

    Otra cosa cutre es cuando vas a una feria tipo SIMO o de cualquier otra gilipollez y ves a la peña que sale llena de bolsas de contenido absurdo que acabarán en la basura simplemente porque era gratis.

    # shevek 7 de November de 2007 a las 20:55

  11. Bueno, y si ya han pagao algo, vease bufette libre la cosa se despendola.

    He visto a gente comer hasta vomitar.

    # Alexliam 7 de November de 2007 a las 20:56

  12. ¡¿Gratis?! ¡Y yo aquíu leyendo esto!

    # ElGekoNegro 8 de November de 2007 a las 09:59